Publicidad

¿Llegan ya los coches autónomos ‘low cost’?

Las compañías tecnológicas Mobileye y Delphi están desarrollando sistemas de bajo coste para vehículos autónomos que venderán, según lo previsto, en 2019.
Carlos Cuesta Chanes -
¿Llegan ya los coches autónomos ‘low cost’?
¿Llegan ya los coches autónomos ‘low cost’?

La novedad de este sistema es que se basa menos en los costosos sensores LIDAR, que hacen rebotar un haz de luz en los objetos para conocer su forma y su ubicación y son los que usa la mayoría de coches autónomos, y más en cámaras y radares, bastante más baratos. Intel también forma parte del proyecto aportando chips con capacidad para procesar 12 billones de operaciones por segundo. El resultado, un sistema lo suficientemente robusto como para afrontar los desafíos cotidianos de la conducción autónoma a un coste bastante bajo: unos 5.000 dólares (4.700 euros) por vehículo cuando sea introducido. Y se espera que el precio baje a medida que esta tecnología se generalice.

‘Esto significa ponerse de verdad en vías de producción’, declaró Glen De Vos, vicepresidente del área de Ingeniería de Delphi, en una presentación en Pittsburgh. ‘Ya no estamos hablando únicamente de tecnología. El diálogo sobre automatización está pasando de ¿Sucederá alguna vez? a ¿Cuándo sucederá?’

Mobileye y Delphi presentarán su sistema al público el próximo mes de enero en el Consumer Electronics Show de Las Vegas. El siguiente paso será poner en marcha las pruebas en carretera en Singapur, ciudad en la que Delphi ya está experimentando con taxis autónomos.

Delphi ya está curtida en cuanto a vehículos autónomos. El año pasado la compañía cubrió los 5.630 kilómetros que separan San Francisco y Nueva York con un coche autónomo. Esa experiencia, unida a la colaboración de Intel, promete dar como resultado un sistema autónomo fiable. Con respecto a dicha colaboración, De Vos declaró que ‘para nosotros representa un gran paso hacia adelante porque nos permite acelerar de verdad el desarrollo del programa general’.

De Vos confesó que su compañía está sorprendida por el gran número de potenciales clientes que han llamado para interesarse por esta tecnología. Y no solo fabricantes de coches, también operadores de autobuses y tranvías de aeropuertos, entre otros. ‘Estamos analizando con mucho cuidado en quién queremos concentrarnos inicialmente’, afirmó. ‘Queremos asegurarnos de elegir a los clientes correctos en el mercado correcto’.

Las autoridades de tráfico estadounidenses están deseosas de que se generalice la conducción autónoma. Según sus estadísticas, el 94 por ciento de los accidentes fatales en carretera están provocados por errores humanos. Así, la eliminación de este factor mediante la conducción autónoma supondría a priori un drástico descenso de los siniestros. El año pasado murieron más de 35.000 personas en aquel país, y 1,25 millones en todo el mundo.

También te puede interesar

Ya ruedan los primeros taxis sin conductor (vídeo)

233 millones de euros de Intel para el coche autónomo

El coche autónomo de Nvidia que no sigue las reglas