Goggomobil, el coche de 1963

Fabricado bajo licencia alemana en nuestro país por Munguia Industrial, el Goggomobil comenzó su andadura por nuestras carreteras en el año ‘63, justo en el mismo año que echaba a rodar el Seat 600. Lástima que en aquella época en Autopista no se hicieran comparativas, ésta hubiera sido todo un éxito.
-
Goggomobil, el coche de 1963
Goggomobil, el coche de 1963

El Goggomobil T-350, objeto de nuestro estudio, es un vehículo de origen alemán y profundamente estudiado y probado en aquel país desde el año 1955. Dispone de cuatro plazas si bien las dos traseras son excesivamente reducidas. Los asientos delanteros son cómodos y regulables, pudiendo asimismo abatirse sus respaldos para convertirlos en cama (detalle de coche caro)’. Las pruebas de manejabilidad y cualidades ruteras las realizamos por la carretera que desde Madrid se dirige a San Rafael, ruta típica para efectuar este tipo de pruebas, dada su variedad de curvas y pendientes. El error del tacómetro no es muy grande, estando su lectura bastante ajustada a la realidad. El vehículo es cómodo en su conducción y muy agradable, si bien el motor resulta un poco ruidoso’.

Lo verdaderamente sorprendente de este vehículo es su poder de aceleración. Su pequeño motor puede codearse «en reprise» con vehículos de clase muy superior. Para lograr buenas «performances» con este vehículo es necesario llevarlo siempre muy alegre, forzando un poco las distintas velocidades. Las pruebas de consumo obtenidas dieron un resultado de 5,4 l/100 km’. En resumen, podemos hablar de un vehículo de gran «reprise», cómodo de conducir y de suave marcha que, a pesar de sus pequeñas dimensiones, se comporta bien en carretera, pudiendo obtenerse con él buenas medias, y en población, muy apto por su facilidad de aparcamiento, buena visibilidad y pequeño radio de giro. Los frenos son progresivos y bien equilibrados’.

Cuando el Goggomobil se lanzó en el mercado español, se encontró con dos problemas fundamentales: la aparición del Seat 600 y que el régimen de aquellos tiempos no veía con buenos ojos que se fabricara otro coche que no fuera el de Seat. Además, en poco tiempo tuvo que lidiar nada más y nada menos que con los Renault R-8, Simca 900 y el Seat 850. El Goggomobil, un coche diseñado 10 años antes y con un mercado como el alemán del Este como principal comprador, no tenía muy fácil su introducción en España. Los primeros Goggomobil costaban 52.000 pesetas, una cifra ciertamente considerable para la época (el salario mínimo estaba alrededor de 1.800 pesetas).

Factoría de Munguia
El mismo año en el que el Seat 600 comenzó a rodar por nuestras carreteras, 1957, un grupo de empresarios vascos fundaba la fábrica Munguía Industrial S.A. con sede en Bilbao y con el objetivo de fabricar en serie un coche utilitario pequeño. Contactaron con varias fábricas de coches europeos y en abril de ese año 57 se firmó un acuerdo con la empresa alemana (del Este en aquel momento) Hans Glas Gmbh para fabricar en nuestro país un coche que «hacía furor» en su tierra natal: el Goggomobil. A partir de ahí se puso en marcha la construcción de la factoría de Munguía que se inauguró a finales de 1961. Al siguiente año salieron de sus líneas de montaje nada menos que 1.100 unidades de este pequeño modelo. Ya en 1963 se fabricaron 2.100 unidades aunque la demanda superaba la fabricación, pero los problemas financieros que contaban en ese momento los concesionarios, frenaron el ritmo de fabricación. Una bajada de precio consiguió que las ventas se mantuvieran, aunque el 600 iba ganando terreno.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...