Publicidad

Los nuevos coches-radar privados (e indetectables) ya multan: VÍDEO

Un vídeo explica, por primera vez, cómo funcionan los nuevos coches-radar privados de Europa encargados de multar a quienes sobrepasen los límites de velocidad.
Alberto de la Torre.

Twitter: @autopista_es -

Los nuevos coches-radar privados (e indetectables) ya multan: VÍDEO
Los nuevos coches-radar privados (e indetectables) ya multan: VÍDEO

Hace algunos meses os contamos que en Francia se había aprobado la implantación de nuevos coches-radar privados, que servirán para vigilar los límites de velocidad sin ser detectados por los conductores, ya que éstos circularán sin ningún tipo de distintivo o de elemento identificador: son, a ojos de cualquier conductor, indetectables. En este artículo puedes conocer toda la información

Publicidad

Ahora hemos sabido que a partir del próximo lunes, cinco de estos nuevos radares privados se pondrán en funcionamiento en Normandía (26 a finales de año), a bordo de unos Peugeot 308 que tienen el objetivo de controlar que nadie se salte los límites máximos fijados en cada carretera.

Radares privados, ¿cómo funcionan?

En el vídeo de Le Parisien que tienes a continuación se explica cómo funcionan este tipo de radares móviles indetectables que a partir de 2020 se extenderán a todo el territorio francés, con un aumento exponencial de su flota, cuando se espera llegar a 440 unidades móviles.

Los radares privados franceses están gestionados por una empresa llamada Mobiom que utiliza Peugeot 308 para sus operaciones, aunque espera ampliar su gama de vehículos con el paso del tiempo. En su interior, un conductor con jersey y gafas negras (que en el vídeo prefiere mantener el anonimato por su seguridad), conduce el coche por una ruta fijada en el GPS. Antes de arrancar, al conductor se le realiza una prueba de alcoholemia.

Coches-radares privados

De esta manera, el coche patrulla de los gendarmes franceses se cambia por un vehículo totalmente camuflado y los dos agentes son sustituidos por un único hombre. Una vez en marcha, el conductor no se puede desviar lo más mínimo de una ruta que es supervisada desde un puesto de control. Cuando es rebasado por un coche a una velocidad superior a la permitida, los infrarrojos del vehículo lo detectan y son capaces de anotar la infracción sin ningún destello que pueda delatar al coche.

Publicidad

Además, se destaca que la empresa no recibirá un suplemento relacionado con el número de multas emitidas ni tiene permitido realizar más kilómetros de los programados. Al contrario, sí recibirán una sanción si no cumplen con la distancia requerida. Todo ello en un sistema que permite la vigilancia durante las 24 horas del día los 7 días de la semana, gracias a los turnos rotativos de ocho horas de los conductores.

¿Y en España?

En España no lo veremos, tal y como ha asegurado la DGT, a menos que se cambien las leyes que regulan los radares móviles y fijos en nuestras carreteras. Hay que tener en cuenta que la presencia de los radares tiene que ser avisada con antelación y que las competencias para el control de los mismos están reservadas exclusivamente a Policía y Guardia Civil, por lo que, a día de hoy, es impensable que un civil esté al cargo de un radar móvil.

También te puede interesar:

Alerta: la DGT estrenará drones para controlar el tráfico en este puente

Publicidad