Con 625 CV bajo el capó

BMW M8 Competition Coupé y Cabrio 2019

625 CV de potencia máxima y 750 Nm de par máximo tienen la culpa, pero no sólo eso, de que los M8 Competition sean los BMW más especiales

El encargado de transferir toda la fuerza bruta al asfalto en estos dos brutales deportivos es un motor 4.4 V8 biturbo, con un funcionamiento ejemplar y un sonido que te pone los pelos de punta.

La versión descapotable M8 Competition Cabrio cuenta con un elegante techo de lona que se pliega y despliega con suma facilidad y rapidez.

En la versión descapotable y con el objetivo de reducir las posibles turbulencias de aire que se puedan sentir en el interior cuando se rueda a alta velocidad, destacan los deflectores colocados detrás de los asientos delanteros.

El interior de ambos modelos cuentan con detalles de alta calidad y materiales nobles que justifican el altísimo precio que hay que pagar por estos dos deportivos.

Toda la fuerza se gestiona a través de una caja de cambios M Steptronic de 8 velocidades y ésta, a su vez, queda conectada a una tracción total M xDrive para llevar el empuje hasta el suelo.

La especificación estándar incluye llantas de aleación ligera de 20” con neumáticos 275/35 R 20, delante; y 285/35 R 20, detrás; mientras que los discos de freno, que de serie son de fundición ventilados y perforados con seis pistones en cada pinza delantera, en opción, pueden ser carbonocerámicos