Publicidad

Diez consejos para vender bien tu coche usado

Si estás planteándote vender tu coche, estate atento a los siguientes consejos. Estudiar los precios del mercado, cuidar al más mínimo detalle las fotos publicadas de tu vehículo, tenerlo al día en el mantenimiento y en las revisiones... son sólo algunas de las posibles claves que te pueden ayudar a venderlo al mejor precio.
-
Diez consejos para vender bien tu coche usado
Diez consejos para vender bien tu coche usado

Hojea los anuncios tanto de vendedores particulares como de vendedores profesionales para tomar la temperatura del mercado (para saber cuáles son los precios que se están ofertando según el modelo, la marca, los años de antigüedad y el número de kilómetros). Tampoco estaría mal visitar uno o más concesionarios para saber las tarifas reales que están manejando los profesionales del sector. De esta forma, podremos decidirnos por el precio que más se ajusta a la realidad.

Si el precio final de nuestro coche es inferior a 4.000 euros, decantémonos por soportes de publicidad gratuitos, tanto en su variante impresa como en la versión digital o de Internet. Sin embargo, si la tarifa supera esa especie de barrera psicológica de los 4.000 euros, elijamos entonces periódicos, revistas y medios digitales de pago. Con esta elección, estaremos dando una especie de status a nuestro vehículo.

En el anuncio que publiquemos, tanto si hemos elegido un soporte impreso como si hemos elegido una página de Internet -o ambos-, no deberemos escatimar en publicar fotos de nuestro vehículo. Recurriendo al dicho popular 'más vale una imagen que mil palabras', usaremos esas imágenes como un motivo más para convencer a las personas interesadas en comprar nuestro coche. Con su publicación, reproducimos realmente cómo es el vehículo, tanto en su diseño exterior general como en detalles más específicos (volante, vista del salpicadero, asientos, motor, etc.). La ventaja de publicar nuestros anuncios en Internet es que el posible comprador podrá aumentar de tamaño la imagen seleccionada, además de poder guardar en su archivo personal todas las fotos que desee.

Otro de los aspectos que tiene en cuenta todo comprador es que el vehículo que le interesa tenga al día tanto las revisiones de mantenimiento como la inspección técnica oficial -la popular ITV-. Si la inspección técnica está próxima a pasarse, es conveniente que el vendedor la pase previamente, algo que agradecerá de forma positiva el futuro comprador.

Intenta siempre estar accesible, es decir, con el móvil encendido en todo momento. Si un posible comprador llama a un número de móvil varias veces y nadie le contesta o le devuelve la llamada, dejará de mostrar interés y se decidirá por otro vehículo de similares características y precio. En el caso de que el comprador concierte una cita, muéstrate lo más flexible posible. Si no puedes acudir a este encuentro, no envíes a una persona intermediaria (amigo, hermano, otro familiar, etc.), porque el posible comprador verá en esto un acto negativo y sospechoso. Lo mejor es intentar posponer la cita para poder acudir personalmente. Una vez en el primer encuentro, mostrarse lo más flexible posible, con capacidad de negociación y respuesta.

Intente mantener lo más limpio posible su vehículo en todo momento. No vale sólo limpiarlo para que luzca bien en las fotos; conviene hacer limpiezas continuas para poder enseñar su coche al posible comprador en cualquier momento. Si el vehículo tiene pequeños arañazos, invierta en productos que los reparan (no son muy caros y, además, suelen actuar rápidamente).

Si tu coche cuenta con una serie de extras interesantes en el equipamiento -navegador, radio CD compatible con MP3, equipo de sonido, llantas de aleación, controles de tracción y estabilidad, climatizador automático, etc.-, resáltalo de forma especial en el anuncio que has publicado. Si recibes varias llamadas telefónicas interesándote por tu vehículo, en la conversación telefónica resalta también todo los elementos interesantes del equipamiento.

La verdad en todo momento. Evite medias verdades y sea claro y conciso en sus respuestas. Ofrezca un listado detallado con tickets y facturas de posibles reparaciones del vehículo. Asimismo, muestre el libro de mantenimiento con todas las revisiones mecánicas al día.

Con todos los argumentos anteriores, muéstrate como un gran defensor de tu coche. Insiste al posible comprador en el buen estado del vehículo, dándole todas las garantías para su correcto uso y disfrute.

Es cierto que muchos de los conductores que se disponen a vender su coche usado no son vendedores profesionales. Olvida este hándicap. Sé paciente y cree en ti mismo, en todos los argumentos de compra y en las recomendaciones que te hemos dado. Ya sabes: vender tu vehículo seminuevo a un buen precio está a tu alcance.