Rallye de Australia - sábado: Ogier se afianza en cabeza

Sébastien Ogier lidera el rallye de Australia a falta de una jornada para que concluya la carrera. El piloto de Volkswagen, muy centrado y acertado en la elección de los neumáticos en la jornada de hoy, aventaja a su compañero Jari-Matti Latvala en 11.8 segundos a falta de los seis tramos que quedan por disputarse. Latvala adelantó a Ogier al término del primer bucle de hoy, pero un error en la monta de neumáticos en la segunda vuelta por los dos tramos matinales le hizo perder mucho tiempo y darle una ventaja a su compañero que puede resultarle ya muy difícil de remontar. La pelea por el tercer peldaño del podio se mantuvo muy viva hasta el final de la jornada entre Andreas Mikkelsen (VW) y Kris Meeke (Citroën), que terminaban con el noruego 1.5 segundos delante. Sorprendentemente, los comisarios penalizaban a Meeke al final del día por cortar excesivamente una curva en el tramo 10 y de golpe, el de Citroën perdía casi toda opción de podio.
Fernando Albes.

Twitter: @fernandoalbes -

Rallye de Australia - sábado: Ogier se afianza en cabeza
Rallye de Australia - sábado: Ogier se afianza en cabeza

Jari-Matti Latvala partía a por todas en la primera pasada por el tramo más largo del rallye, Nambucca (48.92 km) y conseguía batir a Ogier por 3.0 segundos, lo que le valía para desbancar a su compañero de la cabeza de la prueba, ahora en su poder por 2.6 segundos. Kris Meeke apenas podía resistir el embite de los dos Volkswagen peleando por ganar y cedía 10.5 segundos con respecto a Latvala, lamentándose en la meta de que tal vez optar por neumáticos duros hubiera sido una mejor elección, finalmente no seleccionada por temer él y su equipo, igual que el resto, que el tramo estaría más embarrado de lo que luego estuvo. Andreas Mikkelsen cedía 0.7 segundos con respecto a Meeke aquí, lo que hacía que el británico de Citroën le adelantara por una décima de segundo, desplazándole a la cuarta plaza. El noruego conseguía, eso sí, batir al Ford de Mikko Hirvonen por 12.8 segundos en esta especial, distanciándole a 17.2 en la general acumulada.

 

Decidido a intentar escaparse en cabeza, Latvala firmaba un nuevo scratch en el siguiente asalto contra el crono, Valla-1 (8.96 km). El finlandés elevaba su renta hasta los 4.1 segundos sobre un Sébastien Ogier que aquí encajaba 1.5 segundos. Mikkelsen, que batía a Meeke por 0.9, configuraba un podio provisional cien por cien VW, con el irlandés de Citroën 0.8 detrás.

 

Tras la asistencia de Coffs Harbour, la amenaza de lluvia seguía presente y provocaba no pocos quebraderos de cabeza en la elección de los neumáticos. Hubo quien apostó por que llovería y quien lo hizo por que el terreno permanecería seco, condición ésta que sería finalmente la que se dio. La víctima más llamativa de ello en la segunda vuelta a Nambucca sería nada menos que el líder de la carrera, Jari-Matti Latvala. Con sus informaciones, el finlandés pensaba que llovería y salía de la asistencia con una dotación de 4 gomas blandas y 2 duras, encontrándose con un tramo cien por cien seco. Montaba dos duras delante y 2 blandas detrás y, tratando de minimizar los daños hacía cuanto podía para administraba sus recursos, pese a lo que terminaba cediendo 13.4 segundos con Ogier, que desbancaba a su compañero del mando de la carrera, aventajándole ahora por 9.9. Ogier, que había optado por 3 gomas duras y 2 blandas, usaba las tres duras y una blanda y batía a Mikkelsen (cuatro duras), segundo aquí, por 7.1 segundos, y a Kris Meeke por 7.7 segundos. El británico de Citroën, calzado con 4 gomas duras (1 blanda de repuesto), no lograba sacar tajada de la situación y, aunque recortaba 6.3 segundos a Latvala, solo conseguía arañarle 0.6 a Mikkelsen, lo que significaba que seguía cuarto en la general, a 0.2 del noruego.

 

Valla-2 cerraba la sección de la tarde (a falta de las dos superespeciales de Coffs Harbour), con un nuevo scratch de Ogier, esta vez 1.0 mejor que Latvala y 4.0 mejor que Meeke. El británico protagonizaba el único cambio de calado en las posiciones delanteras, pues batía a Andreas Mikkelsen por 1.5 segundos, lo que le valía para desbancar al noruego del tercer puesto provisional del rallye por 1.3.

 

Como era de esperar, y a diferencia de ayer, esta vez la superespecial no arrojaba cambios significativos en cabeza y Sébastien Ogier se anotaba los dos mejores cronos en juego, cerrándose el día con el francés en lo alto de la tabla, con 11.8 segundos sobre Latvala. Mikkelsen, en la frenética pelea que llevaba con Meeke, adelantaba al británico y terminaba el día cerrando de nuevo la formación VW, ya a 25.3 del líder. Meeke se las prometía muy felices de cara a la jornada del domingo, con todas las opciones de pelear por el podio (terminaba a 1.5 de Mikkelsen), aunque su sorpresa llegaba al final del día en forma de penalización de 1’01” por cortar en exceso en una curva en el segundo tramo del día, televisado en directo. Ello hacía que perdiera un puesto y dijera prácticamente adiós al podio.

 

La última jornada competitiva del rallye, mañana domingo, está compuesta por un bucle de tres tramos a los que se darán dos pasadas y arranca con la disputa de Shipmans-1 (30.20 km) a las 00:08 (hora peninsular española)

 

Clasificación general, tras el TC14:

 

1º S. Ogier-J. Ingrassia (VW Polo WRC), 2:03:55.3

2º J.M. Latvala-M. Anttila (VW Polo WRC), +11.8

3º A. Mikkelsen-O. Floene (Volkswagen Polo WRC), +25.3

4º M. Hirvonen-J. Lehtinen (Ford Fiesta WRC), +1:27.2

5º K. Meeke-P. Nagle (Citroën DS3 WRC), +1:27.8

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...