Citroën GS, el coche de 1974

El Citroën GS es, en conjunto, el coche técnicamente más avanzado que se fabrica en España. Sus condiciones de seguridad activa y pasiva son excepcionales, lo mismo que su suspensión, que conjuga como ninguna la doble misión de darle al coche confort y estabilidad. Así lo explicábamos en la prueba a fondo de ese año.
-
Citroën GS, el coche de 1974
Citroën GS, el coche de 1974

La estabilidad del coche es excelente. Su comportamiento es prácticamente neutro a velocidad moderada, para irse volviendo progresivamente subvirador a medida que aumenta la velocidad con que se negocia la curva. Para un tracción delantera de casi 900 kg y tan cargado en el morro, la dirección es excepcionalmente suave, con retorno fácilmente controlable.

Su motor es totalmente único entro de la producción nacional, e incluso muy raro encontrarle parentescos fuera de las fronteras. Refrigerado por aire (marchamo típico de Citroën a nivel español), y con la disposición boxer (cuatro a plano, opuestos dos a dos) tan popularizado por el veterano Volkswagen. Tiene cámaras de combustión hemisféricas, con distribución por árbol de levas en culata.

Mención especial merece por lo referente a la comodidad la suspensión oleoneumática, cuya suavidad y amortiguación son realmente asombrosas. Tan sólo hay un tipo de accidente rutero que no acaba de digerirlo con igual facilidad que los baches o el pavimento ondulado: el cambio de rasante brusco, es lomo pronunciado que todavía existe en algunas carreteras y puentecillos.

Estéticamente, el GS tiene una vir¬tud indudable: no pasa inadverti¬do. A unos les gusta mucho y a otros les parece horroroso, pero de lo que no hay duda es de que tiene una personalidad totalmente definida. Por otra parte, su aerodinamismo es innegable (ahí están sus prestaciones), y alguien dijo en cierta ocasión que lo eficaz y funcional siempre tiene una belleza propia.

Ya en el habitáculo, la postura ante el volante, de discreto diámetro y agradable tacto, es muy buena. Mediante tres palancas situadas bajo el volante se controlan todos los elementos: limpia y lavaparabrisas, intermitentes, bocina y ráfagas y todas las posiciones de las luces.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...