Jari-Matti Latvala: "Aquí, el que abre pierde mucho"

Llega al Rallye de Italia pletórico tras ganar en Portugal. Pero más que por los puntos o la victoria en sí, por la manera en que lo hizo. Pilotando, por fin, a gusto con el VW Polo WRC 2015, con el que ha tardado tal vez demasiado en sintonizar y comprobando en primera persona que no solo cuando las condiciones le favorecían podía con Ogier, sino también el domingo, cuando ambos se jugaron el rallye a una carta. En la sexta cita mundialista, Jari-Matti Latvala se encuentra ante una inmejorable ocasión de repetir.
@fernandoalbes -
Jari-Matti Latvala: "Aquí, el que abre pierde mucho"
Jari-Matti Latvala: "Aquí, el que abre pierde mucho"

¿Qué te parece el itinerario que han propuesto este año los organizadores del rallye de Cerdeña?
“A mi este rallye siempre me ha gustado mucho. Se han retocado algunos tramos, quitándoles las partes más rápidas y dejándolos más técnicos. Sigue habiendo zonas rápidas muy bonitas y los tramos del viernes, por ejemplo están en unas condiciones muy buenas. Pero, como decía antes, se ha puesto el acento en lo técnico y será más complicado encontrar el ritmo adecuado”.
¿A qué te refieres con exactamente con el calificativo “técnico”?
“Este rallye siempre ha tenido tramos muy estrechos, con muchos árboles y piedras al borde del trazado. Pero, aun así, había porciones de los tramos super rápidas. Este año ese último componente no abunda tanto y el trazado es más virado, hay muchas más curvas enlazadas, hay un montón de cruces… Esto pasa sobre todo en los tramos del viernes, aunque también en los del sábado, que aunque tienen alguna zona rápida más, también son así. Digamos que no pasas mucho tiempo aquí en sexta… Incluso el tramo de Monte Lerno tiene ahora un carácter más técnico, porque lo han cambiado bastante este año. Por otro lado, los tramos del sábado serán aún más duros y de firme más roto que el año pasado”.

¿Has confeccionado unas notas completamente nuevas, o aprovechas las de ediciones anteriores en las porciones de tramos conocidas?

"Hemos usado las notas de las partes de los tramos que se repiten, aunque solo lo hemos podido hacer en apenas tres tramos y medio, Monte Lerno, Coiluna, Monti di Alá... Hay un tramo este año que me encanta: Ozieri-Ardara. Es un tramo difícil, pero rápido y de ritmo muy sostenido, con rasantes muy rápidos… Ahí mantienes una elevada media de velocidad todo el rato”.

¿Es el rallye tan duro como algunos apuntan, con un segundo día tan largo y complicado para las ruedas?

“Desde luego si algo tengo claro es que no creo que se vayan a usar aquí las blandas. Hace demasiado calor. Hay que recordar que en Portugal por las mañanas había unos diez grados y aquí hay veinticinco… Eso elimina las ruedas blandas de los bucles matinales casi con toda seguridad. En último término, la elección entre un compuesto o el otro depende sobre todo de la temperatura y no tanto de la distancia. En Portugal los tramos estaban en las montañas, más altos, y por la noche se enfriaban mucho. Aquí las noches no son frías en absoluto”.

¿Dirías que este es el peor rallye de lo que llevamos de año para el piloto que tiene que abrir carrera?

“Sí, diría que Cerdeña es el rallye más exigente para el piloto que sale primero a los tramos. Yo salgo quinto y creo que es una buena posición. Normalmente necesitas que pasen delante de ti en rallyes como este tres o cuatro coches. La mayor diferencia, desde luego, está entre el que sale primero y el segundo. El que abre pierde mucho. De salir quinto a décimo, la cosa ya no cambia tanto”.

Por lo que llevamos visto este año, la clave reside en atacar el viernes, ya que el sábado, si hay un número importante de reincorporados por Rallye2, la cosa ya no es tan desfavorable al que abre pista. ¿En qué medida afecta eso a tu estrategia?

“El viernes es, desde luego, importante. Muy importante. Está claro que en estos tramos puede haber abandonos, por las muchas trampas que tienen y lo estrechos que son, con poco margen al error. Si eso ocurre, ayudará sobre todo al piloto que abre carrera. De modo que si te propones maximizar la ventaja que implica salir detrás el viernes con respecto al líder, debes hacerlo el viernes. Así lo vimos en Portugal. Obviamente Sébastien perdía tiempo cuando tenía pilotos saliendo delante de él el sábado, pero no tanto como el viernes”.

¿Al llegar los sitios más complicados y con más trampas, haces un ejercicio de mentalización para calmarte y bajar el ritmo para luego retomarlo o cómo abordas esas zonas?

“Es curioso. En mis notas utilizo a veces una indicación que viene a ser algo así como “corta velocidad”. Recurro a ella en contadas ocasiones, en algunos rallyes tal vez tres o cuatro veces. Pero en este rallye creo que debo haber anotado unos veinte sitios, como mínimo. Ahí necesitas realmente “matar” la velocidad, bajar el ritmo. Hay un ejemplo en una zona de uno de los tramos del domingo donde en los reconocimientos, al llegar, de una zona muy rápida, cuando crees que deberías empezar a frenar, ya te estás pasando el cruce… (risas) En serio, hay que preparar la frenada con tal anticipación que hay un gran riesgo de pasarte el cruce, que además te mete en un puente muy estrecho. Si te pasas, te pasas… Y si tienes que volver hacia atrás, te metes en tu propia nube de polvo y pierdes aún más tiempo saliendo de ella.

Vimos el año pasado que las segundas pasadas por los tramos resultaron claves, porque se formaron bastantes roderas y algunos estaban muy rotos. ¿Podría pasar algo parecido en los tramos nuevos este año?

“Los del viernes no están mal, pero los del sábado sí son peores en ese sentido. Está claro que el sábado, en las segundas pasadas, habrá que prepararse, con un coche más alto y tal vez retocando la alta velocidad en el reglaje de los amortiguadores, para que absorban mejor los fuertes impactos que podrían darse”.

Parecías muy contento todo el rato en Portugal con los reglajes de tu coche. ¿Cambian mucho para este rallye?

“No, no cambian apenas. He decidido quedarme con el equilibrio alcanzado allí, con el que rodé muy a gusto. Hemos retocado algunas cosas y, por ejemplo, llevamos una suspensión un pelín más blanda. Pero es un retoque menor en los amortiguadores. Ahora tengo un buen feeling con el coche”.

Siempre has dado la sensación de encontrarte aquí como en tu casa. ¿Qué te hace sentirte así en esta carrera?

“Vine aquí a correr por primera vez en 2003, cuando el rallye se llamaba Costa Esmeralda. Y es el hecho de que yo haya estado corriendo este rallye antes de que puntuara para el Campeonato del Mundo lo que marca la diferencia. Esa experiencia me ha permitido sentir aquí buenas sensaciones. Pero también tengo que decir que me gustan, en general, los tramos estrechos. Especialmente cuando son de buen ritmo, como estos, a pesar de las muchas piedras y árboles que tienen en sus bordes. Este año han cambiado un poco, como decía, y no son tan rápidos. Pero me resulta muy placentero pilotar al límite entre esas piedras y árboles, rozando los límites y pasando entre todo ello a ritmo de carrera. Es un sentimiento muy bueno, de control del coche”.

¿Es más divertido eso o pilotar a la velocidad que se hace en rallyes como Suecia o Finlandia?

“Normalmente, donde más placer da pilotar es donde vas a una velocidad muy alta. Además, en tramos de ese tipo fue donde yo nací como piloto. Pero creo que con el paso de los años he ido mejorando en trazados más técnicos, como este”.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...