10 consejos para combatir la fatiga al volante

El cansancio es como la sed, aparece cuando tu cuerpo ha sobrepasado la barrera natural. Solventarlo es sencillo: basta con detener el vehículo, descansar un rato y, de paso, beber para combatir la deshidratación. Éste y otros consejos si sigues leyendo.
Sonia Recio.

Twitter: @autopista_es -

10 consejos para combatir la fatiga al volante
10 consejos para combatir la fatiga al volante

1. Mejor cuanto más cómodo

Viaja en las horas en las que estés más relajado para no acusar la fatiga demasiado pronto. Si estás muy cansado, evita la noche, los momentos con más calor y la sobremesa: lo mejor es madrugar.

2. Con niños

Los más pequeños suelen aburrirse en el coche muy pronto, así que aprovecha sus rutinas de sueño para realizar el viaje; así se les hará más corto el trayecto y podrás conducir más relajado.

3. Monotonía, calor y oscuridad

Son las tres causas del descenso de atención y del aumento de somnolencia durante la  conducción. Los ruidos de fondo monótonos y permanentes durante el recorrido, las altas temperaturas y una baja intensidad de luz, favorecen la relajación y el adormilamiento.

4. Atascos y retenciones

Además de estresar y alterar la atención, fatigan enormemente al conductor al producir un entumecimiento muscular que disminuye la reactividad. Por si fuera poco, la agresividad se dispara al estar en un espacio cerrado inmóvil tanto tiempo.

5. Atento a los síntomas

Párpados pesados, picores en los ojos, necesidad de parpadear con más frecuencia, bostezos continuos, necesidad de cambiar de posición, calambres y dolor de cuello y de espalda son signos de fatiga que un conductor no debe subestimar. Debes parar, aunque la llegada al destino sea inminente y creas que no merece la pena perder ni un solo minuto.

6. Evita los calentones

La temperatura en el interior del vehículo es muy importante para evitar la somnolencia. Lo ideal es que sea de unos 23 grados. Además, para estar más despejado, mantén las boquillas de aireación orientadas hacia la cara para que el aire fresco te despeje.

7. Para, ¡aunque no estés cansado!

Es fundamental parar cada dos horas de conducción durante 15 o 20 minutos, estés o no cansado. No intentes luchar contra la fatiga, es una batalla perdida: nada mejor que una pequeña siesta que no sobrepase los 30 minutos para reponer fuerzas, despejarse y volver a la carretera.

8. Cuidadín en las áreas de servicio

Extrema la precaución en las paradas que hagas en  las áreas de servicio y descanso: piensa que estás en una zona donde puedes encontrarte coches acelerando o frenando a velocidades peligrosas. Aparca siempre en los lugares habilitados.

9. Ommmmmmm

Aprende a relajarte es fundamental para que tu cuerpo descanse en las paradas. Una vez hayas detenido tu coche para descansar, baja y destensa los músculos.

10. Ejercicios para todo

Además de estirar el cuerpo, aprende a realizar estos tres sencillos ejercicios: levanta los dos brazos y déjalos caer, sin resistencia, espirando; masajea la nuca con tus dos manos, como si quisieras llevarlas hacia delante; y pellizca y masajea el punto de las «preocupaciones», situado entre las dos cejas. 

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...