Seat Ateca: así ahorra el SUV de moda

Seat redefine la gama del Ateca para conformar una oferta muy completa. Además de modernos motores, el SUV español cuenta con infinitas soluciones técnicas con las que promete muy bajos consumos.
Autopista.es.

Twitter: @autopista_es -

Seat Ateca: así ahorra el SUV de moda
Seat Ateca: así ahorra el SUV de moda

El Seat Ateca se encuentra disponible desde su llegada al mercado con cuatro motores diferentes: dos de gasolina y otros tantos alimentados por Diesel. Los cuatro son de última generación, tecnológicamente muy avanzados, que sorprenden por su elevado rendimiento, compacidad y ajustado consumo de carburante. Al detalle, las principales señas de identidad técnicas que hacen presumir al Seat Ateca de ser uno de los nuevos SUV más eficientes del momento

Seat Ateca: sus motores de gasolina, al detalle

Como marcan las tendencias actuales, la nueva familia de motores de gasolina del Seat Ateca llama la atención por su baja cilindrada, lo que se ha venido a llamar como "downsizing". Son motores de poco cubicaje, pero cargados de tecnología para conseguir una relación más que buena entre prestaciones, consumos y emisiones contaminantes. 

Seat Ateca: así ahorra gasolina y DieselLos dos motores TSI de gasolina que incorpora el SUV Seat Ateca son de tipo modular, lo que quiere decir que comparten gran parte de sus piezas móviles y estructura. Se ofrecen dos posibilidades, un revolucionario tres cilindros de 999 cm3 y justo por encima, su hermano mayor, un tetracilíndrico de 1.395 cm3, para los que se declaran 115 y 150 CV respectivamente. Los dos tienen muchas cosas en común y una de las más llamativas está que el colector de escape está integrado en la culata. Gracias a ello el motor alcanza la temperatura óptima de funcionamiento mucho antes y con ello se reducen rápidamente las emisiones y el consumo de carburante. Por tanto, la calefacción del coche también comienza a funcionar mucho antes, lo que es muy de agradecer cuando el frío aprieta. La alimentación se realiza mediante un sistema de inyección directa que se inyecta el combustible en la cámara de combustión a una presión de 200 bares y para ello se emplean inyectores de cinco orificios que realizan su función en tres fases. Los nuevos motores están diseñados para reducir al mínimo la fricción de las piezas móviles, empleándose para ello segmentos y cojinetes especiales, mientras que la bomba de aceite es de caudal variable y la distribución se realiza mediante una correa de servicio que no precisa sustitución, es de por vida. La distribución se realiza mediante cuatro válvulas por cilindro, es de tipo variable para optimizar simultáneamente las cifras de par y potencia máxima, mientras que el turbocompresor de es dimensiones muy reducidas para facilitar su capacidad de respuesta a bajo régimen. Para afinar aún más su curva de soplado, cuenta con válvula de descarga eléctrica. El motor de tres cilindros pesa tan sólo 87 kg y 114 kg el de cuatro, siendo además de dimensiones muy compactas ya que además los satélites, compresor de aire acondicionado y alternador, entre otros, se atornillan directamente en el bloque motor. 

Para optimizar aún más su eficiencia, esta versión del Seat Ateca con el motor 1.4 TSI cuenta además con un ingenioso sistema de desactivación de cilindros, que permite reducir aún más el consumo de gasolina. De esta manera, cuando el motor trabaja de forma constante entre 1.250 y 4.000 rpm y se le exige relativamente poco (con cifras de par entre 25 y 100 Nm), los cilindros 2 y 3 trabajan en vacío, con lo que se consigue reducir considerablemente el consumo de carburante a velocidad constante; se puede hablar casi de 1 litro de gasolina cada 100 km en las condiciones más favorables. Lógicamente cuando se demanda al motor un mayor rendimiento, los cilindros 2 y 3 se conectan automáticamente sin que el conductor perciba nada extraño a los mandos. El sistema de conexión y desconexión de cilindros está gobernado por la gestión del motor y actúa sobre los árboles de levas y el sistema de inyección. 

Para estos motores se anuncian cifras de consumo muy ajustadas: 5,2 l/100 km para el de tres cilindros y 115 CV, aumentando una décima más en tetracilíndrico de 1.4 litros y 150 CV y dos si este va asociado al cambio DSG de siete marchas, mientras que la cantidad se eleva hasta los 6,2 l/100 km con la tracción total. 

Seat Ateca así ahorra gasolina y DieselMotores Diesel TDI del Seat Ateca

La oferta entre los TDI Diesel del Seat Ateca la componen dos motores de cuatro cilindros de 1.6 y 2 litros para los que también se declaran 115 CV para el 1.6 y 150 y 190 CV para el 2.0 TDI. Se ha puesto especial atención en reducir las emisiones contaminantes y para ello cuentan con catalizador de oxidación, filtro de partículas y filtro SCR en caso necesario. Además, para alcanzar la temperatura óptima de funcionamiento lo más rápido posible, tanto la culata como el bloque cuentan con circuitos de refrigeración separados durante la fase de calentamiento. En busca de un funcionamiento más suave se montan asimismo rodamientos de baja fricción, también segmentos con una pretensión más baja y bomba de aceite con dos niveles de presión. En el TDI de 2 litros se emplean además árboles de equilibrado para lograr un funcionamiento más suave y silencioso. 

El TDI de 1,6 litros se encuentra disponible únicamente con cambio manual de seis marchas y tracción delantera. Se anuncia un consumo de 4,2 litros/100 km y unas emisiones de 111 gramos de CO2. Una décima más se declaran en el 2.0 TDI y dos si este va asociado a la caja DSG, mientras que las versiones de tracción total con cambio manual y automático declaran con este motor 5,1 y 5 litros/100 km respectivamente, alcanzando en este caso las emisiones 128 y 131 gramos de CO2. 

Es evidente que en cualquiera de las versiones, el nuevo Seat Ateca es un verdadero ejemplo a seguir en lo que a eficiencia energética se refiere. Un coche cargado de tecnología para ahorrar hasta la última gota de combustible

Seat Ateca: sus modos de conducción

En el Seat Ateca se pueden escoger diferentes modos de conducción que se gestionan de forma inteligente y dependiendo de las condiciones y  tipo de terreno por el que vayamos a circular. El cambio DSG se ofrece como opción, lo mismo que la tracción total. 

Seat Ateca: neumáticos ahorradores

Los neumáticos que monta el Seat Ateca son de baja fricción con el objetivo de reducir en lo posible el consumo de carburante. Aunque son de carretera, la carcasa está reforzada ante la posibilidad de que nos escapemos al campo.  

También te puede interesar

¿Un Seat Ateca de arena? Increíble, pero cierto (vídeo)

Seat Ateca: los accesorios más interesantes

Seat Ateca 2.0 TDi 150 4Drive: prueba a fondo del SUV de moda

¿Se puede conducir un Seat Ateca a ciegas? (vídeo)

 

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...