Publicidad

Rallye de Gales - sábado: Ogier despega ante un nuevo fallo de Latvala

Sébastien Ogier disfruta ya de una ventaja superior al minuto frente a su más inmediato perseguidor, que a mita de la segunda jornada ya no es Jari-Matti Latvala. El finlandés, que arrancaba a 6.6 segundos de su compañero en Volkswagen, sucumbía de nuevo ante el que es su verdadera bestia negra, perdiendo mucho tiempo en el tramo que abría la jornada, tras salirse de la pista. Mikko Hirvonen (Ford), Mads Ostberg (Citroën) y Kris Meeke (Citroën) mantienen una cerradísima pelea por el segundo puesto.
Fernando Albes.

Twitter: @fernandoalbes -

Rallye de Gales - sábado: Ogier despega ante un nuevo fallo de Latvala
Rallye de Gales - sábado: Ogier despega ante un nuevo fallo de Latvala

A Sébastien Ogier se le ha puesto el rallye de Gales a pedir de boca. Tras la intensa pelea mantenida ayer con su compañero de Volkswagen Jari-Matti Latvala, el francés se vio libre de la presión del finlandés en el primer tramo del día. Latvala cometía un error de apreciación y retrasaba más de la cuenta una frenada en una zona rápida, bloqueando las ruedas de su VW Polo WRC y llegando a calar el motor, lo que hacía que se saliera de la pista y quedara atollado, perdiendo más de tres minutos en el lance, hasta que un grupo de espectadores conseguía devolver su coche a la pista.

 

A partir de ese momento, Sébastien Ogier se veía literalmente solo ante el peligro, ya que el heredero de la segunda posición provisional, Mikko Hirvonen, se encontraba ya a 1:!3.8 detrás. Ello hacía cambiar radicalmente el rallye del francés, que adoptaba un planteamiento cien por cien volcado en la seguridad y en tratar de evitar los muchos peligros que encerraban los embarrados tramos galeses.

 

No podía permitirse ese lujo Hirvonen, desde luego, que partía con la misión de mantenerse delante de los dos Citroën de Kris Meeke y Mads Ostberg y también del Hyundai de Thierry Neuville. Este último dejaría de ser una amenaza excesivamente preocupante en el segundo tramo de la jornada, donde se salía en tres cruces diferentes y se dejaba diez segundos con Hirvonen, seriamente preocupado ya por la amenaza de los dos Citroën de Ostberg y Meeke. Éste conseguía arañarle aquí 1.2 segundos, mientras que en el tercer tramo del día, era Ostberg quien le recortaba 3.5 segundos, colocándose a 3.9 en la general. Meeke cedía terreno, después de algún susto, y se veía relevado como principal alternativa a Hirvonen por su compañero, que ahora le sacaba 0.5 en la clasificación absoluta.

 

En el penúltimo tramo del día, tanto Ostberg, cada vez más sólido, como Meeke volvían a batir a Hirvonen, que a falta del corto tramo que cerraba el bucle matinal (Chirk Castle, de 2.06 km), ya solo tenía 0.5 de ventaja sobre Ostberg y 1.4 sobre Meeke.

 

Esa pequeña especial traía consigo el cambio de identidad del segundo clasificado, ya que Ostberg volvía a batir a Hirvonen, al igual que Meeke, y tras esta especial el noruego se situaba 0.7 delante del finlandés, mientras que Meeke se colocaba exactamente a la misma diferencia, pero detrás. Ogier completaba sin problemas el tramo, uno menos en su camino a la octava victoria del año.

 

La sección de la tarde se iniciará con la disputa del tramo 14, Clocaenog East-2 (8.25 km), a las 15:00 hora local (una hora menos que en la España peninsular)

 

Clasificación general, tras el TC13:

 

1º S. Ogier-J. Ingrassia (VW Polo WRC), 2:00:22.6

2º M. Ostberg-J. Andersson (Citroën DS3 WRC), +1:10.1

3º M. Hirvonen-J. Lehtinen (Ford Fiesta WRC), +1:10.8

4º K. Meeke-P. Nagle (Citroën DS3 WRC), +1:11.5

5º T. Neuville-N. Gilsoul (Hyundai i20 WRC), +1:33.5