Pasos a seguir para sacar brillo a la pintura de tu coche

Un buen lavado no es suficiente para que tu coche luzca ese aspecto de cuando era nuevo. Por ello, te ofrecemos unos trucos para devolverle el brillo perdido.
Miriam Montero.

Twitter: @autopista_es -

Pasos a seguir para sacar brillo a la pintura de tu coche
Pasos a seguir para sacar brillo a la pintura de tu coche

Aunque en la actualidad las pinturas son mucho más resistentes que hace unos años, con el paso del tiempo se deterioran. Agentes externos como el frío, el sol, la lluvia o los excrementos, van comiendo poco a poco el brillo de los coches, desluciendo su aspecto. Nuestro objetivo, en este artículo, es prevenir el envejecimiento externo prematuro con estos pequeños trucos que podrás realizar en el garaje de tu casa. Porque un buen lavado no es suficiente.

La clave para sacar brillo al coche está en el pulido

Si quieres conseguir devolverle el lustro perdido a la pintura de tu coche, eliminando eses arañazos superficiales y sacando el mejor brillo, debes someter a la carrocería a un proceso de pulido. Está claro que si encomiendas esta tarea a un profesional, que dispone de máquinas especiales, conseguirás mejores resultados. Pero si quieres ahorrarte unos eurillos y hacerlo desde casa un secreto: en la elección del ‘polish’ o pulimento está la clave del éxito. Este es un compuesto más o menos cremoso que contiene microabrasivos encargados de eliminar las imperfecciones o microarañazos de la pintura de forma homogénea y de devolverle ese aspecto sano a la pintura. Un buen producto en combinación con una buena técnica repercutirá en un trabajo bien hecho.

El ‘polish’ ha de ser un líquido cremoso, nunca una masa espesa ya que, en este caso, suele ser difícil de retirar por lo que puede crear el efecto contrario, volviendo la pintura más opaca. Una vez elegido el producto adecuado, la dificultad de pulir radica en la cantidad de veces que debes aplicar el producto. El truco está en ir observando el estado de la pintura según se va administrando el producto. Los remolinos o imperfecciones de forma circular que se van generando han de ir desapareciendo.

Esta tarea de pulimentar puede ser repetida hasta que sea necesario, como decían en aquella película ochentera, ‘Karate Kid’, ‘dar cera, pulir cera’ y así hasta conseguir ese brillo de coche nuevo. Pero has de tener en cuenta que el barniz de la pintura no es interminable.   

Pasos para dejar tu coche brillante

Con estos trucos conseguirás que tu coche brille con un aspecto impecable. Toma nota de cómo debes pulimentar tu coche. 

1. Limpia la superficie a pulir: pasa un paño limpio por la carrocería. Puedes emplear un producto de limpieza rápida.

2. Utiliza un producto adecuado: después de evaluar el estado de la pintura, has de aplicar el pulimento o ‘polish’ con una esponja. Coloca el producto en un lado de la misma.

3. Extiende el ‘polish’: el producto ha de aplicarse en movimientos longitudinales. Comienza por hacer poca presión y ves aumentándola a medida que se vaya extendiendo.

4. Elimina los restos: con un paño de microfibras, limpia los restos del pulimento que hayan podido quedar. Esta tarea has de hacerla con mucho cuidado.

5. Tratamiento final: después de administrar un pulimento abrasivo, utiliza uno más fino para el tratamiento final. Puedes aprovechar la misma esponja, por el lado opuesto.

6. Vuelta a pulir: realiza la misma operación tantas veces como sea necesario. Recuerda: haz movimientos longitudinales y sin presión, y retira los restos con un paño de microfibras.  

Si optas por un profesional, la aplicación va a ser realizada con una máquina de pulir. Esta deja la pintura más brillante ya que ejerce la presión justa y realiza una aplicación más correcta, sin contar con que el trabajo lleva menos tiempo.

¿Por cuánto te sale dar brillo a la pintura de tu coche?

Según el estado de la pintura de tu coche puedes utilizar tres tipos de ‘polish’ diferentes: para una pintura muy deteriorada; para una pintura menos deteriorada y para el acabado final. Para extenderlo necesitas de un aplicador u esponja de doble cara y un paño de microfibras para limpiar los restos de producto.

Los precios del pulimento, en todas sus versiones, rondan los 20 euros. El aplicador de doble cara está en unos 6 euros, el paño 4 euros y el producto de limpieza rápida lo encuentras por unos 17 euros. Puedes comprar incluso una pulidora no profesionales por unos 20 euros que te facilitará la tarea. En total te costará 47 euros abrillantar tu coche (con pulido a mano), frente a los 100 euros que suele costar a nivel profesional recuperar el brillo del coche y eliminar los arañazos superficiales y marcas de mosquitos. Pero si la pintura de tu coche se conserva bastante bien y solo quieres dar un repaso para sacarla el máximo brillo, por unos 40 euros puedes encontrar este servicio, menos de lo que te costaría si lo haces por tu cuenta.

También te puede interesar

20 trucos caseros y baratos para limpiar el coche por dentro y por fuera

Trucos para quitar los insectos del parabrisas del coche

Cómo limpiar la tapicería de tu coche: trucos caseros

Te recomendamos

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El nuevo MINI Countryman PHEV (híbrido enchufable) es un MINI en estado puro, un coch...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Cero emisiones y cero restricciones, así es el nuevo MINI Coutryman Híbrido Enchufabl...

El nuevo Mitsubishi Outlander PHEV es uno de los SUV más polivalentes del mercado: en...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...