MP4-T5 "Soapbox", el McLaren desconocido

No todos los McLaren tienen 600 CV y unas prestaciones de infarto. En la sede central de la marca hay expuesta una exótica y poco conocida creación que, pese a no tener motor, también ha batido algún récord, y no hablamos de consumos. Te contamos su historia.
Pablo Mallo.

Twitter: @p__mallo -

MP4-T5 "Soapbox", el McLaren desconocido
MP4-T5 "Soapbox", el McLaren desconocido

Quizá no suene muy impresionante comparado con los superdeportivos P1 y 650S, con 903 y 650 CV respectivamente, pero los 0 CV del McLaren MP4-T5 "Soapbox" también tienen su mérito y están acompañados de una interesante historia.

 

El Soapbox Challenge ha sido uno de los eventos más carismáticas del Festival de Goodwood entre los años 2000 y 2004. Consiste en una carrera de inercia, en la que se desciende por una colina a través de un tramo de carretera de unos 1.900 metros llegando a superar los 110 km/h en los puntos más rápidos. A pesar de transcurrir en silencio, pues los contrincantes no disponen de motor alguno, se ha convertido en uno de los acontecimientos más emocionantes y competidos del certamen. Las requisitos básicos para los vehículos es que no superen los 170 cm de longitud ni los 75 cm de anchura, y el peso debe ser inferior a 165 kg incluido el conductor. La sencillez —incluso ingenuidad— técnica de las primeras ediciones ha ido dejando paso a modelos muy evolucionados, sobre todo en la categoría "Streamliner", llegando a convertirse en auténticos proyectos de ingeniería con la participación de equipos de F-1 en su desarrollo, pruebas en el túnel de viento, utilización de piezas de fibra de carbono, descartes de coches de carreras... También la competitividad de los pilotos ha crecido significativamente, lo que dio lugar a un incremento del número de accidentes que acabó con la competición en 2004, aunque en 2013 ha vuelto a disputarse y probablemente lo haga el próximo verano durante la cita de 2014.

 

La Soapbox Challenge ha contado con pilotos y personalidades de la talla de Stirling Moss, Barry Sheene, Perry McCarthy, Tiff Needell o el músico Jamiroquai, y con sugerentes vehículos como el Rolls-Royce Typhoon, Lotus Type 199, Porsche Speedster II, Ford Centennial Flyer y Bugatti Petit Tank.

 

En el caso del McLaren MP4-T5, que ganó la carrera en julio de 2002 consiguiendo el récord de la pista a los mandos de Chris Goodwin, piloto jefe de pruebas de McLaren, se ha convertido en una de las más extrañas piezas expuestas en el McLaren Technology Centre, una suerte de museo sito en la sede central de McLaren, en Woking. Cuenta con una estructura monocasco de fibra de carbono, célula de seguridad, suspensiones monobrazo regulables, y algunos componentes derivados del McLaren F1 GTR y del monoplaza MP4-16 de la temporada 2001 de Fórmula 1. Su peso total, dependiendo del conductor, es de 100-135 kg. Curiosamente, a pesar de sus aerodinámicas formas y ruedas carenadas, no ha sido desarrollado en el túnel de viento, sino con tecnología CAD 3D.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...