Sus coches inconfundibles

Opel cumple 120 años

En 1862, los hijos del industrial Adam Opel transformaron la industria familiar de máquinas de coser y bicicletas en una fábrica de coches: Opel Automobile GmbH. Ahora, se celebran sus 120 años de historia con más de 70 millones de vehículos producidos.

El primer vehículo de Opel, denominado "Opel Sistema Lutzmann", se construyó sobre la base de un coche de caballos. Era un vis-à-vis —carruaje con dos filas de asientos enfrentadas—, animado por un motor monocilíndrico de 1.545 cm3.

En 1924 Opel se convirtió en el primer fabricante alemán que introdujo la cadena de montaje en sus talleres, un método de producción que abarataba los costes y que Ford había puesto en marcha por primera vez en 1913 en los Estados Unidos.

Tras la guerra, la primera novedad de la marca fue el Opel Olympia, el primer vehículo alemán de serie con carrocería y bastidor integrados (monocasco) de acero

También en los años 30 llega la primera generación del Opel Kadett, un compacto económico pero con importantes avances técnicos como la carrocería autoportante de acero, la suspensión delantera independiente, la dirección de cremallera, un motor de cuatro cilindros de carrera corta y frenos hidráulicos de tambor.

En 1966, la marca dio un paso más en el terreno de los cupés de altas prestaciones con el Opel GT, toda una leyenda entre los vehículos deportivos y que se vendía a un precio realmente económico.

Los años 70 llegaron a Opel marcados por el Manta, un coupé de estilo y prestaciones deportivas. Más de un millón de unidades fueron vendidas entre 1970 y 1988.

En 1982 aparece el primer Opel Corsa. Hoy, el modelo celebra su sexta generación que está a punto de llegar al mercado, incluso con versión 100% eléctrica.

Astra, Ascona, Käpitan, Calibra y Omega son otros de los apellidos ilustres de una marca que hoy pertenece al grupo francés PSA. ¡Larga vida, Opel!