Cómo atravesar dunas y zonas con muchas arena con tu SUV o todoterreno (vídeo)

Las dunas son un terreno peligroso si queremos superarlas, pero también da una gran satisfacción hacerlo a los amantes de los SUV y todoterrenos. Te contamos cómo hacerlo.
Cómo atravesar dunas y zonas con muchas arena con tu SUV o todoterreno (vídeo)
Cómo atravesar dunas y zonas con muchas arena con tu SUV o todoterreno

Quien alguna vez ha hecho una ruta todoterreno seguro que ha soñado con superar alguna duna. Es cierto que es un terreno complicado y que recomendamos tener un poco de práctica y haber realizado salidas con anterioridad para ahorrarnos algún susto.

Pese a ello, si crees que estás preparado, te dejamos unos consejos para superar este obstáculo. En el vídeo superior puedes verlo todo en una demostración de Seat con su Tarraco.

Antes de iniciar la marcha

Hay quien dice que “la paciencia es la madre de la ciencia” y en este caso la afirmación es totalmente correcta. Pisar el pedal del gas y enfilar la subida sin preparar la duna con antelación puede provocarnos un buen susto.

Antes de nada, reduce la presión de los neumáticos alrededor de 1,5 bares. Esto conseguirá aumentar la superficie de neumático sobre el suelo y, al tiempo, mejorar la tracción sobre la tierra. Es el mismo sistema que utilizan los coches del Dakar más avanzados, cuyos copilotos pueden reducir o aumentar la presión de los neumáticos desde la propia cabina. Nosotros tendremos que conformarnos con una herramienta externa.

A continuación, desactiva el control electrónico de estabilidad (ESC o ESP). Con ello evitaremos que el coche piense que estamos patinando y, por tanto, sufriendo una situación de riesgo, por lo que bloquearía las ruedas. En este caso lo que nos interesa es que el coche busque tracción de forma continua.

¡A por la duna!

Una vez que hemos tomado las precauciones oportunas antes de iniciar la marcha, nos disponemos a salvar el obstáculo.

En primer lugar, debemos enfrentarnos a la duna en diagonal y acelerando de manera continua. Aunque el coche se revolucione y vaya muy alto de vueltas, olvídate de meter marchas largas, sólo utiliza la primera y la segunda ya que con ellas serán con las que tengamos mayor potencia a golpe de gas, imprescindible en terrenos inestables.

Mantén la velocidad constante, entre 20 y 30 km/h, y no hagas maniobras bruscas, ya que si así lo hacemos arrastraremos más tierra con las ruedas y, de esta manera, nos crearemos nosotros mismos un obstáculo mayor.

Del mismo modo que no interesa bajar la velocidad ni la potencia metiendo una marcha más larga, tampoco pises el freno. Si lo hacemos corremos el riesgo de quedarnos encallados, por lo que debemos evitarlo hasta que superemos la cresta de la duna. Sólo en ese momento podemos hacerlo, pero nunca bruscamente (nos quedaremos atrapados) y lo mejor es que aprovechemos la inercia para tomar la siguiente duna.

Por último, no olvides que, si no tienes vas a superar una nueva duna y tu intención es circular por una pista de tierra, deberás volver a inflar los neumáticos hasta la presión adecuada y, así, aumentar tu seguridad y limitar el riesgo de sufrir un pinchazo.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...