BMW M5 Competition 2018: deportividad superlativa

No hay una berlina media tan brutal como el nuevo BMW M5 Competition 2018 de 625 CV. Destroza los registros del “M5 normal” y su chasis se optimiza para rizar el rizo en eficacia.
Juan Carlos González -
BMW M5 Competition 2018: deportividad superlativa
BMW M5 Competition 2018: deportividad superlativa

Puedes buscar aquí y allá, pero no vas a encontrar un sedán de unos 5 metros con un rendimiento tan superlativo como el del nuevo BMW M5 Competition 2018. Para empezar, gana 25 CV frente a la versión estándar del BMW M5, lo que se traduce en una respuesta todavía más directa, pero también incorpora un chasis configurado a medida

Publicidad

BMW M5 Competition 2018: un V8 inigualable

El poderoso corazón del nuevo BMW M5 Competition 2018 no es otro que el conocido propulsor V8 de 4,4 litros con tecnología M TwinPower Turbo, en esta ocasión con una potencia máxima que se eleva a 625 CV a 6.000 rpm. El par máximo es de 750 Nm, disponible en un amplio rango de revoluciones: de 1.800 a 5.800 rpm, es decir, una banda ampliada en 200 rpm con respecto a la versión estándar del BMW M5. Su impresionante nivel de empuje permite dejar el tiempo de aceleración de 0 a 100 km/h en solo 3,3 segundos, situándose a 200 km/h en 10,8 segundos, tres décimas más rápido que el BMW M5 normal. Estas estratosféricas prestaciones se combinan con un consumo ponderado de combustible de 10,8 l/100 km, según los datos homologados por la marca. 

BMW M5 Competition 2018El nuevo BMW M5 Competition 2018 incorpora un sistema de escape M Sport específico con embellecedores finales en cromo negro y con un control por válvulas que genera una banda sonora prominente y destacada. También presenta un soporte del motor diferente para hacer más firme la conexión del propulsor a la estructura del vehículo, lo que ayuda a lograr una transferencia más inmediata de la potencia del motor a la transmisión y permite al coche entrar en las curvas de una forma más directa y precisa

Publicidad

BMW M5 Competition 2018: ocho marchas y tracción total

Para llevar su elevada potencia a las ruedas, el BMW M5 Competition cuenta con la transmisión M Steptronic de ocho velocidades, que permite al conductor elegir tres modos de respuesta: eficiente, deportiva o ultra dinámica. Y todo ello con el respaldo del sistema de tracción integral M xDrive que interactúa con el Diferencial M Activo para generar equilibrio, gran seguridad y una tremenda agilidad en esta berlina de alto rendimiento. Además, el modo de tracción trasera permite a los conductores experimentados disfrutar de unas sensaciones más excitantes. 

BMW M5 Competition 2018Para asegurar una conducción precisa y controlable en cualquier circunstancia, el chasis del BMW M5 Competition se ha configurado a medida. La altura del vehículo baja siete milímetros, los amortiguadores delanteros y traseros son un diez por ciento más rígidos que en la versión M5 estándar, la barra estabilizadora posterior tiene un índice de elasticidad más firme, la delantera dispone de un soporte de nuevo diseño y el aumento de las caídas de las ruedas del eje delantero mejora la capacidad del vehículo para absorber fuerzas laterales en curvas rápidas. Así, según BMW, la selección del modo Sport activa la configuración de amortiguadores perfecta para probar en el circuito de Nürburgring Nordschleife, mientras que el modo Sport Plus se presta a una conducción ultra dinámica en circuitos de Gran Premio. 

Publicidad

BMW M5 Competition 2018: un punto más de exclusividad

Y en lo que se refiere a equipamiento específico, el nuevo BMW M5 Competition incluye unas llantas exclusivas de aleación ligera M con diseño de radios en Y en acabado bicolor. Son de 20 pulgadas y están calzadas con neumáticos de tamaño mixto, en medidas 275/35 R20 en el eje delantero y 285/35 R20 en el trasero. Por otra parte, el acabado Shadow Line de alto brillo de BMW Individual se complementa con varios detalles en negro brillante: borde de la parrilla, malla decorativa de las branquias BMW M en los laterales, cubiertas de los retrovisores, alerón trasero... o la insignia M5 de la tapa del maletero, a la que se añade el anagrama “Competition”

En el interior presenta unos cinturones de seguridad negros con un patrón con los colores de BMW M, alfombrillas con la trama específica del modelo y un gráfico “M Competition” que aparece en el cuadro de instrumentos al arrancar el vehículo. La marca alemana también afirma que con este modelo crea “una nueva categoría de producto”, ya que “en el futuro, BMW M ofrecerá las variantes más potentes de sus coches de altas prestaciones como modelos independientes”. 

También te puede interesar: 

Prueba a fondo del BMW M5 2018 de 600 CV

Todos los nuevos BMW de 2018, 2019 y 2020

 

 

Publicidad