Renault 4-L, el coche de 1964

Se fabricó desde 1961 hasta 1992. Se diseñó para competir con el Citroën 2CV. Se llegó a fabricar en Valladolid y era tan espartano en su interior que se le llegó a denominar como «una caja sobre ruedas». Triunfó a lo grande y motorizó a un buen número de personas que querían un coche fiable y robusto.
-
Renault 4-L, el coche de 1964
Renault 4-L, el coche de 1964

El Renault 4-L ha dejado de ser ya un automóvil 'de oídas', es decir un automóvil que se sabía que existía pero que muy pocos lo habían visto; ahora ya se ven algunos por las carreteras y se puede admirar en las exposiciones de venta. En su aspecto externo es una pequeña 'rubia' con 5 puertas: 4 laterales y una trasera. Las laterales posteriores dotadas de seguro de cerradura.

En las ventanillas delanteras, los cristales no son abatibles, sino de corredera en un 50 por 100. En las zonas cálidas de España agradaría mayor ventilación, pues resultaría insuficiente en los meses de verano la aireación a través de las pequeñas compuertas situadas bajo el parabrisas. Se debería estudiar la apertura total de las ventanillas del medio, que actualmente son inamovibles.

En las pruebas en carretera obtuvimos una máxima de 114,52 km/h, velocidad muy prudencial para este tipo de vehículo. El consumo de carburante resultó de 6,6 litros por 100 km. La conducción es relajada incluso para usuarios de buena estatura y recia complexión.

En la subida del Alto de los Leones, apuramos al máximo, forzando las velocidades hasta el casi agotamiento del motor, sin dejar que llegara a picar. La relación de desmultiplicación de la caja de cambios de tres velocidades podía estar, a nuestro juicio, estudiada con una segunda un poco más larga, que permitiese llevar el vehículo a un número mayor de soluciones.

El paseo por nuestro circuito de montaña por terrenos de la Casa de Campo de Madrid (en ocasiones sorteando árboles y algún que otro asombrado guarda), nos demostró que es posible rodar por pisos verdaderamente malos, incluso por terrenos arados y entre matorrales. La dirección de cremallera acciona con precisión y suavidad sin apreciarse vibración alguna.


Motor: 4 cilindros. 58 x 80 mm. Cilindrada, 845 centímetros cúbicos.
Relación de compresión: 7,75:1. Cuatro tiempos.
Potencia: 30 CV SAE a 4.250 r.p.m.
Par máximo: 6,7 kgm a 2.000 r.p.m.
Dimensiones: 3,609 x 1,485 x 1,532 m.
Tracción: Delantera.
Transmisión: Tres velocidades adelante sincronizadas.
Refrigeración: por agua.
Diámetro de giro: 9,4 metros
Velocidad máxima: 115 km/h

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...