Publicidad

Hyperlane: el carril de alta velocidad para coches autónomos

Circular hasta 195 km/h con distancias de centímetros entre ellos. Los coches autónomos podrían tener su propio carril en el futuro.
Alberto de la Torre.

Twitter: @autopista_es -

Hyperlane: el carril de alta velocidad para coches autónomos
Hyperlane: el carril de alta velocidad para coches autónomos

Año 2050, circulamos por una autovía convencional, a nuestra derecha tenemos el carril Bus-VAO, a nuestra izquierda un Hyperlane y, en el centro, nosotros nos movemos de manera fluida hasta nuestro lugar de trabajo. Según unos estudiantes estadounidenses de la Universidad de Berkeley, este será el futuro que nos espera si el diseño de su idea llega a buen puerto.

Ganadores del concurso “Infraestructure Vision 2050 Challenge”, estos estudiantes han proyectado un carril exclusivo para coches autónomos donde, al estilo de un carril bus, sólo puedan circular por él los vehículos que no necesiten de la intervención del hombre para su conducción. De esta manera, el tráfico se repartiría y éste sería más fluido.

Según sus inventores, el carril aprovecharía sensores dispuestos a lo largo de la carretera, transmisión de datos 5G y comunicaciones entre coches para que los automóviles autónomos sean capaces de circular a velocidades cercanas a los 195 km/h con apenas margen entre ellos, lo que aliviaría el tráfico de los coches convencionales y permitiría circular a altas velocidades mientras nos relajamos o realizamos otras tareas.

Sus creadores estiman que el proyecto podría costar unos 12 millones y medio de dólares por cada milla (algo más de kilómetro y medio), cifras que están muy alejadas de los costes de construcción de trenes de alta velocidad. Así mismo, los avances que aún hay que hacer en materia de pruebas, legislación o envío y recepción de datos entre vehículos hacen pensar que hasta la década de 2040 no veríamos las primeras probaturas de este hyperlane.

También te puede interesar:

¡Una autopista de 50 carriles atascada!

Uber reconoce que sus coches autónomos invaden el carril bici por error

¿Dos volantes? Probamos el sistema autónomo de PSA