Publicidad

Arash AF10, un coche superdeportivo con más de 2.000 CV

Con cinco motores y otras tantas cajas de cambios, el Arsah AF10 sobrepasa los 2.000 CV y se convierte en uno de los coches más potentes del planeta.
Luis Miguel Vitoria.

Twitter: @luismivitoria -

Arash AF10, un coche superdeportivo con más de 2.000 CV
Arash AF10, un coche superdeportivo con más de 2.000 CV

Quizá 300 CV te parezcan más que suficientes, 500 una barbaridad, 1.000 un auténtico exceso y 2.000 CV cosa de locos, pero de estos va precisamente la propuesta que la firma Arash hará con su nuevo coche de producción, el AF10, en el inminente Salón de Ginebra.

Arash Motor Company es un pequeño fabricante de coches inglés, con sus talleres en Suffolk que, desde 1999, cuando nació como Arash Farboud, desarrolla deportivos rebosantes de testosterona. De hecho, su primer modelo, de 2002, ya era un coupé biplaza con un 2.8 V6 de 620 CV, el Farboud GT. A este le seguiría el Farboud GTS, luego fabricado por Ginetta con motores de Ford de entre 262 y 384 CV —originalmente llevaba uno de Audi— y conocido como F400. A estos les siguieron los Arash AF10, con motor de Corvette de 7.0 y 500 CV, creado en 2009 y que finalmente no llegaría a la producción, y el Arash AF8, con motor el mismo motor en posición central.

Ahora, la firma británica anuncia llevar a cabo una versión actualizada de su AF10, un superdeportivo con un chasis de fibra de carbono y aramidas, con paneles también de aluminio que, en lugar de un único motor y como mandan los tiempos, cuenta con un sistema de propulsión híbrido. Este liga un motor V8 de 6,2 litros sobrealimentado a ¡cuatro motores adicionales eléctricos!

Así, mientras que el motor térmico es capaz de aportar 900 CV y 122 mkg (un par que, en newtometros quizá impresione algo más: 1.200 Nm), los eléctricos aportan 1.180 CV y 110 mkg (1.080 Nm). Esto lleva a las cuatro ruedas motrices del AF10 una potencia de ¡2.080 CV! Y, como es lógico, la cifra de par máximo también es brutal: 232 mkg o 2.280 Nm, elige con qué quedarte. Todo el sistema de propulsión eléctrico del AF10 pesa 280 CV, mientras que el de gasolina, construido en aluminio, supone 120 kg.

Por eso es lógico que este coupé de Arash sea capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y alcanzar los 323 km/h. En Arash dicen que esto es posible porque sobre el perfil de un ala se sitúa una cabina que puede ser ocupada por dos pasajeros, de modo que el AF10 tiene más que el ADN de un coche, el de una nave espacial.

Arash AF10, tracción total, cinco motores… y cinco cambios

El comprador del Arash AF10 puede elegir entre una caja de cambios manual de seis marchas o una automática como socio del motor de combustión; mientras que cada motor eléctrico está ligado a una caja de cambios de dos velocidades. En total, por tanto, cinco motores y otras tantos cambios.

Estos motores reciben la energía de una batería de iones de litio de 32 kWh que se recarga automáticamente de un modo análogo a un KERS de un monoplaza de Fórmula 1.

Las ruedas sobre llantas de 19 y 20” las pone Michelin, unas Pilot Spor 2, y la suspensión tiene muelles hidráulicos que permite tener dos alturas extremas: una más alta de la normal, 15 cm mayor, para sobrepasar los badenes; la otra, 15 cm inferior, para rodar a alta velocidad.

El precio del Arash A10 es de 1,4 millones de euros, que sobrepasan los 1,5 millones si se elige la versión Racer en la que se añade una jaula de seguridad, extintor y otros extras indispensables para moverse por circuito.

También te puede interesar

Tesla Model S, aún más potente

Los coches más rápidos en Nürburgring