Seis consejos para que no te multen estas Navidades

Desgraciadamente es más que habitual que, en estas fechas tan señaladas, entrañables y familiares, venga una multa de tráfico a echar por tierra tu espíritu navideño. Y es que la DGT, sin dejarse influir por esa ola de fraternidad que le invade a todo el mundo cuando se empiezan a encender las luces de Navidad, aprovecha estos días para hacer su agosto.
Carlos Cuesta. -
Seis consejos para que no te multen estas Navidades
Seis consejos para que no te multen estas Navidades

Si te ha tocado la lotería, ¡enhorabuena! No tienes ni que seguir leyendo. Si te llega una multa de tráfico, la pagarás sin darle más importancia y aquí paz y después gloria, y seguirás celebrando tu golpe de suerte. Pero si formas parte de esa mayoría para la que lo importante es la salud, no te dejes engañar por el anuncio: lo más seguro es que no te esté esperando un sobre con un décimo premiado en el bar de tu calle, pero sí otro con el logo de la DGT en tu buzón, notificándote alguna sanción.

A lo largo de las Navidades, los desplazamientos en carretera aumentan considerablemente, tanto los de corta como los de larga distancia. De ahí que, entre el 22 de diciembre y el 6 de enero, la DGT ponga en marcha su ya tradicional campaña de Navidad, en la que su recaudación aumenta considerablemente. Te damos una serie de consejos para que estas fiestas no se vean empañadas por una multa de tráfico:

1.-Las Navidades son fechas de comidas y cenas de empresa, con amigos, en familia… y los casos de gente que coge el coche con ‘una copilla de más’ aumentan considerablemente. Por ello, se montan numerosos controles de alcoholemia. Hay que recordar que la Ley es muy severa con el alcohol al volante, y contempla incluso penas de cárcel. La fórmula es de sobra conocida: ‘si bebes, no conduzcas’.

2.- En Navidad hay muchos más desplazamientos que normalmente, y en muchos de ellos se cometen infracciones del límite de velocidad que no escapan a los numerosos radares que inundan nuestras carreteras. Recuerda que llegar tarde es mejor que no llegar, y salir un poco antes para ir sin prisas te ayudará a resistir la tentación de pisar el acelerador más de la cuenta.

3.- Tienes que ir a hacer compras. El centro de tu ciudad está abarrotado y no hay manera de encontrar aparcamiento. Decides dejar tu coche en doble fila, o sobre un paso de peatones, o en mitad de un carril bus. ‘Total, no van a ser ni cinco minutos y la tienda está justo en frente’, te dices. Pero al final te alargas más de lo esperado, y cuando sales de la tienda el señor agente ya ha dejado un papel decorando tu parabrisas. ¿Cómo evitarlo? Como en el caso anterior, saliendo de casa un poco antes. Irás sin prisas y te podrás permitir dedicar unos minutos a encontrar un aparcamiento libre. Incluso deberías plantearte la opción de acudir a un párking público; por muy caro que sea, siempre será más barato que una multa. Abstente especialmente de dejar el coche ‘tirado’ en mitad de un carril bus, porque te puede costar 200 euros. No dejes tampoco de pagar el ticket de la ORA, por corto que sea el tiempo que va a pasar estacionado. Si eres reacio a hacerlo, puedes utilizar una aplicación móvil, puede que de esta forma te dé menos pereza.

Publicidad

4.- Conducir con prisas también provoca en algunos casos que nos rebelemos contra la autoridad de los semáforos cuando están en rojo, especialmente cuando acaban de cambiar. La broma nos puede costar 200 euros y cuatro puntos del carné; esto, añadido al incremento de agentes municipales en las calles durante estos días, nos hará pensárnoslo dos veces a la hora de saltarnos un semáforo.

5.- Una de las cinco sanciones más frecuentes en la actualidad es la derivada de hablar por el móvil mientras se conduce: 200 euros y tres puntos. Recuerda que en plena campaña de Navidad de la DGT corres mucho más riesgo de ser visto por un agente. Además, te estás poniendo en peligro a ti y a los demás conductores.

6.- En Navidad siempre crece el número de víctimas por atropello. En las calles hay más peatones de lo normal que van distraídos con sus compras, las luces, el móvil, etc. Por eso, en zonas de compras y muy concurridas hay que extremar la precaución, ir más despacio y respetar, más aún si cabe, los semáforos y pasos de cebra.

Publicidad
Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...