Publicidad

Volkswagen I.D: las 10 claves del coche revolucionario de Volkswagen

El Volkswagen I.D. es un coche revolucionario, según la propia firma alemana. Repasamos sus 10 claves y reflexionamos sobre el coche de la nueva era Volkswagen.
Miguel García Puente.

Twitter: @Miguelgpuente -

Volkswagen I.D: las 10 claves del coche revolucionario de Volkswagen
Volkswagen I.D: las 10 claves del coche revolucionario de Volkswagen

Volkswagen nos ha hecho el trabajo y nos ha seleccionado los diez puntos clave de su concepto eléctrico VW I.D. Nosotros te los comentamos. 

1. I.D. es el primer Volkswagen de una flota completamente nueva de vehículo altamente innovadores

Experiencia en los coches eléctricos no les falta a VW, pero parece que el conflicto con los Diesel les ha dado el empujón que faltaba. Dicen que no abandonarán la combustión, pero ya tenían otros punto de apoyo: nos contaban no hace mucho que les faltaban químicos, que estaban contratando mucho, para investigar en baterías, no porque fueran a fabricarlas, sino para entender en profundidad el precio de lo que pagaban por ellas. El proyecto eléctrico parece estar en marcha de verdad. Esta vez sí.

Nueva plataforma eléctrica VW MEB para la nueva familia de eléctricos a partir de 2020

2. I.D. es inmediatamente reconocible como un vehículo de emisiones cero gracias al ADN de un nuevo diseño para los coches eléctricos

Cuando lanzaron el VW e-Golf, les preguntamos si no hacía falta una estática más vanguardista y futurista, como la que lanzó Toyota con sus híbridos, como los propios Tesla o los coches de pila de combustible. Y no solo por fuera, sino por dentro, para que el conductor se reafirmara en su componente eléctrica. "Se planteó muy seriamente en la gerencia, pero se resolvió que después de tantas generaciones de Golf hasta llegar cerca de la perfección en ergonomía, aprovechamiento del espacio, en seguridad... cualquier cosa que hiciéramos podría ser para perder cualidades", nos contestó el máximo responsable de eléctricos. Se abre con I.D. un nuevo camino.

Un eléctrico como el VW I.D. se merece una imagen eléctrica y progresiva


3. I.D. está propulsado por un motor eléctrico con una potencia de 125 kW y una autonomía de entre 400 y 600 kilómetros con una simple recarga

Nos comentaban los anteriores responsables que, de acuerdo con los estudios de utilización, no necesariamente se intentaría aumentar la autonomía al llegar las nuevas generaciones de baterías. Que se podrían ofrecer distintos tamaños de baterías, con distintos alcances, pero que esas baterías de autonomías suficientes (de algo más de 100 km diarios), permitirían bajar rápidamente el precio del coche eléctrico. Además, salvo que se modifiquen las instalaciones de recarga, en el enchufe doméstico duplicar la capacidad de la batería significaría duplicar el tiempo para la recarga completa.


4. I.D. tiene un interior que ofrecer una experiencia espacial totalmente nueva con el "Open Space"

Una batería es enorme, pero los motores eléctricos son siempre muy compactos para la potencia que ofrecen. La electrónica cada vez es más pequeña, se calienta menos y puede encontrar ubicación más fácil. La batería bajo el piso parece la más situación lógica y sin necesidad de reservar espacio para un tubo de escape, el espacio del habitáculo se puede cambiar por completo.

Un interior Open Space acorde con la nueva oferta de espacio de la plataforma VW MEB eléctrica

5. I.D. se lanzará como un coche compacto eléctrico en 2020 en paralelo al VW Golf

Lo dicho en el punto 2. El Golf está muy bien resuelto... considerando la tracción total, el motor vertical bajo el capó y demás condicionantes del motor de combustión. El concepto espacial del I.D. no serviría para un Golf mientras el motor "convencional" no sea el motor eléctrico.

6. Como tal coche concepto, I.D. nos da un primer vistazo tangible de la conducción totalmente automatizada, un modo que será ofrecido de 2025 en adelante

La conducción autónoma va a llegar en pequeños pasos, con más y más funciones, que permitirán más libertades al conductor, aunque despreocuparse totalmente de la conducción son palabras mayores y aún requieren de ir escalando peldaño a peldaño.

Conducción totalmente automatizada 2025... incluso aparcar a distancia, mucha distancia del "conductor"


7. I.D. retrae su volante multifunción cuando está en modo totalmente automatizado ("I.D. Pilot")

No son los primeros que pasan el volante de lado a lado del salpicadero. Nissan daba literalmente la vuelta al salpicadero y presentaba una nueva "cara" -literal- en la que no había volante, sino la cara digital de un asistente electrónico. También planteaba el "video-mapping" para conseguir nuevos ambientes de interior, mediante proyección.

Volante replegable en el VW I.D. cuando se inicia la conducción automatizada 

8. I.D. puede recibir paquetes usando un nuevo sistema de entrega si el propietario no está en casa.

Audi o Volvo lo mostraron recientemente. Complicado de logística, más cómodo que tener que desplazarse a correos... quizá habrá que depurar la idea, pero si no quieres saber nada de los vecinos y no estás en todo el día en casa puede ser tu solución. Ojo a los ladrones, salvo que incorpore la visión periférica para proteger el coche, estilo BMW, Honda...

9. I.D. es el primer compacto de Volkswagen basado en el kit modular eléctrico (MEB).

Un eléctrico no se puede fabricar, concebir, ni proyectar su ciclo de renovaciones como un coche de motor convencional. Dados los requerimientos del coche eléctrico en refrigeración, en el volumen de sus principales componentes, en los costes de los subsistema (la batería es lo caro y lo que más rapidamente bajará de costes), tan distinto del coche de combustión, el concepto de hacer un coche como un "lego" requiere replantearlo por completo (). Esas piezas de "lego" ensamblables es lo que llaman MEB.

Una nueva familia de Volkswagen eléctricos a partir de 2020

10. Volkswagen se ha fijado el objetivo de vender un millón de coches eléctricos antes de 2025.

Un millón de coches era el objetivo que marcó la canciller Angela Merkel para el mercado alemán de automóviles para 2020. No tuvo en cuenta que para que el coche eléctrico despegara -y con los costes, tarde o temprano, a lomos de los consumidores- hacía falta el aplauso de ecologistas (no, porque la electricidad en Alemania viene del carbón en gran porcentaje), de las eléctricas (¿para qué poner puntos de recarga en la calle, que un 2 por ciento de los eléctricos usarán, según las estadísticas?), etc. El coche, que ya estaba, resultaba y resulta aún costoso. Con I.D. esperan bajar costes, pero 500 km de autonomía requiere una batería costosa y largos tiempos de recarga, otros puntos flojos del eléctrico.

También te puede interesar:

Los mejores coches del Salón del París 2016