Suzuki Liana 1.6 2WD

Con 103 CV de potencia oficial y 1,6 litros de cilindrada, el propulsor del Liana es capaz de “estirar" casi hasta donde haga falta. Cierto es que no sube de vueltas con especial rapidez, pero tampoco se muestra perezoso y puede seguir ofreciendo potencia cuando la velocidad de crucero ya es más que aceptable. Esto permitirá al conductor disfrutar de los viajes por autopista sin temor a que la cuerda se acabe demasiado pronto.

Suzuki Liana 1.6 2WD
Suzuki Liana 1.6 2WD

Las prestaciones del Tacuma son similares a las del Liana, por lo que será difícil elegir entre uno u otro. Además, la diferencia de precio es escasa (poco más de 200 euros). Sin embargo, el Tacuma cuenta con un interior versátil (el asiento del copiloto gira 180º y permite enfrentarlo a las plazas traseras) y un poco más de espacio, detalles que pueden ayudar a inclinar la balanza a su favor. Con un precio muy cercano al del Liana, el Santamo nos ofrece una mayor cilindrada que se traduce en unas prestaciones ligeramente superiores a las del Suzuki y en unos consumos más altos que los del modelo japonés (hay que tener en cuenta que el propulsor tiene que mover 200 kg más). A cambio, este galloper cuenta con siete plazas (en una tercera fila de asientos) y un interior muy versátil. Uno de los rivales más directos del Liana es el Hyundai Matrix, un monovolumen similar en prestaciones al modelo de Suzuki y que cuenta con un mejor aprovechamiento del habitáculo, en el que existen múltiples huecos. El "contra" es el consumo, más alto que en el vehículo japonés, aunque hay que tener en cuenta que el motor del Matrix tiene que mover casi 110 kg más. A pesar de contar con un motor de mayor cilindrada, las prestaciones del Carens son muy parecidas a las del Liana, por lo que habrá que buscar su mejor argumento frente al modelo japonés en su espacio interior. Si queremos optar a un equipamiento mejor que el ofrecido por el Suzuki, habrá que recurrir a la versión RS (casi 300.000 pesetas -1.800 euros- más cara), ya que el acabado básico no incluye ABS de serie. El pionero en el segmento de los monovolumen compacto sigue contando con varios argumentos frente a sus rivales: buenas prestaciones, consumos ajustados y un equipamiento muy completo. Sin embargo, una diferencia de precio de 2.270 euros puede ser uno de los "contras" del Scenic, junto a su posición de conducción, más parecida a la de una furgoneta que a la de un turismo. Las prestaciones del Tacuma son similares a las del Liana, por lo que será difícil elegir entre uno u otro. Además, la diferencia de precio es escasa (poco más de 200 euros). Sin embargo, el Tacuma cuenta con un interior versátil (el asiento del copiloto gira 180º y permite enfrentarlo a las plazas traseras) y un poco más de espacio, detalles que pueden ayudar a inclinar la balanza a su favor. Con un precio muy cercano al del Liana, el Santamo nos ofrece una mayor cilindrada que se traduce en unas prestaciones ligeramente superiores a las del Suzuki y en unos consumos más altos que los del modelo japonés (hay que tener en cuenta que el propulsor tiene que mover 200 kg más). A cambio, este galloper cuenta con siete plazas (en una tercera fila de asientos) y un interior muy versátil. Uno de los rivales más directos del Liana es el Hyundai Matrix, un monovolumen similar en prestaciones al modelo de Suzuki y que cuenta con un mejor aprovechamiento del habitáculo, en el que existen múltiples huecos. El "contra" es el consumo, más alto que en el vehículo japonés, aunque hay que tener en cuenta que el motor del Matrix tiene que mover casi 110 kg más. A pesar de contar con un motor de mayor cilindrada, las prestaciones del Carens son muy parecidas a las del Liana, por lo que habrá que buscar su mejor argumento frente al modelo japonés en su espacio interior. Si queremos optar a un equipamiento mejor que el ofrecido por el Suzuki, habrá que recurrir a la versión RS (casi 300.000 pesetas -1.800 euros- más cara), ya que el acabado básico no incluye ABS de serie. El pionero en el segmento de los monovolumen compacto sigue contando con varios argumentos frente a sus rivales: buenas prestaciones, consumos ajustados y un equipamiento muy completo. Sin embargo, una diferencia de precio de 2.270 euros puede ser uno de los "contras" del Scenic, junto a su posición de conducción, más parecida a la de una furgoneta que a la de un turismo. Las prestaciones del Tacuma son similares a las del Liana, por lo que será difícil elegir entre uno u otro. Además, la diferencia de precio es escasa (poco más de 200 euros). Sin embargo, el Tacuma cuenta con un interior versátil (el asiento del copiloto gira 180º y permite enfrentarlo a las plazas traseras) y un poco más de espacio, detalles que pueden ayudar a inclinar la balanza a su favor. Con un precio muy cercano al del Liana, el Santamo nos ofrece una mayor cilindrada que se traduce en unas prestaciones ligeramente superiores a las del Suzuki y en unos consumos más altos que los del modelo japonés (hay que tener en cuenta que el propulsor tiene que mover 200 kg más). A cambio, este galloper cuenta con siete plazas (en una tercera fila de asientos) y un interior muy versátil. Uno de los rivales más directos del Liana es el Hyundai Matrix, un monovolumen similar en prestaciones al modelo de Suzuki y que cuenta con un mejor aprovechamiento del habitáculo, en el que existen múltiples huecos. El "contra" es el consumo, más alto que en el vehículo japonés, aunque hay que tener en cuenta que el motor del Matrix tiene que mover casi 110 kg más. A pesar de contar con un motor de mayor cilindrada, las prestaciones del Carens son muy parecidas a las del Liana, por lo que habrá que buscar su mejor argumento frente al modelo japonés en su espacio interior. Si queremos optar a un equipamiento mejor que el ofrecido por el Suzuki, habrá que recurrir a la versión RS (casi 300.000 pesetas -1.800 euros- más cara), ya que el acabado básico no incluye ABS de serie. El pionero en el segmento de los monovolumen compacto sigue contando con varios argumentos frente a sus rivales: buenas prestaciones, consumos ajustados y un equipamiento muy completo. Sin embargo, una diferencia de precio de 2.270 euros puede ser uno de los "contras" del Scenic, junto a su posición de conducción, más parecida a la de una furgoneta que a la de un turismo. Las prestaciones del Tacuma son similares a las del Liana, por lo que será difícil elegir entre uno u otro. Además, la diferencia de precio es escasa (poco más de 200 euros). Sin embargo, el Tacuma cuenta con un interior versátil (el asiento del copiloto gira 180º y permite enfrentarlo a las plazas traseras) y un poco más de espacio, detalles que pueden ayudar a inclinar la balanza a su favor. Con un precio muy cercano al del Liana, el Santamo nos ofrece una mayor cilindrada que se traduce en unas prestaciones ligeramente superiores a las del Suzuki y en unos consumos más altos que los del modelo japonés (hay que tener en cuenta que el propulsor tiene que mover 200 kg más). A cambio, este galloper cuenta con siete plazas (en una tercera fila de asientos) y un interior muy versátil. Uno de los rivales más directos del Liana es el Hyundai Matrix, un monovolumen similar en prestaciones al modelo de Suzuki y que cuenta con un mejor aprovechamiento del habitáculo, en el que existen múltiples huecos. El "contra" es el consumo, más alto que en el vehículo japonés, aunque hay que tener en cuenta que el motor del Matrix tiene que mover casi 110 kg más. A pesar de contar con un motor de mayor cilindrada, las prestaciones del Carens son muy parecidas a las del Liana, por lo que habrá que buscar su mejor argumento frente al modelo japonés en su espacio interior. Si queremos optar a un equipamiento mejor que el ofrecido por el Suzuki, habrá que recurrir a la versión RS (casi 300.000 pesetas -1.800 euros- más cara), ya que el acabado básico no incluye ABS de serie. El pionero en el segmento de los monovolumen compacto sigue contando con varios argumentos frente a sus rivales: buenas prestaciones, consumos ajustados y un equipamiento muy completo. Sin embargo, una diferencia de precio de 2.270 euros puede ser uno de los "contras" del Scenic, junto a su posición de conducción, más parecida a la de una furgoneta que a la de un turismo. Las prestaciones del Tacuma son similares a las del Liana, por lo que será difícil elegir entre uno u otro. Además, la diferencia de precio es escasa (poco más de 200 euros). Sin embargo, el Tacuma cuenta con un interior versátil (el asiento del copiloto gira 180º y permite enfrentarlo a las plazas traseras) y un poco más de espacio, detalles que pueden ayudar a inclinar la balanza a su favor. Con un precio muy cercano al del Liana, el Santamo nos ofrece una mayor cilindrada que se traduce en unas prestaciones ligeramente superiores a las del Suzuki y en unos consumos más altos que los del modelo japonés (hay que tener en cuenta que el propulsor tiene que mover 200 kg más). A cambio, este galloper cuenta con siete plazas (en una tercera fila de asientos) y un interior muy versátil. Uno de los rivales más directos del Liana es el Hyundai Matrix, un monovolumen similar en prestaciones al modelo de Suzuki y que cuenta con un mejor aprovechamiento del habitáculo, en el que existen múltiples huecos. El "contra" es el consumo, más alto que en el vehículo japonés, aunque hay que tener en cuenta que el motor del Matrix tiene que mover casi 110 kg más. A pesar de contar con un motor de mayor cilindrada, las prestaciones del Carens son muy parecidas a las del Liana, por lo que habrá que buscar su mejor argumento frente al modelo japonés en su espacio interior. Si queremos optar a un equipamiento mejor que el ofrecido por el Suzuki, habrá que recurrir a la versión RS (casi 300.000 pesetas -1.800 euros- más cara), ya que el acabado básico no incluye ABS de serie. El pionero en el segmento de los monovolumen compacto sigue contando con varios argumentos frente a sus rivales: buenas prestaciones, consumos ajustados y un equipamiento muy completo. Sin embargo, una diferencia de precio de 2.270 euros puede ser uno de los "contras" del Scenic, junto a su posición de conducción, más parecida a la de una furgoneta que a la de un turismo.