Cómo disfrutar un SUV... y no morir en el intento

Durante la semana, con el SUV a la oficina. ¿Y durante el 'finde'?, Pues sí, tu SUV también puede ir al campo, como imaginabas cuando buscabas buenas excusas antes de decidirte por él. Y verás que consigue sortear más obstáculos de los que pensabas: un SUV es más que dar imagen en el "súper".
-
Cómo disfrutar un SUV... y no morir en el intento
Cómo disfrutar un SUV... y no morir en el intento

¿Qué has hecho este fin de semana? Nadie te va a creer cuando enseñes las fotos de dónde habéis llegado con vuestro SUV y por dónde habéis tenido que pasar para conseguirlo. Y menos cuando vean que tu coche luce inmaculado, que para eso te pasaste la última hora de luz del domingo quitando los restos de polvo y barro bien ganados.  


Ni siquiera necesitas en la mayoría de los casos neumáticos de campo –son muy aconsejables, eso sí, por tracción y por evitar pinchazos- para "estar ahí perdidos" en medio de una pista por el campo. Lo hemos comprobado este mismo fin de semana en el EcoDesafíoCuenca 4x4, una aventura-gymkana para ir hasta con niños, que recorría pistas no asfaltadas de la serranía de Cuenca. (Nota: no arriesgábamos nada con unos organizadores como Lucas Cruz -ganador de un Dakar con Carlos Sainz- y el siempre-joven Nacho Salvador (director de la revista Autoverde 4x4), experto en aventuras por Marruecos como "El desierto de los niños".

Rodeado de 4x4 de verdad, preparados para bajar a África, listos para transitar por cualquier vía por difícil que sea, vadear ríos y superar roquedales, nuestro pequeño Nissan Qashqai parecía absolutamente fuera de juego. Afortunadamente, esta es una competición para ir con la familia, como habíamos preguntado hasta la saciedad para confirmar. Tiene tracción total, imprescindible "si llueve y con el barro se ponen las cosas difíciles", nos advirtieron los organizadores.

 

Hemos ido a esta prueba contraviniendo todo lo que dice el márketing de Nissan, que insiste desde el lanzamiento de este modelo que el Qashqai es un coche para asfalto, puro coche de asfalto. Hemos ido con él porque, por lo bajito, nos habían dicho los ingenieros que lo desarrollaron que "con las mismas ruedas que un Nissan XTrail -el todo terreno pequeño de Nissan- con un Qashqai llegas donde llegue un XTrail".

Yes, we can

Damos fe: hay cerca de las ciudades -en este caso Cuenca- caminos relativamente asequibles a cualquier conductor de SUV y paisajes preciosos lejos del típico merendero abarrotado. La organización contaba con el beneplácito y permisos incluso del ayuntamiento de Cuenca (en la parada de mitad de jornada nos recibió el Alcalde), algo a tener en cuenta porque circular por el campo en muchas zonas puede encuadrarse en el delito ecológico si no se cuenta con los preceptivos permisos. Infórmate antes de salir o busca pruebas o encuentros organizados por clubs (no muy abundantes, hasta donde sé).

Sí. Como decían los organizadores del evento, el EcoDesafíoCuenca era apto para todos los públicos. Aunque alguna familia que nunca había visto esto de trepar por caminos de piedras no se llegaba a creer lo que veía, la realidad es que realmente hay muchas rutas visitables y dignas de ser visitada entre naturaleza y campos de labor.

Para los 4x4 "rudos y preparados" esto fue un paseo; con nuestro SUV ciudadano teníamos un cuidado exquisito para no dañar nuestros neumáticos de asfalto y que salieran sanos y salvos de algunos pedregales. De todos modos, como la prueba tenía una velocidad máxima de 30 km/h, poco importaba que las zonas más intrincadas tuviéramos que subirlas y bajarlas en primera. Y tampoco era cuestión de arañarlo al pasar entre las ramas.

 

Consejos para empezar

Como si intentáramos cruzar un río a pie, se trata a menudo de ir pisando piedras que sobresalen -salvo que estén sueltas- en lugar de esquivarlas: seguro que sabes que lo más delicado del neumáticos es el flanco, que es seguida lo pellizcas y... se acabó. Y pisas la piedra porque no puedes arriesgar a pasar por encima de la piedra y tocar con el motor, que es aún más delicado.

 

No te metas en complicaciones porque sí. Los expertos primero miran, se bajan del coche si hace falta ante un paso difícil, y luego lo pasan despacito. Siempre que puedas encuentra la parte del camino o la rodada fácil, en que no haya ni que tocar las piedras. Ojo, que todo esto tiene su técnica, y mucha. Así que, si te gusta, cada vez querrás llegar más lejos, lo mejor será asistir a alguno de los muchos cursos de conducción 4x4 que existen. Se llaman de 4x4, pero con un SUV, aún agradecerás más tener en tu mano esos trucos que te enseñarán.


Intenta no ir solo

Tampoco con un solo coche.  No conviene circular demasiado juntos, para no molestar a otros posibles usuarios del campo ... y para no molestaros, porque el de atrás irá ciego. Los organizadores de la prueba nos recomendaron encarecidamente separarnos un minuto. No hace falta tanto, pero este EcoDesafío era un gymkama y no había que dar pistas a los competidores. El fin de esta aventura no era solo conducir con habilidad y ver paisajes, había una divertida "caza fotográfica", otra etapa de orientación con rumbos de brújula y había premio a quienes consumieran menos, por lo que rodar despacio en las zonas fáciles también tenía su recompensa.

  

Claves del triunfo (el lunes al volver al trabajo)

  • Hazte "amiguete" del hombre del lavado. En el túnel no te dejarán meter el SUV hecho una croqueta de barro. Y donde las lanzas de agua con moneda... depende. Por debajo hay un separador de lodos y no sabes la de kilos de barro que puede cargar un coche.
  • Siempre serás mejor recibido si además de ir limpiando el coche, haces lo propio con la lanza, arrastrando el barro a la rejilla.
  • No te olvides limpiar bien las llantas... por dentro. Un pegote de barro adherido en el interior ¡y ríete de haber arrancado los plomos de equilibrado! Puede vibrar tanto en carretera que creerás que has roto algo.
  • Las trepidación de los recorridos no se tradujeron en ruidos y crujidos no se sintieron durante el viaje de vuelta por autopista. Pero a la mañana siguiente, en la ciudad... había algún crujido en la puerta. Lo confieso, todas las gomas han quedado sin limpiar llenas de polvo. Me dijeron una vez ingenieros de Ford, que poniendo silicona en las gomas de las puertas es como hacían desaparecer ese mismo crujido que hacía mi coche.
  • Y por supuesto, has hecho tu excursión en un evento organizado, no quites la pegatina para que te pregunten "dónde has estado" y puedas enseñar todas esas fotos de las hazañas de tu "utilitario".
Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...