Skoda Vision X: espectacular SUV, triplemente híbrido

El Skoda Vision X es un peculiar concept-car porque, más allá de su imagen de todocamino, incorpora un sistema de propulsión que puede trabajar con tres fuentes distintas de energía.
Luis Miguel Vitoria.

Twitter: @luismivitoria -

Skoda Vision X: espectacular SUV, triplemente híbrido
Skoda Vision X: espectacular SUV, triplemente híbrido

La apuesta por la electrificación de sus sistemas de propulsores es una de las claves en Skoda de cara al futuro: a la firma checa se le ha atribuido, con prioridad, ese papel dentro del grupo Volkswagen. Y esa tarea es la que interpreta el concept-car híbrido Skoda Vision X… aunque de un modo quizá algo distinto a lo que podría suponerse, pues este todocamino llega a recurrir no sólo a dos fuentes de energía, como es usual, sino a tres distintas. Así, a la vez que un nuevo lenguaje de diseño, este modelo mostrará su capacidad para moverse con energía de tres orígenes diferentes: gas natural (GNC) y electricidad, además de la gasolina.

Publicidad

El objetivo del Skoda Vision X, que se presentará en el Salón de Ginebra 2018, es ofrecer una alternativa particularmente sostenible, toda vez que su emisión media prevista de CO2 es de sólo 89 g/km: menos que cualquier modelo de la marca hoy a la venta: el de menor emisión de dióxido de carbono es el Skoda Citigo 1.0 MPI de 60 CV, con 101 g/km.Skoda Vision X: interior

La demostración de su eficiencia está en que el Skoda Vision X no sólo es mucho más grande —y también más pesado— que el modelo del segmento A, sino que además dispone de tracción total, un recurso técnico que se logra sin necesidad de un eje de transmisión con las ventajas de aligeramiento que eso conlleva. Esto es posible porque el eje trasero está movido directamente por un motor eléctrico alojado en él, lo que añade la posibilidad de que el Skoda Vision X pueda moverse sólo con su impulso.

Skoda Vision X: tracción total, delantera o trasera

Así este Skoda Vision X podría moverse con tracción delantera, de trabajar sólo el motor de combustión, prioritariamente con GNC; contar con el impulso adicional del electrificado eje trasero y, de esa forma, con tracción total, ya sea para aportar energía en las arrancadas o mejorar la motricidad fuera del asfalto; o, por último, convertirse en un coche de propulsión sólo con el impulso de la electricidad y, por tanto, con cero emisiones durante unos dos kilómetros de utilizar sólo esta energía. Tracción a la medida de cada situación, en suma.

El motor de combustión es el cuatro cilindros TSI de 1,5 litros y con turbocompresor recientemente integrado al banco de órganos del grupo industrial y, para la ocasión, adaptado para el uso de GNC. Produce 130 CV y 250 Nm, estando sus depósitos distribuidos en lugares diferentes del Skoda Vision X: uno bajo el asiento posterior; el otro, por detrás del eje trasero. 

Skoda SUV eléctricoUn segundo motor eléctrico ligado al de combustión mediante una correa trabaja, fundamentalmente, como motor de arranque y generador de electricidad para la batería de iones de litio de 48 voltios. Con su trabajo es posible convertir energía cinética en electricidad, cuando no se está acelerando, y que podrá ser utilizada más adelante, pero también puede sumar su fuerza (70 Nm) en caso de que se incremente la carga.

Publicidad

La autonomía del Skoda Vision X, de utilizar no sólo la capacidad de los dos depósitos de gas, sino también agotar el de gasolina que aquí actúa como reserva, es de 650 kilómetros; mientras que la aceleración de 0 a 100 km/h se resuelve en 9,3 segundos y la velocidad máxima es de 200 km/h.

Skoda Vision X: futuro SUV

Aunque el Skoda Vision X prefigura un sistema de propulsión de cara al futuro, lo cierto es que el primer coche de producción electrificado de la firma checa no será tal cual este concept-car: aparecerá el año que viene con el lanzamiento de un Skoda Superb dotado de un más convencional —a este concepto técnico recurren, por ejemplo, los Audi A3 e-tron y Volkswagen Golf GTE— sistema hibrido enchufable. Se producirá en la factoría Mladá Boleslav que se especializará en este tipo de elementos de propulsión, fabricándose allí para otras marcas del grupo industrial.

Skoda ya ha anunciado que el siguiente en alistarse en la gama será un modelo eléctrico al ciento por ciento, presumiblemente del segmento A o B. Con este plan, en siete años la marca checa habrá ampliado su gama de modelos híbridos y eléctricos a prácticamente todos los segmentos en los que está presente.

También te puede interesar:

Skoda Vision X: directo al salón de Ginebra

Skoda Vision E: conducción virtual

Los planes eléctricos de Skoda

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...

Cuéntanos tu experiencia con la marca de tu coche actual y participa ya en el sorteo ...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...