Publicidad

Rallysprint de Fafe: Sébastien Ogier cumplió con los pronósticos

Sébastien Ogier no pudo comenzar con mejor pie los preparativos de la semana en la que el WRC regresa a Europa tras el primer viaje transoceánico. El piloto de Volkswagen se impuso en el Rallysprint de Fafe, una prueba espectáculo que el Automóvil Club de Portugal viene montando en las tres últimas temporadas como “calentamiento” de la cita puntuable para el WRC que organizan.
Fernando Albes.

Twitter: @fernandoalbes -

Rallysprint de Fafe: Sébastien Ogier cumplió con los pronósticos
Rallysprint de Fafe: Sébastien Ogier cumplió con los pronósticos

El año pasado no pudo acudir al Rallysprint de Fafe, afectado por un agresivo proceso febril, pero en esta ocasión no quería perdérselo. Y no es de extrañar, considerando que en el tramo donde se disputa esta carrera, el legendario Fafe-Lameirinha, los organizadores estiman que se juntan cada año no menos de 100.000 espectadores. Y, claro, el de Volkswagen no solo quería correr, sino ganar, que es a lo que sale cada vez que se sube en el VW Polo WRC. Lo cierto es que se le vio sobrado sobre el tramo del norte de Portugal y ya avisó en la primera pasada. Se permitió el lujo de hacer un trompo de manera deliberada y aun así se quedó a 1.2 del mejor tiempo, marcado por el vencedor del año pasado, Dani Sordo.

 

En la segunda vuelta de prácticas ya marcó el mejor tiempo y remachó en la manga decisiva, la que de verdad contaba para el resultado final, en la que no obstante marcó un crono que le permitió ganar de manera más que ajustada, batiendo por solo medio segundo al estonio Ott Tanak, que en su vuelta a los mandos de un Ford Fiesta WRC mostró de nuevo una muy buena comunión con su montura.

 

Tanak compartía coche con Elfyn Evans, pero en la manga de calificación que le tocó en suerte batió ampliamente al galés, accediendo a la final (ni Ogier ni Sordo compartían coche, ya que eran los únicos representantes de sus marcas en Fafe). Pese a que cometió un par de errores, Tanak consiguió acercarse muchísimo a Ogier, lo que deja claro que esta semana en el Rallye de Portugal habrá que contar muy mucho con él…

 

Dani Sordo, por su parte, llegaba a Fafe tras dos días de ensayos para el Rallye de Portugal con el equipo Hyundai y con el cartel de vencedor de la edición del año pasado. Y no defraudó tampoco en esta ocasión, ya que en la segunda aparación oficial del Hyundai i20 WRC sobre tierra (tras el Rallye de México), se quedó a solo 2.2 segundos del tiempo de Ogier y a 1.7 del de Tanak. Sordo se mostraba satisfecho del comportamiento del coche, que poco a poco va ganando en competitividad, sobre todo a nivel de chasis y suspensión, quedándose con la “honrilla” personal de ganar al mejor de los dos pilotos de su antiguo equipo Citroën, Mads Ostberg, por 2.8 segundos. Ostberg había “eliminado” en las mangas de calificación a Kris Meeke, que a punto estaba de salirse de la pista en el rasante más famoso de los rallyes portugueses, en la zona conocida como “Pedra Sentada”, dañando el coche en el aterrizaje.

 

Clasificación

1º S. Ogier-J. Ingrassia (Volkswagen Polo WRC), 3:40.0

2º O. Tanak-R. Molder (Ford Fiesta WRC), +0.5

3º D. Sordo-M. Martí (Hyundai i20 WRC), +2.2

4º M. Ostberg-J. Andersson (Citroën DS3 WRC), +5.0

5º J. Ketomaa-K. Lindstrom (Ford Fiesta R5), +9.3