¿Suscribirse o comprar coche? Volvo arranca la revolución con el XC40

Mediante una suscripción de dos años, pagas tu cuota y te olvidas, como haces con tu móvil... salvo las llamadas y la gasolina que uses. Eso propone el nuevo Volvo XC40.
-
¿Suscribirse o comprar coche? Volvo arranca la revolución con el XC40
¿Suscribirse o comprar coche? Volvo arranca la revolución con el XC40

Hasta el seguro está incluido en "Care by Volvo", el programa piloto de suscripción a un modelo de Volvo, que estrenarán con el nuevo SUV XC40. No importa si no tienes menos de 25 años, no importa en qué localidad vivas, el precio será el mismo aquí, en Polonia o en cualquiera de los ocho países en los que arrancará esta iniciativa de Volvo: por 699 euros al mes, durante dos años, tienes derecho a usar un XC40. No, no es un coche compartido, sino "tu" coche, hasta que lo devuelvas al cabo de dos años. El coche te costará lo que consumas en gasolina y 8.400 euros al año, olvidándote de impuestos, de mantenimientos, y con derecho a un Volvo en otro formato de carrocería (los detalles aún están por precisar). ¿Barato? Ante todo, "Care by Volvo" quitará fricciones al hecho de disponer de un coche.Volvo XC40

"Care by Volvo", una "compra" fluida

Incluso para quienes comprar un coche supone un hecho ilusionante, a menudo es el principio de una carrera llena de obstáculos. El concesionario está lejos. Puede que el vendedor te parezca prepotente o no te entienda. Que quiera que elijas otra variante o color distinta a la que tienes pensada. Pero, sobre todo, se puede comprobar que no hay dos precios iguales y a menudo se acaba con la duda de si se habría podido pagar menos por un coche idéntico en otra concesión. Con "Care by Volvo" el precio no se negocia, todo se puede hacer, elegir y seleccionar por internet. Al concesionario solo se va a hacer la prueba del coche (si se desea, o a que te regalen los oídos por la buena elección) y cuando te avisan para ir a recogerlo. No, el concesionario no muere, porque recibirá una cierta comisión por la venta, pero la venta la hace Volvo. En realidad, detrás está Arval, una potente empresa en el mundo del renting, pero el comprador con quien se compromete es con Volvo. De las operaciones de mantenimiento se encarga también el concesionario, que envía a alguien con un coche de sustitución para recoger tu XC40 y, realizada la operación, restituye el XC40. Por supuesto, todo incluido en la suscripción, seguro, neumáticos, aceites o frenos.

Servicios digitales de Volvo

Volvo, a su vez, ofrece una panoplia de servicios premium más allá de los renting tradicionales. Especialmente todos los servicios digitales que vaya ofreciendo Volvo, incluyendo Volvo On Call (el servicio de asistencia 24/24). Nos ponen como ejemplo que tienes derecho anualmente a cuatro horas de "niñera" o a cuatro horas de servicio de chófer, la recogida de medicamentos gratuita... Es de suponer que ciertos servicios dependerán de zonas geográficas. Por ejemplo, en EE.UU. Volvo ha adquirido una empresa experta en servicios de conserjería, aunque en cada país la fórmula de cómo trasladar a la práctica lo digital podrá ser diferente.

La llave digital será de serie con "Care by Volvo". Esto significa que desde el propio teléfono móvil se tendrá acceso a determinadas funciones del coche, incluida la apertura de puertas, del portón trasero (lo que dará oportunidad en el futuro a un servicio de entrega paquetería en el vehículo, con el que DHL ya experimenta y lo mejor, ceder el coche a un tercero para que pueda utilizarlo, transmistiéndole temporalmente a su teléfono móvil la llave digital.

Nuevo Volvo XC40"Care by Volvo" tiene alguna limitación, como los 15.000 kilómetros anuales, más allá el precio de la suscripción subirá. Tampoco estarán disponibles todas las opciones o paquetes de opciones del XC40: Volvo no querrá quedarse con vehículos demasiado "personalizados", de manera que el valor residual de un XC40 con menos de 30.000 kilómetros y menos de dos años siga siendo elevado. De ahí un precio de suscripción equivalente a un renting convencional, solo que este está dirigido a todo tipo de particulares. Al final de los dos años se devuelve el vehículo y, en principio, Arval se encarga de darle salida como vehículo de ocasión. La idea de Volvo es que la experiencia "Care by Volvo" sea satisfactoria y de nuevo, el usuario suscribas dos años más a Volvo.

Es una idea antigua, que escuchamos por primera vez a ex-dirigentes de BMW, cuando aterrizaron en Ford: soñaban con el pago de una suscripción a la marca (la intención siempre es "de por vida"), con la que  te daba derecho a moverte con vehículos de esa marca donde estuvieras. La idea final era aparcar en el aeropuerto en un viaje y, al aterrizar, tomar el volante de un coche equivalente al que has dejado, para recuperarlo a la vuelta. O usar un pequeño utilitario entre semana y tomar uno grande para salir con la familia los días de asueto. "Care by Volvo" no llega a tanto, pero parece un avance para conseguirlo.