Radares de Tramo: aclara tus dudas

Aunque llevan en pruebas desde diciembre, los radares de tramo de la DGT empiezan a multar este 1 de febrero. ¿Tienes claro cómo funcionan y cuáles son sus multas? En Autopista.es te aclaramos las dudas.
-
Radares de Tramo: aclara tus dudas
Radares de Tramo: aclara tus dudas

En pocos días los dos primeros radares de tramo de la DGT, ubicados en el túnel de Guadarrama, en Madrid, en la AP-6 y en el de Torrox, en Málaga en la AP-7, comenzarán a imponer multas a los conductores que excedan la velocidad permitida en el mismo. De momento sólo son dos, -que se unen al del túnel de Viella en Lérida que tiene Transit de Cataluña- pero la DGT amenaza con sembrar los túneles de radares de este tipo.

- Una señal clásica de radar, en blanco sobre fondo azul, viene acompañada de la leyenda “control de velocidad en tramo” nos pone en alerta que nos vamos acercando a un radar de este tipo.
- La entrada. Una cámara de visión artificial infrarroja sobre cada carril capta el momento en el que pasamos por debajo del pórtico donde están ubicadas, realizando una grabación en la que queda constancia del día, la hora, el minuto y el segundo por el que hemos pasado por ahí. La distancia a la que se realiza esta lectura es de entre 12 a 27 metros y la calidad de la fotografía de hasta 1280 x 1024 píxeles.
- La salida. A la salida del tramo, en la boca de salida del túnel, se ubican nuevas cámaras de visión artificial infrarroja sobre cada carril que captan la salida del vehículo del tramo.
- El cálculo. Con los datos recogidos por las cámaras, un ordenador comprueba el tiempo que cada vehículo ha tardado en cruzar el túnel y calcula su velocidad media. Si ésta es superior a la permitida, las fotografías del vehículo infractor se remiten por fibra óptica al Centro de Denuncias Automatizadas de León, en donde se tramita el expediente correspondiente, cuya primera notificación se remite al titular del vehículo para que identifique al infractor. 

El radar realiza una media de la velocidad a lo largo de todo el tramo. Si cometemos un exceso durante parte del mismo y luego circulamos por debajo en el restante y compensamos no seremos multados. Por ejemplo, el túnel de Guadarrama que tiene una longitud de 3.323 metros, a una velocidad limitada de 100 km/h debemos hacerlo como muy rápido en 2 minutos y 5 segundos. Por debajo de ese tiempo, seremos multados.

Es también infracción, en este caso leve, circular por debajo del 50 por ciento de la velocidad establecida. Es decir por debajo de 50 nos podrán multar. Como curiosidad comentar que si los sensores ubicados en la calzada del túnel detectan que hay vehículos que circulan a una velocidad inferior a la permitida, una señal luminosa y acústica avisa al centro de control del propio túnel.

En este tipo de radares todos los sensores están interconectados, de forma que no sirve cambiarse de carril para evitar que midan nuestra velocidad. Por otro lado, al realizar las cámaras la lectura de la matrícula por infrarrojos, por la noche o en circunstancias de baja luminosidad también funcionará el sistema. Además con este sistema no es necesario el flash.

Los radares de tramo –mal llamados así porque no son exactamente radares ya que la velocidad media no es medida por un radar sino que el sistema halla la media entre dos imágenes-, han tardado más que el resto en ser homologados por la complejidad de su funcionamiento. El problema reside en el software específico que incorpora, que asegura, entre otras cosas, la sincronización de los relojes, clave para poder establecer la velocidad media. Los relojes se sincronizan cada segundo mediante satélite GPS.

Otro aspecto que lleva cierta complicación es realizar la lectura de la matrícula a altas velocidades, no es lo mismo hacerlo en parado a la entrada de un parking o en un semáforo como el llamado “foto rojo”, circulando a una velocidad relativamente baja, sistemas que también incorporan la lectura por infrarrojos. 

La DGT dispone de dos: En el túnel II de Guadarrama en la AP-6 (pk 53,500) sentido La Coruña, en las bocas de entrada y salida del túnel. Un total de 3,5 kilómetros con una velocidad limitada a 100 km/hEn el túnel de Torrox, en Málaga, en la Autopista del Mediterráneo, AP-7, en el pk 287,750 boca de entrada en el túnel y salida en Pk. 288,750 sentido Barcelona. El tramo controlado es de 1 kilómetro y la velocidad está limitad a 100 km/h.

Transit de Cataluña dispone de uno en el túnel de Viella, en Lérida. En todo caso, la DGT tiene desde hace tiempo instalados en 2 vías tramos a modo de pruebas de radares de este tipo, en la A-1 a la altura de El Molar sentido Madrid y en la A-3 en las proximidades de la capital. No están homologados y no multan. 

Sí. Según Federico Fernandez, subdirector general de Tráfico para el próximo año, la DGT tiene previsto instalar 4 más, si bien no ha precisado dónde, si sabemos que en la propia AP-6 se instalará otro en Barrios en León. Para instalar un radar de tramo, el túnel debe tener una longitud de al menos un kilómetro. En el caso de los túneles más cortos se seguirán instalando los radares fijos tradicionales. 

A partir de qué velocidad multan
Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...