Renault Clio 1.5 dCi/100 Luxe Privilege 3p

Hemos realizado un descubrimiento muy interesante al volante del Clio con el nuevo motor 1.5 de 100 CV: no hace falta un súper deportivo para disfrutar intensamente de cada kilómetro. Descubre la cara más amable del dinamismo.

Tiene un precio asequible y un consumo muy ajustado, aunque no encontraremos el dinamismo del que hace gala el Clio (sus 8 CV más suponen una diferencia bastante acusada), ni su completo equipamiento. A cambio, los pasajeros disfrutarán de un habitáculo algo más aprovechable que el del modelo de Renault.Sus mejores armas son una habitabilidad mayor que la del Clio y un motor con un carácter más deportivo que el de su rival. Además, los acabados del Corsa son correctos y su equipamiento es muy completo. Sin embargo, juega en su contra un precio mayor que el del Renault, aunque éste es un “problema" común al resto de los contrincantes de nuestro protagonista.Su equipamiento no es tan completo como el del Clio y cuenta con una imagen casi agotada, pero los que busquen un comportamiento deportivo no se arrepentirán. El 206 HDi con 110 CV es rápido, ágil, aplomado y ofrece confianza a su conductor. El cóctel es explosivo, aunque, si queremos que la dotación del modelo sea correcta (no cuenta con aire acondicionado, por ejemplo), la factura final se elevará bastante.Es el rival más fuerte del Clio: la imagen del Ibiza es actual, su habitabilidad es correcta, su comportamiento es brillante y su consumo es muy ajustado. Por si fuera poco, su precio es muy asequible (es el que más se acerca al importe del Clio), aunque habrá que pagar aparte ciertos elementos de seguridad, como los airbags laterales.Tiene un precio asequible y un consumo muy ajustado, aunque no encontraremos el dinamismo del que hace gala el Clio (sus 8 CV más suponen una diferencia bastante acusada), ni su completo equipamiento. A cambio, los pasajeros disfrutarán de un habitáculo algo más aprovechable que el del modelo de Renault.Sus mejores armas son una habitabilidad mayor que la del Clio y un motor con un carácter más deportivo que el de su rival. Además, los acabados del Corsa son correctos y su equipamiento es muy completo. Sin embargo, juega en su contra un precio mayor que el del Renault, aunque éste es un “problema" común al resto de los contrincantes de nuestro protagonista.Su equipamiento no es tan completo como el del Clio y cuenta con una imagen casi agotada, pero los que busquen un comportamiento deportivo no se arrepentirán. El 206 HDi con 110 CV es rápido, ágil, aplomado y ofrece confianza a su conductor. El cóctel es explosivo, aunque, si queremos que la dotación del modelo sea correcta (no cuenta con aire acondicionado, por ejemplo), la factura final se elevará bastante.Es el rival más fuerte del Clio: la imagen del Ibiza es actual, su habitabilidad es correcta, su comportamiento es brillante y su consumo es muy ajustado. Por si fuera poco, su precio es muy asequible (es el que más se acerca al importe del Clio), aunque habrá que pagar aparte ciertos elementos de seguridad, como los airbags laterales.Tiene un precio asequible y un consumo muy ajustado, aunque no encontraremos el dinamismo del que hace gala el Clio (sus 8 CV más suponen una diferencia bastante acusada), ni su completo equipamiento. A cambio, los pasajeros disfrutarán de un habitáculo algo más aprovechable que el del modelo de Renault.Sus mejores armas son una habitabilidad mayor que la del Clio y un motor con un carácter más deportivo que el de su rival. Además, los acabados del Corsa son correctos y su equipamiento es muy completo. Sin embargo, juega en su contra un precio mayor que el del Renault, aunque éste es un “problema" común al resto de los contrincantes de nuestro protagonista.Su equipamiento no es tan completo como el del Clio y cuenta con una imagen casi agotada, pero los que busquen un comportamiento deportivo no se arrepentirán. El 206 HDi con 110 CV es rápido, ágil, aplomado y ofrece confianza a su conductor. El cóctel es explosivo, aunque, si queremos que la dotación del modelo sea correcta (no cuenta con aire acondicionado, por ejemplo), la factura final se elevará bastante.Es el rival más fuerte del Clio: la imagen del Ibiza es actual, su habitabilidad es correcta, su comportamiento es brillante y su consumo es muy ajustado. Por si fuera poco, su precio es muy asequible (es el que más se acerca al importe del Clio), aunque habrá que pagar aparte ciertos elementos de seguridad, como los airbags laterales.Tiene un precio asequible y un consumo muy ajustado, aunque no encontraremos el dinamismo del que hace gala el Clio (sus 8 CV más suponen una diferencia bastante acusada), ni su completo equipamiento. A cambio, los pasajeros disfrutarán de un habitáculo algo más aprovechable que el del modelo de Renault.Sus mejores armas son una habitabilidad mayor que la del Clio y un motor con un carácter más deportivo que el de su rival. Además, los acabados del Corsa son correctos y su equipamiento es muy completo. Sin embargo, juega en su contra un precio mayor que el del Renault, aunque éste es un “problema" común al resto de los contrincantes de nuestro protagonista.Su equipamiento no es tan completo como el del Clio y cuenta con una imagen casi agotada, pero los que busquen un comportamiento deportivo no se arrepentirán. El 206 HDi con 110 CV es rápido, ágil, aplomado y ofrece confianza a su conductor. El cóctel es explosivo, aunque, si queremos que la dotación del modelo sea correcta (no cuenta con aire acondicionado, por ejemplo), la factura final se elevará bastante.Es el rival más fuerte del Clio: la imagen del Ibiza es actual, su habitabilidad es correcta, su comportamiento es brillante y su consumo es muy ajustado. Por si fuera poco, su precio es muy asequible (es el que más se acerca al importe del Clio), aunque habrá que pagar aparte ciertos elementos de seguridad, como los airbags laterales.Tiene un precio asequible y un consumo muy ajustado, aunque no encontraremos el dinamismo del que hace gala el Clio (sus 8 CV más suponen una diferencia bastante acusada), ni su completo equipamiento. A cambio, los pasajeros disfrutarán de un habitáculo algo más aprovechable que el del modelo de Renault.Sus mejores armas son una habitabilidad mayor que la del Clio y un motor con un carácter más deportivo que el de su rival. Además, los acabados del Corsa son correctos y su equipamiento es muy completo. Sin embargo, juega en su contra un precio mayor que el del Renault, aunque éste es un “problema" común al resto de los contrincantes de nuestro protagonista.Su equipamiento no es tan completo como el del Clio y cuenta con una imagen casi agotada, pero los que busquen un comportamiento deportivo no se arrepentirán. El 206 HDi con 110 CV es rápido, ágil, aplomado y ofrece confianza a su conductor. El cóctel es explosivo, aunque, si queremos que la dotación del modelo sea correcta (no cuenta con aire acondicionado, por ejemplo), la factura final se elevará bastante.Es el rival más fuerte del Clio: la imagen del Ibiza es actual, su habitabilidad es correcta, su comportamiento es brillante y su consumo es muy ajustado. Por si fuera poco, su precio es muy asequible (es el que más se acerca al importe del Clio), aunque habrá que pagar aparte ciertos elementos de seguridad, como los airbags laterales.