4x4

Mitsubishi Montero 3.2 DI-D GLS aut

La suavidad no está reñida con la efectividad. Con su nuevo Montero, Mitsubishi demuestra que se puede ofrecer un vehículo de soluciones modernas y muy buen comportamiento en carretera, que a la vez no pierda un ápice de sus cualidades camperas.

Mitsubishi Montero 3.2 DI-D GLS Corto
Mitsubishi Montero 3.2 DI-D GLS Corto

En carretera, el Montero se mueve como pez en el agua. Muy efectivo en todo tipo de trazados, destaca por la nobleza que ofrece a altas velocidades en autopistas y autovías, algo no muy común entre los batalla corta. Aquí, además, se pueden mantener perfectamente cruceros de 160-165 km/h reales, alcanzando el vehículo sin problemas los 170 km/h anunciados por el fabricante. En carreteras de segundo orden y de montaña el nuevo Mitsu se muestra muy ágil, y eso que ofrece un comportamiento muy subvirador, con una clara tendencia a irse de morro si entramos en las curvas con decisión. Eso sí, la nobleza de su bastidor hace que se coloque sin problemas con sólo levantar ligeramente el pedal del acelerador. El cambio ofrece un tacto suave y preciso, al igual que la dirección, que sin embargo es algo lenta al tener demasiadas vueltas de volante. A nivel de equipamiento e interior el Mitsubishi saca una nota muy destacada. No es sólo que cuente con un equipo de serie de primer orden, que incluye el doble airbag, el climatizador, los elevalunas eléctricos y un largo etcétera. Es que además cuenta con multitud de pequeños detalles que le diferencian de sus rivales. Por comentar algunos, destacar la doble guantera o el detalle que supone que la caja de herramientas que lleva en el portón trasero (elemento con el que ya contaba el anterior Montero) se pueda sacar de su anclaje mediante dos palomillas. Otro punto en el que también ha mejorado bastante este Montero corto es en de la capacidad de carga de su maletero, una de las pegas clásicas del modelo japonés. Ahora su capacidad es mucho mayor, y si bien no es de las mejores del mercado, sí permite, por lo menos, cargar con el equipaje de sus ocupantes. En cuanto a los precios, la gama Montero sube un escalón con respecto al anterior. Así, el DI-D más barato cuesta 4.990.000 ptas, mientras la versión GLS (la que aparece en esta prueba) sube hasta 5.754.000 ptas y la más equipada, GLS Kaiteki, costará 6.697.000 ptas.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.