El Skoda Fabia, con nuevo motor 1.0 TSI de 95 y 110 CV

El Skoda Fabia y el Fabia Combi estrenan motores 1.0 TSI de tres cilindros y cuatro válvulas que sustituirán –y mejorarán- al actual de 1,2 litros y cuatro cilindros.
Carlos Cuesta Chanes -
El Skoda Fabia, con nuevo motor 1.0 TSI de 95 y 110 CV
El Skoda Fabia, con nuevo motor 1.0 TSI de 95 y 110 CV

Skoda estrenará en el Salón de Ginebra el Fabia con motor de gasolina 1.0 TSI, en niveles de potencia de 95 y 110 CV. Este propulsor reemplazará al motor 1.2 TSI de 90 y 110 CV (de 17,8 mkg y 20.3 mkg de par máximo, respectivamente). Además, esta nueva mecánica de menor tamaño también da un salto adelante en términos de eficiencia, ya que, según Skoda, este nuevo propulsor 1.0 TSI es hasta un 6 por ciento más ahorrador.

En el caso de este nuevo Skoda Fabia 1.0 TSI también se ha trabajado en lograr un peso menor que el de los motores actuales, utilizando materiales más ligeros. Su construcción compacta y su cárter de aluminio ligero reducen el peso en 10 kg frente a su antecesor. Los pistones, también de aluminio, y las bielas, están equilibrados buscando una fricción mínima, lo que redunda en una reducción del consumo y las emisiones.

Un incremento de la presión de la inyección hasta los 250 bares consigue un mejor rendimiento. A este fin contribuye también la bomba de aceite con su caudal regulable, que ajusta la presión requerida para adaptarse a la carga del motor.

El menos potente de los dos, el 1.0 TSI de 95 CV, va asociado a un cambio manual de cinco velocidades. Aunque el par motor es de 16.3 mkg, igual que el de su antecesor, el rendimiento es mejor. Su velocidad máxima ha pasado de 182 a 185 km/h (de 185 a 187 km/h en el Fabia Combi) y el tiempo que le lleva acelerar de 0 a 100 km/h, ha pasado de 10,9 a 10,6 segundos. En ambas versiones el consumo ha decrecido de 4,6 a los 4,3 litros a los 100 km.

El motor 1.0 TSI de 110 CV, por su parte, conserva la misma potencia que su correspondiente de 1,2 litros, pero su par motor pasa de 17,8 mkg a 20.3 mkg. Con un cambio manual de seis velocidades, alcanza los 100 km/h desde parado en 9,5 segundos (en el Fabia Combi en 9,6) y su velocidad punta es de 196 km/h. De forma opcional, este motor se puede asociar a un cambio automático de doble embrague DSG de siete velocidades.

Al margen de los motores, el Skoda Fabia ofrece un buen equipamiento en términos de seguridad: seis airbags, Control Electrónico de Estabilidad (ESC), bloqueo electrónico de diferencial XDS+, la función Front Assist, Control de Crucero Adaptativo (ACC), freno multicolisión, detector de fatiga, limitador de velocidad, control de arranque en pendiente y monitorización electrónica de la presión de los neumáticos.

En el apartado tecnológico se incluye el sistema de arranque y bloqueo electrónico automático KESSY (Keyless Entry Start and Exit System) y sensores de aparcamiento delante y detrás, sensores de lluvia y Light Assist. Además, consta del servicio Care Connect, que transmiten datos a través de una tarjeta SIM integrada en el vehículo para solicitar asistencia. Aquí se incluye la llamada de emergencia. Pero también la función Breakdown Call, que solicita ayuda en caso de avería, y aporta respuestas a preguntas técnicas sobre el vehículo. También el Servicio Proactivo, que envía a un taller Skoda los datos relevantes para el mantenimiento del vehículo, y permite al conductor conocer datos como, por ejemplo, el nivel de combustible en el depósito o si todas las ventanillas están cerradas.

También te puede interesar

Salón de Ginebra 2017: todas las novedades de coches

Salón del Automóvil de Ginebra 2017

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...