Publicidad

Volkswagen I.D. Crozz II: el nuevo SUV, en 2020

El VW I.D. Crozz II es la nueva versión prototipo del futuro SUV eléctrico de la marca listo para 2020. Es uno de los coches ecológicos más destacados del Salón de Frankfurt 2017 que arranca mañana.
Miguel García-Puente -
Volkswagen I.D. Crozz II: el nuevo SUV, en 2020
Volkswagen I.D. Crozz II: el nuevo SUV, en 2020

Una de las novedades destacadas de Volkswagen en el Salón de Frankfurt 2017 es el I.D. Crozz II. Por el momento, sigue siendo un prototipo y es una nuevo evolución del primer prototipo I.D. Crozz mostrado en el Salón de Shanghai

Con este nuevo modelo y todos los que están por venir (todos los coches nuevos y SUV de VW hasta 2022), estamos viviendo en directo la gestación de una nueva empresa, Volkswagen, voluntariamente abierta al público por Matthias Müller, que quiere luz y taquígrafos tras el escándalo del Dieselgate

En la misma medida en que el modelo de negocio se puede ir presumiendo a partir de los incesantes acuerdos empresariales con socios tecnológicos, los futuros productos de VW van tomando forma ante nuestros ojos. Se anunció que en 2019 se vería el I.D. compacto de cuatro puertas, que la versión SUV-coupé sería este I.D. Crozz II y se venderá en 2020. Emplea la plataforma eléctrica de Volkswagen denominada MEB, basada en baterías de litio que van bajo el piso y cuyo desarrollo se dio por concluido a principios de año. Varias marcas del consorcio (Audi, Seat y Skoda) está previsto que empleen la MEB

VW I.D. Crozz II fotosPara conseguir un arranque atrayente de la nueva familia eléctrica I.D. de Volkswagen, que convivirá durante un tiempo con los modelos tradicionales, para el I.D. Crozz II se anuncia una autonomía de hasta 500 km. Tratándose de que el comprador vuelva la mirada hacia el eléctrico por su atractivo, no por su ahorro, dispondrá de motores eléctricos en ambos ejes, que sumarían 225 kW, equivalentes a 306 caballos. 

A pesar de tratarse de un tracción total, el motor principal eléctrico será el trasero, capaz de proporcionar 150 kW. Cuando las condiciones de adherencia o de conducción así lo requieran, el ID Crozz II podrá transferir virtualmente la potencia al tren delantero de 75 kW.

La batería del ID Crozz II ofrecerá una capacidad energética de 83 kWh (capaz de cargarse hasta el 80 por ciento en 30 minutos) suficiente para 500 km. Al ir la batería bajo el piso, garantizará un centro de gravedad a una reducida altura, mejorando la dinámica de marcha. Sus anchas vías de 1,59 metros deberían ser la base de un gran aplomo al circular, lo mismo que una batalla de 2,77 metros. El reparto de pesos será de 48 por ciento delante y 52 por ciento detrás, con lo que esperan conseguir una dinámica de marcha similar a la de su icónico VW Golf GTI. Su esquema de suspensión será similar a este, con una MacPherson delante y un eje multibrazo detrás (sí, los eléctricos también tendrán estas cosas mecánicas de siempre). Eso sí, anuncian una amortiguacioón electrónica.

VW I.D. Crozz IISe seguirá utilizando una red de 12 voltios para la electrónica convencional de abordo. Gracias al poco espacio que ocupan los componentes mecánicos delante, el diámetro de giro será relativamente reducido, 10,5 metros, una buena cifra para un coche de 4,62 metros de longitud. Eso sí, en el I.D. Crozz II los centímetros cunden mucho más por la distribución de los elementos mecánicos y junto al enorme habitáculo –aunque dispuesto para cuatro asientos- el maletero ofrece 515 litros. La carrocería carece de pilar B, lo que junto con una apertura de las puertas delanteras a casi 90 grados y traseras deslizables, la accesibilidad se ve muy facilitada. Sí, es un concepto, con control gestual, retrovisores por cámara, conducción autónoma, pero en sus características básicas, dará lugar al ID Cross de serie que llegará en 2020. Ese año, Volkswagen espera vender 100.000 coches de propulsión totalmente eléctrica. En 2025, el conjunto de la familia eléctrica ID (ID, ID Buzz y ID Crozz) esperan que venda un millón de unidades.

Indagando un poco más en la tecnología del VW I.D. Crozz II, éste puede presumir de ser el 4Motion del futuro, con un eje de transmisión "virtual". En previsión de que siempre se moverá en un ambiente más sucio que el que expulsa por su inexistente escape, se cuidará especialmente la calidad del aire interior. Algún guiño, referente incluso al control de la humedad, ya se han dejado ver en prototipos de Volkswagen. Como decía Matthias Müller recientemente, "construir buenos coches ya no es suficiente". 

También te puede interesar:

El futuro del Grupo VW: más de 30 coches eléctricos y nuevos motores de combustión

Lynk&Co, el SUV híbrido y eléctrico para 2019