Publicidad

Radares de tramo: el secreto de su éxito (Vídeo)

A pesar de estar anunciados unos metros antes, tres de los cinco radares de la DGT que más multas impusieron en 2014 eran de tramo. Su eficacia es muy superior a la del resto, exceptuando los Pegasus y algunos otros. Analizamos por qué los conductores caen en ellos.
Alicia Fernández.

Twitter: @aliciautopista -

Radares de tramo: el secreto de su éxito (Vídeo)
Radares de tramo: el secreto de su éxito (Vídeo)

Cuatro años y medio después de la llegada de los dos primeros, los radares de tramo de la DGT se muestran como los más eficaces, con permiso, claro, de los Pegasus. De los cinco radares de Tráfico que más multas impusieron en 2014, tres eran de tramo. A la espera de la puesta en marcha de los 30 prometidos en carreteras secundarias, los 14 actualmente instalados en autovías y autopistas (existen más, pero sólo estos imponen denuncias… por el momento), registran un porcentaje sancionador más elevado que el resto que miden la velocidad puntual. Otros, instalados más recientemente, se puede decir que “prometen” a tenor de su marcha desde su instalación.

 

De todos los radares instalados de que dispone la DGT, -normales y de tramo- el que más denuncias impuso (según el informe remitido por el Portal de la transparencia  a www.elconfidencial.com) fue uno ubicado en la A-45, autovía que une Córdoba y Málaga, instalado en enero del año pasado, con casi 63.000. Al mismo tiempo, se colocó otro en la misma vía unos kilómetros antes, que ocupó el cuarto lugar de cifras de denuncias totales (contabilizando todos los radares), unas 37.800. El ranking de los cinco primeros lo cierra el instalado en la A-6 dirección Madrid, (ubicado entre el pk 56 y el 49), el segundo más largo de todos los que dispone Tráfico de 7,6 kilómetros, con un total de 37.098.

 

Pero, si están anunciados con la clásica señal de radar de fondo azul, a la que se añade una franja inferior indicando “control de velocidad en tramo de X kilómetros”, ¿por qué caemos en ellos? Varios pueden ser los motivos. En algunas ocasiones, los conductores se quejan de que las señales son poco visibles, como ocurre en el ubicado en la AG-55, donde el cartel está en la salida del primer peaje, en Larín, en Arteixo (La Coruña).

 Radares de tramo: el secreto de su éxito

Puede influir también el hecho de que casi todos los tramos objeto de medición tienen un límite inferior al genérico de la carretera en la que se encuentra. Cuatro de los catorce radares tiene límite a 80 (los cuatro de Málaga, los dos de la A-45 y dos de la A-7), uno de 90 (en la AP-9, en La Coruña), siete de 100 (A-4, AP-66, A-8, los dos de la AP-6, AG-55 y uno de la A-7 en Málaga) y sólo dos de 120 km/h (Z-40 y AG-64).

 

El objetivo inicial de la DGT con la puesta en marcha de los radares de tramo era la seguridad, ya que se iban a instalar en tramos especialmente peligrosos, como los túneles donde la seguridad se ve más comprometida. Pues bien, a pesar de instalar un radar de este tipo, y de anunciarlo unos metros antes, los conductores no perciben ese peligro. Para AEA, “es significativo el hecho de que todos los radares, excepto el de León, aumenten año tras año el número de denuncias”, es decir, los radares no logran enseñar y prevenir como debería ser su objetivo. En esta línea Dvuelta afirma que “no se justifica el hecho de que en un mismo sentido y en un espacio de menos de 10 kilómetros haya dos radares de tramo, como pasa en Las Pedrizas, en Málaga, salvo por el afán recaudatorio". Un conductor despistado "con un aviso en forma de sanción, ya recibiría el mensaje, y la próxima vez adecuaría su velocidad mejor. No es necesario duplicar la sanción, y más que innecesario, es un abuso".

 

Transit también tiene los suyos

En las carreteras catalanas también te encontrarás radares de tramo, un total de 11. Los últimos seis, ubicados en la C-58 (de 5,5 kilómetros de longitud, con límite a 120), la AP-7 (de 18 kilómetros con límite a 120 km/h también), y la N-II (dos de 4,9 km, con límite a 100, y 3 kilómetros con límite a 80), entraron en funcionamiento hace apenas unas semanas. Anuncia antes de fin de año un radar de este tipo en el Bus-VAO de la C-58.

 

Radares de tramo DGT

Provincia

Carretera

Pk

Sentido

Jaén

 

A-4

248,359-245,229

Decreciente

León

 

AP-66

99,150-101.500

Creciente

Lugo

 

A-8

549,550-540,300

Decreciente

Zaragoza

 

Z-40

26,60-2970

Creciente

Madrid

 

AP-6

56,81-49,26

Decreciente

La Coruña

 

AG-55

14-848-11,713

Decreciente

La Coruña

 

AP-9

29,935-31,137

Creciente

Málaga

 

A-7

200,146-205,268

Creciente

Málaga

 

A-7

205,268-200,146

Decreciente

Málaga

 

A-7

287,631-288,740

Creciente

Málaga

 

A-45

125,958-128,780

Creciente

Málaga

 

A-45

134,178-140,276

Creciente

Segovia

AP-6

53,126-56,608

Creciente

La Coruña

AG-64

18,430-12,82

Decreciente