Pasos a seguir para rellenar bien un parte amistoso de accidente

Si has sufrido un accidente con el coche, aunque sea leve, lo primero que tienes que hacer es rellenar el parte amistoso de accidentes. Te contamos cómo hacerlo y los errores que debes evitar.
Teresa de Haro
Pasos a seguir para rellenar bien un parte amistoso de accidente
Pasos a seguir para rellenar bien un parte amistoso de accidente

Acabas de sufrir un accidente con el coche y lo más probables es que con el susto en el cuerpo y los nervios no sepas muy bien cómo actuar. Que no cunda el pánico. Lo primero y más importante es estacionar los vehículos, siempre que se pueda, en un lugar seguro, señalizar debidamente el lugar del accidente con los correspondientes triángulos y colocarse los chalecos reflectantes. Si alguno de los implicados en el accidente sufre algún tipo de lesión, hay que llamar inmediatamente al teléfono de emergencias 112. Si no es el caso, y aunque se trate de un golpe leve de chapa, procederemos a rellenar el parte amistoso de accidentes, lo que nos permitirá agilizar la tramitación o gestión del accidente.

Es muy importante que este documento esté bien cumplimentado para que la reclamación de los daños, tanto personales como materiales, sea más sencilla y llegue a buen puerto. Este parte será el que utilicen las aseguradoras para repartir responsabilidades, de ahí la importancia de rellenarlo correctamente. Recuerda, además, que dispones de un plazo de siete días para enviarlo a tu compañía de seguros. Estos son los pasos que debes seguir.

  1. Rellenar el documento en letra mayúscula para que se entienda bien.

  2. Especificar claramente la fecha, hora y lugar del accidente.

  3. Señalar la casilla de víctimas (incluso leves) ante cualquier molestia que tengamos, por pequeña que nos pueda parecer.

  4. Daños materiales en vehículos, distintos de A y B: rellenar si hay un tercero implicado o anotar los objetos que se hayan dañado en el accidente (gafas, móviles, o cualquier elemento que portábamos en el momento del siniestro y que se haya dañado).

  5. Testigos: si contamos con ellos, hacerlos constar con todos sus datos para que en caso de que haya dudas con la culpabilidad, podamos utilizarlos para defender nuestra versión del accidente.

  6. Vehículos A y B: el A eres tú y el B el contrario. En ambos casos debe hacerse constar todos los datos posibles, pero imprescindible la matrícula, el modelo y color del coche, la compañía de seguros y el número de póliza. Si hay un tercer vehículo implicado, se anotarán sus datos en el reverso del parte.

  7. Circunstancias del accidente. Pueden rellenarse una o varias casillas, deben rellenarse las que más se ajusten al tipo de accidente sufrido, y si ninguna es la adecuada, especificar las circunstancias del accidente en el apartado “observaciones”. Es muy importante que al final indiquemos el número total de casillas que hemos marcado.

  1. Figuras de los vehículos: indicar en que parte del vehículo se localizan los daños materiales, tanto los nuestros como los del contrario, y si es necesario especificar más, anotarlo en el apartado de “observaciones”.

  2. Croquis del accidente: no hace falta que sea muy detallado, pero sí que recoja de manera clara y concisa las calles, direcciones, o existencia de una señal de stop o de ceda el paso, o cualquier circunstancia o detalle que sea importante resaltar. Es preferible que uno mismo sea quien lo haga y no dejarlo en manos del contrario, que puede hacerlo de manera que luego nos perjudique. Si es posible y es seguro, saca fotos del lugar, posición de los coches y daños.

  3. Firmar el parte: es fundamental que el parte amistoso lo firmen ambos conductores. Comprueba que los datos son correctos. Si no estás conforme, no firmes, porque una vez que lo hagas estás aceptando lo que consta en el mismo. Si el contrario se niega a firmar, llama a la Policía de inmediato.

Los errores más habituales a evitar

  • Dejar casillas o espacios sin rellenar.

  • Permitir al conductor contrario rellenarlo sin supervisarlo nosotros.

  • Firmar el parte amistoso sin estar conformes con lo que se ha hecho constar en el mismo.

  • Rellenar el parte con letra poco clara o ambigüedades que puedan dar lugar a que nos discutan la culpa.

  • No indicar, en caso de sentirnos indispuestos o con cualquier dolor, aunque sea mínimo, la casilla correspondiente a “víctimas incluso leves”, que puede provocar que la aseguradora contraria nos niegue la existencia de lesiones derivadas del accidente.

  • Indicar que no hay daños materiales cuando estos son escasos, lo que puede provocar que nos nieguen el nexo causal y las lesiones en caso de haberlas tenido. No podemos olvidar que normalmente los dolores aparecen en el plazo de las 72 horas posteriores al accidente, por lo que cualquier molestia, por mínima que sea, que tengamos recién accidentados, debemos hacerla constar en su casilla.
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

Es aconsejable ponerse siempre en manos de abogados expertos en caso de sufrir un accidente de tráfico con lesiones para obtener la indemnización que realmente nos corresponde. Todos los detalles a continuación.

Te recomendamos

Universitaria, soltero, familias, viajeros, ejecutiva… Sea cual sea tu perfil de vida...

Con las últimas novedades en su gama, el Ford EcoSport se muestra como una de las opc...

La tecnología de vanguardia y el toque magistral de los expertos “takumi” dan como re...

Tres personas y un destino: el mar. ¿Cuál es el medio más barato de viajar? Nos ponem...

El Lexus ES 300h llegó a Europa con ganas de triunfar. La nueva berlina híbrida de la...

Seat pone en marcha, a través de XMOBA, un elevado número de iniciativas adelantándos...