Publicidad

Suzuki Swift 2017: el mismo ADN para seguir ganando adeptos

Aunque ya está en el mercado japonés desde el año pasado, aún no habíamos podido verlo en Europa. Suzuki ha presentado el nuevo Swift en el Salón de Ginebra.
Carlos Cuesta Chanes -
Suzuki Swift 2017: el mismo ADN para seguir ganando adeptos
Suzuki Swift 2017: el mismo ADN para seguir ganando adeptos

El nuevo Suzuki Swift conserva el ADN de siempre pero adoptando, a la vez, un estilo completamente nuevo y una carrocería extremadamente ligera, con prestaciones mejoradas y avanzadas tecnologías de seguridad. El resultado es una apariencia exterior muy europea complementada con un interior con aires deportivos y a la vez funcional, todo ello dentro de un coche ligero y ágil al conducirlo.

Al margen de su estilizado diseño exterior, el nuevo Swift aporta un habitáculo espacioso y un no menos amplio espacio de carga. El objetivo del equipo de desarrollo fue crear un coche con un diseño que no dejara lugar a dudas de que se trata de un Suzuki. El Swift es un coche muy popular en su segmento que, en sus 12 años de vida, ha cosechado más éxito que cualquier otro modelo de la marca.

‘Heartect’, la nueva generación de plataformas

Bajo el plan ‘Suzuki Next 100’, anunciado en el Salón de Frankfurt de 2015, Suzuki ha desarrollado una nueva serie de plataformas para sus futuros modelos, y el Swift es el tercero (tras el Baleno y el Ignis) en adoptar esta nueva generación de plataformas.

Esta nueva línea de plataformas recibe el nombre de ‘Heartect’, y mejora las prestaciones del vehículo dotándole de una ligereza y rigidez mayores. Una revisión en profundidad de la estructura y la distribución de pesos del coche llevó a la creación de esta plataforma que mejora, sobre todo, en seguridad en caso de accidente. Su forma continua, suave y curva ayuda a dispersar mejor la energía en los impactos.

Además, la nueva plataforma pesa 30 kg menos que la anterior, lo que ha permitido aligerar, a su vez, otros elementos del coche. El resultado es un nuevo Swift con un peso de 890 kg, 120 kg menos que la generación anterior.

La plataforma ‘Heartect’ no es la única novedad que mejora la seguridad del Swift. El modelo incorpora por primera vez un sistema de detención que combina una cámara y un sensor láser que asisten al conductor con una frenada autónoma de emergencia, alerta de cambio de carril y asistente de luces de largo alcance. Además, monta un radar milimétrico en el control de velocidad adaptativo.

En cuanto al espacio, el nuevo Swift es algo más largo y con una batalla mayor, lo que le ha servido para incrementar un 25 por ciento la capacidad del maletero, llegando a los 254 litros (54 litros más que la versión saliente). También es 15 mm más bajo y 40 mm más ancho.

Bajo el capó, cuenta con un motor Dualjet 1.2 de cuatro cilindros y 91 CV que promete un consumo de 3,58 l/km. También se ofrece otro motor tricilíndrico 1.0 Boosterjet con unas emisiones de CO2 de104 g/km y un consumo de 3,86 l/km.

La oferta de motores la completa un 1.0 Boosterjet gasolina de inyección directa que permite reducir considerablemente consumo y emisiones. Unido al sistema híbrido SHVS, promete unas emisiones de CO2 de 97 g/km. Todos ellos se ofrecen con cambio manual de 5 velocidades o transmisión automática de 6.

Por último, el sistema híbrido SHVS lleva integrado el sistema ISG (Integrated Started Generator) que funciona a la vez como generador y como motor eléctrico, y una batería de 12 voltios.

También te puede interesar

Suzuki Swift 2017, ¿una alternativa real a Mini?

Suzuki Swift 2017, paso a la cuarta generación