Volkswagen Passat 2.0TDi DSG

Si los coches fueran como los futbolistas, el Passat puede que no reluciera bajo los focos como Beckham. Pero ahí está: tras sus líneas un tanto anodinas, tiene un derroche de centímetros, un motor resultón y un comportamiento basado en el Golf. En definitiva, un Volkswagen tan “galáctico" como puede ser un Audi A4.

Volkswagen Passat 2.0TDi DSG
Volkswagen Passat 2.0TDi DSG

Si te vas a poner por primera vez al volante del nuevo Passat, antes de que gire la llave de arranque, debes saber –precisamente- que no hay tal llave, es electrónica. Un botón en el salpicadero hace las veces. Tampoco encontrarás el tradicional freno de mano. En su lugar se ha puesto un botón: ¡Cuidado! No se desconecta automáticamente al arrancar como hacen otros modelos. No te olvides de quitarlo.Enciendes por fin su motor y descubres más cambios. Para esta prueba hemos elegido la mecánica Diesel más demandada de toda su gama: el 2.0 TDi de 140 CV, estrenado en el Golf. En breve estará disponible una versión más potente, con 170 CV. Ya lo hemos dicho: notarás que el coche va muy aplomado, pero no es duro de suspensiones. Además, te sorprenderá que –con su tamaño- te permita pasos tan rápidos en curva. Te parecerá que vas más lento de lo que en realidad circulas. Incluso llegamos a pensar “qué pena de un poco más de potencia", porque no conseguimos que su chasis se inmute. Incluso en tramos virados nos deja cierto “regustillo" al Golf. Si miramos lo que ofrecen sus rivales descubriremos que no es el más rápido. De hecho, el Passat se pude definir como un modelo bueno en todo, pero que no destaca en nada. En aceleraciones, queda muy lejos de las del Accord de 140 CV. Si buscas un modelo con mejor recuperaciones, tu opción será el A4 también de 140 CV, aunque este Volkswagen se “porta" en este apartado. Por consumos (7 litros cada 100 kilómetros), en la media. Por sonoridad, un pelín más "Diesel" que, por ejemplo, el silencioso Peugeot 407, pero nada destacable. Eso sí, el Passat que conducíamos tenía una ventaja sobre otros modelos: el cambio de embrague pilotado DSG. El único “pero" que le encontramos es que no incluya las levas al volante como sí hemos podido disfrutar en otros modelos. Si quieres las versiones automáticas de sus rivales, tendrás que hacer un desembolso considerable y no encontrarás un cambio tan bien resuelto como el del Passat. Además, no todos lo comercializan. Opel te ofrece en el Vectra el denominado Active Select por 2.100 euros. En el caso del Peugeot 407, el cambio automático robotizado cuesta 1.500 euros.

  Passat C5 Accord Vectra Peugeot 407 Audi A4
Aceleración
0-100 km/h
9,61 seg 9,52 seg 9,29 seg 9,51 seg 9,32 seg 9,3 seg
Frenada
140-0 km/h
3,65 seg 3,67 seg 3,65 seg 3,66 seg 4,02 seg 3,52 seg
Sonoridad
a 120 km/h (dB)
68,9 67,3 68,1 69,4 67,2 68,6
Recuperación 1000 m 4ª/5ª 30,99/38,26 32,68/38,71 33,73/36,59 37,51/48,89 34,11/35,32 30,39/31,13
Consumos media l/100 km 7 7,14 6,7 6,9 7,2 7

Datos de nuestro Centro TécnicoCon la ayuda de nuestro Centro Técnico, hemos querido poner a prueba la frenada de este Passat y compararla con la de sus rivales. Volkswagen aseguraba que había mejorado mucho este apartado y que, además, sus discos de freno son tan revolucionarios que se autolimpian cuando es necesario. Mira los datos que te ofrecemos: a 140 km/h es el que mejor distancia y tiempo de frenadas presenta entre los modelos generalistas. Tan solo le ganaría su “primo" A4, con el que comparte buena parte de su tecnología. Necesita medio segundo menos para detenerse que un Peugeot 407 y recorrerá, por ejemplo, dos metros menos que un Citroën C5. El equipamiento de seguridad también está muy cuidado: control de tracción y de estabilidad, ABS, amplia dotación de airbags… Como novedad, ofrece de serie airbags laterales trasero (310 euros).
No sólo es el más grande de su categoría. Por tamaño, le quitará clientes al A4 e, incluso, podría plantar cara al A6. Pero ¿juega el Passat en la misma categoría?
Por precio, ahí estaría. De hecho, por unos 600 euros más (cien mil de las antiguas pesetas), podrías plantearte la compra de un A4 en vez de un Passat. También el precio le lastra con sus rivales de las marcas más generalistas: fíjate, pero un C5 (uno de los más baratos) te costará 8.000 euros menos. No podemos por menos que preguntarnos si existe tanta diferencia entre ambos para valer ese dinero.
El equipamiento del Passat es de primera, pero no incluye ningún elemento que no puedan llevar sus rivales. En cuanto a terminación, el Passat está muy bien acabado, pero nos ha decepcionado un poco el toque "plasticoso" de algunos de sus elementos.
Como equipamiento opcional, te recomendamos los nuevos airbags laterales traseros (332 euros) y la suspensión deportiva (140 euros): es 15 milímetros más baja que la normal y es con la que hemos realizado esta prueba.
Si te vas a poner por primera vez al volante del nuevo Passat, antes de que gire la llave de arranque, debes saber –precisamente- que no hay tal llave, es electrónica. Un botón en el salpicadero hace las veces. Tampoco encontrarás el tradicional freno de mano. En su lugar se ha puesto un botón: ¡Cuidado! No se desconecta automáticamente al arrancar como hacen otros modelos. No te olvides de quitarlo.Enciendes por fin su motor y descubres más cambios. Para esta prueba hemos elegido la mecánica Diesel más demandada de toda su gama: el 2.0 TDi de 140 CV, estrenado en el Golf. En breve estará disponible una versión más potente, con 170 CV. Ya lo hemos dicho: notarás que el coche va muy aplomado, pero no es duro de suspensiones. Además, te sorprenderá que –con su tamaño- te permita pasos tan rápidos en curva. Te parecerá que vas más lento de lo que en realidad circulas. Incluso llegamos a pensar “qué pena de un poco más de potencia", porque no conseguimos que su chasis se inmute. Incluso en tramos virados nos deja cierto “regustillo" al Golf. Si miramos lo que ofrecen sus rivales descubriremos que no es el más rápido. De hecho, el Passat se pude definir como un modelo bueno en todo, pero que no destaca en nada. En aceleraciones, queda muy lejos de las del Accord de 140 CV. Si buscas un modelo con mejor recuperaciones, tu opción será el A4 también de 140 CV, aunque este Volkswagen se “porta" en este apartado. Por consumos (7 litros cada 100 kilómetros), en la media. Por sonoridad, un pelín más "Diesel" que, por ejemplo, el silencioso Peugeot 407, pero nada destacable. Eso sí, el Passat que conducíamos tenía una ventaja sobre otros modelos: el cambio de embrague pilotado DSG. El único “pero" que le encontramos es que no incluya las levas al volante como sí hemos podido disfrutar en otros modelos. Si quieres las versiones automáticas de sus rivales, tendrás que hacer un desembolso considerable y no encontrarás un cambio tan bien resuelto como el del Passat. Además, no todos lo comercializan. Opel te ofrece en el Vectra el denominado Active Select por 2.100 euros. En el caso del Peugeot 407, el cambio automático robotizado cuesta 1.500 euros.
  Passat C5 Accord Vectra Peugeot 407 Audi A4
Aceleración
0-100 km/h
9,61 seg 9,52 seg 9,29 seg 9,51 seg 9,32 seg 9,3 seg
Frenada
140-0 km/h
3,65 seg 3,67 seg 3,65 seg 3,66 seg 4,02 seg 3,52 seg
Sonoridad
a 120 km/h (dB)
68,9 67,3 68,1 69,4 67,2 68,6
Recuperación 1000 m 4ª/5ª 30,99/38,26 32,68/38,71 33,73/36,59 37,51/48,89 34,11/35,32 30,39/31,13
Consumos media l/100 km 7 7,14 6,7 6,9 7,2 7

Datos de nuestro Centro TécnicoCon la ayuda de nuestro Centro Técnico, hemos querido poner a prueba la frenada de este Passat y compararla con la de sus rivales. Volkswagen aseguraba que había mejorado mucho este apartado y que, además, sus discos de freno son tan revolucionarios que se autolimpian cuando es necesario. Mira los datos que te ofrecemos: a 140 km/h es el que mejor distancia y tiempo de frenadas presenta entre los modelos generalistas. Tan solo le ganaría su “primo" A4, con el que comparte buena parte de su tecnología. Necesita medio segundo menos para detenerse que un Peugeot 407 y recorrerá, por ejemplo, dos metros menos que un Citroën C5. El equipamiento de seguridad también está muy cuidado: control de tracción y de estabilidad, ABS, amplia dotación de airbags… Como novedad, ofrece de serie airbags laterales trasero (310 euros).
No sólo es el más grande de su categoría. Por tamaño, le quitará clientes al A4 e, incluso, podría plantar cara al A6. Pero ¿juega el Passat en la misma categoría?
Por precio, ahí estaría. De hecho, por unos 600 euros más (cien mil de las antiguas pesetas), podrías plantearte la compra de un A4 en vez de un Passat. También el precio le lastra con sus rivales de las marcas más generalistas: fíjate, pero un C5 (uno de los más baratos) te costará 8.000 euros menos. No podemos por menos que preguntarnos si existe tanta diferencia entre ambos para valer ese dinero.
El equipamiento del Passat es de primera, pero no incluye ningún elemento que no puedan llevar sus rivales. En cuanto a terminación, el Passat está muy bien acabado, pero nos ha decepcionado un poco el toque "plasticoso" de algunos de sus elementos.
Como equipamiento opcional, te recomendamos los nuevos airbags laterales traseros (332 euros) y la suspensión deportiva (140 euros): es 15 milímetros más baja que la normal y es con la que hemos realizado esta prueba.