Renault Clio Sport V6

Nacido de la colaboración entre Renault Sport y TWR, con dos años de experiencia previa en carreras por toda Europa, el Clio Renault Sport es un vehículo destinado al disfrute de la conducción en su estado más puro. Una atípica presencia en la gama, con su motor central, propulsión posterior y 230 CV de potencia.

Renault Clio Sport V6
Renault Clio Sport V6

acomodamos, ya que los asientos son eso, cómodos, y metemos la llave en el contacto. Nada más girar un cuarto de vuelta, el sonido que escuchamos del pasajero que llevamos a nuestra espalda hace que se nos acelere el pulso; este ronroneo agudo hace que también agucemos nuestros sentidos, ya que deja entrever con claridad toda la potencia que está disponible bajo nuestro pie derecho. Si los asientos son cómodos, la postura de conducción resulta verdaderamente destacada, entre otras muchas cosas por la perfecta posición de todos los elementos que el conductor debe manejar. Los pedales, realizados en aluminio y situados de tal manera que la maniobra "punta-tacón" se realiza sin ningún problema, la palanca de cambios está colocada sobre una torreta especial, que la sitúa más alta y más a mano del conductor. Además de cómodos, los asientos tipo "baquet" recogen muy bien el cuerpo y ofrecen una excelente sujeción lateral en curva. Y es que el hecho de que esta particular versión del Clio se derive de un vehículo convencional tiene sus ventajas. Entre ellas podemos apuntar el hecho de que cuente con guantera, aire acondicionado, airbag para conductor, pasajero y laterales. Sin embargo, también se pueden encontrar desventajas. Puede que no todo el mundo aprecie tener que conformarse con un interior idéntico al del resto de los modelos de la gama, lo que reduce el grado de exclusividad que se entiende debe tener un vehículo de este planteamiento y, sobre todo, de este precio.