Toca la batería con el volante de tu coche

El universo de los gadgets nos sorprende. Una vez más. El capítulo que hoy nos ocupa tiene como protagonista al Smack Attack. Se trata de un singular dispositivo que toma el concepto del videojuego Guitar Hero, pero para la batería, y la forma de una funda para nuestro volante. Resumiendo: podemos tocar la batería de los temas que estamos escuchando en el coche golpeando el volante.
Alejandra Otero -
Toca la batería con el volante de tu coche
Toca la batería con el volante de tu coche

Si eres de esos conductores que gusta de conducir escuchando música, seguro que te has sorprendido golpeando el volante siguiendo la batería de una canción. Gregor Hanuschack, su creador, ha llevado eso más allá. El Smack Attack RITW (Re-Inventing The Wheel) cuenta con ocho sensores que, al golpearlos, producen los mismos sonidos que las distintas partes de una batería: toms, caja, platillos, charles, bombo... Así, mientras suena un tema por los altavoces de nuestro automóvil, también lo hará ‘tu batería’. Esto es posible gracias a una aplicación para iPhone a la que se conecta el Smack Attack mediante tecnología Bluetooth. Tan sencillo como conectar nuestro iPhone al sistema de audio de nuestro coche y reproducir la biblioteca de música.

 

Aunque no podemos negar la parte divertida del invento, no debemos olvidar que estamos conduciendo, ¿no será un foco de distracciones? Gregor Hanuschack defiende que no es así ya que la atención que requiere golpear el volante con las manos es mínima y, de hecho, no nos distrae la vista de la carretera como lo haría, por ejemplo, programar el GPS.

 

De hecho, este estadounidense asegura que su Smack Attack ayuda a combatir lo que se conoce como hipnosis de la carretera, una peligrosa consecuencia de circular por autopista. ‘Varias investigaciones han descubierto que la mejor manera de combatir la hipnosis de la carretera es estimular el sistema auditivo y el tacto’, expone Hanuschack. Justo lo que hace su singular gadget. Además, nos puede ayudar a entretenernos un atasco.

 

Al tratarse de una App, las opciones son infinitas: podemos bajarnos canciones sin batería por lo que podemos grabar nuestras propias piezas y compartirlas. Y aún hay más: podemos interconectarnos con más conductores que tengan el Smack Attack y hacer una jam session. Todas estas posibilidades las encontramos en la app o en su propia página web.

 

Hanuschack, que tuvo la idea durante un largo viaje, registró la patente de su invento en 2007 y, tras varios prototipos y años de desarrollo ya está listo para comercializarse. La clave, sin duda, ha sido la democratización del smartphone y las posibilidades multimedia que ofrecen las apps. Su precio partirá de los 99 euros y estará a la venta próximamente: interesados, no perdáis de vista la web de Smack Attack.

 

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...