Renault Gran Espace 2.2 dCi Expression

La aplicación del «common-rail» al motor de 2.2 litros, que experimenta una total renovación, hace que el monovolumen grande de Renault gane muchos enteros en prestaciones y dinamismo.

Renault Gran Espace 2.2 dCi Expression
Renault Gran Espace 2.2 dCi Expression

Con más potencia, un par operativo al cien por cien incluso ligeramente por debajo de las 2.000 rpm, unos frenos potenciados y unos neumáticos y llantas más acordes al tamaño, volumen y prestaciones del coche, nos encontramos ante un determinante paso adelante en su comportamiento. Mejora la estabilidad y aumenta su velocidad en el paso por curva, aunque su comportamiento sigue siendo marcadamente subvirador. Lógicamente, no es un coche que se preste a una conducción deportiva, pero, sobre asfalto en perfectas condiciones o, mejor dicho, sobre autopistas de trazado rápido se encuentra como pez en el agua con capacidad para desarrollar velocidades realmente elevadas con aplomo y una gran sensación de seguridad. Ni el Espace, y mucho menos el Gran Espace, son coches que brillen por su agilidad en líneas generales y en especial en entornos urbanos, sencillamente por sus dimensiones.Lógicamente, no es un coche que se preste a una conducción deportiva, pero, sobre asfalto en perfectas condiciones o, mejor dicho, sobre autopistas de trazado rápido se encuentra como pez en el agua con capacidad para desarrollar velocidades realmente elevadas con aplomo y una gran sensación de seguridad. Pese a ello, es importante matizar dos puntos que son decisivos para que el conductor se encuentre a gusto. Uno, la posición de conducción, la amplitud y la gran posibilidad de reglajes para asiento y volante hacen que usuarios de cualquier talla se encuentren bien situados con facilidad. La otra cualidad es la capacidad de giro y maniobra del coche que, si bien en la ficha técnica figura el poco alentador dato de 12 metros en el diámetro de giro, lo cierto es que al volante la sensación es de que gira una barbaridad. Casi tanto como los modernos autobuses, que casi ponen sus ruedas en ángulos de 90 grados. El Renault Gran Espace no es un coche económico, pero sus 5,1 millones de pesetas lo incluyen prácticamente todo en lo referente al equipamiento y, frente a la competencia más directa, Chrysler Grand Voyager 2.5 TD y Mercedes V220 CDi, es ligeramente más barato y corre más. En este paquete habría que incluir también al Kia Carnival, al menos por tamaño y prestaciones, si bien por calidad de acabado y refinamiento general el producto coreano no está a la altura del modelo francés, aunque siempre hay quien ponga este tema en un segundo plano cuando la diferencia de precio es de 1,2 millones de pesetas.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.