Llega el taxi con detector de objetos perdidos

Si alguna vez te has dejado el móvil o la cartera dentro de un taxi y te has dado cuenta una vez que se ha ido, tranquilo, no eres ni el primero ni el último. Aunque en Japón puede que hayan dado con la clave definitiva para no perder nada cuando viajas en este tipo de transporte.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

Llega el taxi con detector de objetos perdidos
Llega el taxi con detector de objetos perdidos

La compañía nipona de taxi Kokusai Motor Cars ha planeado instalar en su flota de 3.100 taxis un novedoso sistema de detección de objetos que evita que los usuarios de sus servicios de transportes se olviden de alguno de sus objetos personales, con la consiguiente molestia para el taxista y para el propio usuario, que –si recuerda el número de taxi y se da cuenta a tiempo- tienen que acordar dónde quedar. Además, la carrera que se ha hecho se cobra.

Este dispositivo, que podría empezar a funcionar este mismo año, cuenta con cuatro cámaras repartidas por el coche –en el techo, bajo los asientos delanteros y en el maletero- que son capaces de detectar cualquier objeto que no estuviera en el interior del coche antes de que el cliente se subiera al taxi. Si el usuario del transporte se baja del coche y deja olvidada alguna de sus pertenencias, una alarma se activa avisando al conductor del objeto en cuestión.

El uso dispositivo -que tiene un coste final de unos 400 euros- podría generalizarse, sobre todo en Japón, donde las normas cívicas son muy estrictas. Los estudios de Taxi Center Tokyo hablan por sí solos: en 2012, 53.346 fueron los objetos que se dejaron los usuarios de taxi olvidados, representando los móviles el 60 por ciento del total.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...