Renault Modus

Cuando falta el espacio... se agudiza el ingenio. Llega el Modus con 3.792 mm de largo; una longitud generosa para ser un simple utilitario, pero muy escasa para convertirse en un monovolumen. Y, sin embargo, ahí está: un miniScéncic.

Renault Modus
Renault Modus
Es sólo 2 centímetros más corto que un Clio y posee la misma distancia entre ejes que un Micra, ya que se ha desarrollado con la misma plataforma. Sin embargo, el Modus se acerca más a un Scénic que a ellos; eso sí, en mini. La idea no es nueva. Precisamente, se nos viene a la cabeza el Idea de Fiat o el Musa de Lancia como posibles rivales. También encontramos el Meriva de Opel, incluso el Yaris Verso de Toyota. Sin embargo, es la primera vez que un fabricante se atrevía a desarrollar un monovolumen con menos de 3,8 metros. Renault se ha puesto a ganar espacio donde parecía que no lo había. Fuera voladizos, ponle más altura que a sus “hermanos" Clio y Micra, remátalo con un gran portón vertical y añádele mucha, pero que mucha superficie acristalada. Nada más verlo (y más aún cuando pasas dentro), llamarán tú atención su gran luna delantera, sus ventanas interminables, sus grandes techos acristalados (opcionales)... Nos recuerda claramente al Scénic, pero también tiene mucho de Micra: con esos faros redondos y esa parte posterior que parece dibujada como si fuera un Smile (ya sabes, esas caras redondas de gran sonrisa y pequeños ojos).
Los datos de Renault son muy prometedores. El conductor podrá disfrutar de una altura del asiento al techo superior a un metro (1,03 metros, igual que lo que comprobamos que ofrece un Idea y eso que éste es mucho más alto). En las plazas delanteras, la anchura es de 1,37 metros.
Los pasajeros de las plazas traseras no tienen porqué ser niños. Con una anchura atrás de 1,35 metros y una distancia entre ejes de 2,48 metros, presenta espacio suficiente para que viajen cómodamente dos adultos. Existen tres plazas en la parte de atrás, pero éstas se pueden convertir en dos gracias a un nuevo sistema de asientos bautizado como Triptic. Además, las butacas se desplazan 17 centímetros (tres centímetros más que las del Idea), un truco que Renault ya ha utilizado en otros modelos como el Twingo.
Claro está que hablamos de cifras oficiales, pero vaya por delante que nuestra impresión –a falta de que realicemos nuestras propias mediciones- ha sido muy buena.
Además, como en todos los monovolúmenes de Renault, existen multitud de huecos para dejar objetos: dos guanteras (una de ellas escondida en el salpicadero), un cofre a los pies del acompañante y un cajón bajo su asiento, bolsas en los respaldos delanteros, portagafas... El Modus estrena un cajón nuevo. Se encuentra escondido dentro del asiento del copiloto. Puedes levantar su cojín y dejar dentro la cartera, el móvil... (todos esos objetos que siempre llevamos encima) o bien desplazarlo y colocar dentro un bolso. No se nos ha olvidado el maletero. Necesita párrafo aparte. Obviamente no es un derroche, pero se puede jugar con su volumen. En su posición más pequeña, presenta 198 litros. Para que os hagáis una idea, os diremos que pudimos llevar dos maletas de esas pequeñas de ruedas sin ningún problema. Si movemos los asientos y los abatimos, tendremos hasta 621 litros (datos oficiales). El portón facilita mucho las tareas de carga y descarga. Además, el del Modus es especial. Se puede abrir de dos maneras distintas: todo entero o sólo la parte de abajo, quedando a nuestra disposición una especie de bandeja. Renault explica que este sistema es muy útil para acceder al maletero cuando se ha aparcado muy cerca de una pared o de otro coche. Y tiene más ventajas: puedes apoyar en él la compra mientras la cargas dentro (no te tendrás que agachar) y te permite coger objetos del maletero sin que “ojos" ajenos vean qué llevas. La rueda de repuesto tampoco quita espacio. Va debajo del coche. Pero no te preocupes: no tendrás que tirarte al suelo para sacarla. Han desarrollado un sistema especial; desenroscamos la tuerca, tiramos de una especie de cuerda y la rueda aparece a nuestros pies. Para colocarla de nuevo, realizaremos el proceso inverso. No te llevará más de dos minutos (comprobado). Es cierto que el Modus presenta muchas soluciones útiles. Multitud de cajones y de espacios, pero debes saber que casi todo son opciones. El doble portón vale 300 euros; el cajón bajo el asiento del pasajero, 150 euros; incluso el portagafas se cobra (150 euros). Está bien contar con todos estos elementos, pero, en un modelo con un precio de partida como el del Modus, nos preguntamos si no se podrían haber incluido de serie. Es sólo 2 centímetros más corto que un Clio y posee la misma distancia entre ejes que un Micra, ya que se ha desarrollado con la misma plataforma. Sin embargo, el Modus se acerca más a un Scénic que a ellos; eso sí, en mini. La idea no es nueva. Precisamente, se nos viene a la cabeza el Idea de Fiat o el Musa de Lancia como posibles rivales. También encontramos el Meriva de Opel, incluso el Yaris Verso de Toyota. Sin embargo, es la primera vez que un fabricante se atrevía a desarrollar un monovolumen con menos de 3,8 metros. Renault se ha puesto a ganar espacio donde parecía que no lo había. Fuera voladizos, ponle más altura que a sus “hermanos" Clio y Micra, remátalo con un gran portón vertical y añádele mucha, pero que mucha superficie acristalada. Nada más verlo (y más aún cuando pasas dentro), llamarán tú atención su gran luna delantera, sus ventanas interminables, sus grandes techos acristalados (opcionales)... Nos recuerda claramente al Scénic, pero también tiene mucho de Micra: con esos faros redondos y esa parte posterior que parece dibujada como si fuera un Smile (ya sabes, esas caras redondas de gran sonrisa y pequeños ojos).
Los datos de Renault son muy prometedores. El conductor podrá disfrutar de una altura del asiento al techo superior a un metro (1,03 metros, igual que lo que comprobamos que ofrece un Idea y eso que éste es mucho más alto). En las plazas delanteras, la anchura es de 1,37 metros.
Los pasajeros de las plazas traseras no tienen porqué ser niños. Con una anchura atrás de 1,35 metros y una distancia entre ejes de 2,48 metros, presenta espacio suficiente para que viajen cómodamente dos adultos. Existen tres plazas en la parte de atrás, pero éstas se pueden convertir en dos gracias a un nuevo sistema de asientos bautizado como Triptic. Además, las butacas se desplazan 17 centímetros (tres centímetros más que las del Idea), un truco que Renault ya ha utilizado en otros modelos como el Twingo.
Claro está que hablamos de cifras oficiales, pero vaya por delante que nuestra impresión –a falta de que realicemos nuestras propias mediciones- ha sido muy buena.
Además, como en todos los monovolúmenes de Renault, existen multitud de huecos para dejar objetos: dos guanteras (una de ellas escondida en el salpicadero), un cofre a los pies del acompañante y un cajón bajo su asiento, bolsas en los respaldos delanteros, portagafas... El Modus estrena un cajón nuevo. Se encuentra escondido dentro del asiento del copiloto. Puedes levantar su cojín y dejar dentro la cartera, el móvil... (todos esos objetos que siempre llevamos encima) o bien desplazarlo y colocar dentro un bolso. No se nos ha olvidado el maletero. Necesita párrafo aparte. Obviamente no es un derroche, pero se puede jugar con su volumen. En su posición más pequeña, presenta 198 litros. Para que os hagáis una idea, os diremos que pudimos llevar dos maletas de esas pequeñas de ruedas sin ningún problema. Si movemos los asientos y los abatimos, tendremos hasta 621 litros (datos oficiales). El portón facilita mucho las tareas de carga y descarga. Además, el del Modus es especial. Se puede abrir de dos maneras distintas: todo entero o sólo la parte de abajo, quedando a nuestra disposición una especie de bandeja. Renault explica que este sistema es muy útil para acceder al maletero cuando se ha aparcado muy cerca de una pared o de otro coche. Y tiene más ventajas: puedes apoyar en él la compra mientras la cargas dentro (no te tendrás que agachar) y te permite coger objetos del maletero sin que “ojos" ajenos vean qué llevas. La rueda de repuesto tampoco quita espacio. Va debajo del coche. Pero no te preocupes: no tendrás que tirarte al suelo para sacarla. Han desarrollado un sistema especial; desenroscamos la tuerca, tiramos de una especie de cuerda y la rueda aparece a nuestros pies. Para colocarla de nuevo, realizaremos el proceso inverso. No te llevará más de dos minutos (comprobado). Es cierto que el Modus presenta muchas soluciones útiles. Multitud de cajones y de espacios, pero debes saber que casi todo son opciones. El doble portón vale 300 euros; el cajón bajo el asiento del pasajero, 150 euros; incluso el portagafas se cobra (150 euros). Está bien contar con todos estos elementos, pero, en un modelo con un precio de partida como el del Modus, nos preguntamos si no se podrían haber incluido de serie.
Los mejores vídeos