Peugeot 407 2.0 HDi ST Confort

Peugeot ha buscado un sustituto para el 406 con un diseño elegante y deportivo, de conducción confortable y dinámica, que se adapta a los conductores que buscan una berlina y que, a la vez, recuerda poderosamente a un coupé… En el punto medio entre estas premisas está el 407.

Hacía falta un sustituto muy especial para el 406, un vehículo que ha marcado un hito en Peugeot, y la marca no se conformaba con una “simple" reinterpretación del modelo: había que ir un poco más allá. El resultado es el 407, un automóvil que inaugura lo que será la nueva línea de diseño del fabricante galo.Entre las “señas de identidad" que el fabricante acaba de estrenar se encuentra una llamativa entrada de aire sobre el paragolpes delantero. Esta enorme boca recuerda en cierto modo a los Aston Martin, los elegantes vehículos ingleses o a los míticos Ferrari italianos. Peugeot ha querido trasladar parte de esta distinción a su nueva berlina y la ha dotado de líneas tensas y bien perfiladas. Éstas acentúan la apariencia felina que ofrecen unos faros rasgados y un “morro" largo y afilado. Aquí no sólo se ha buscado la depuración estética: la seguridad manda y, por ello, el 407 ha sido dotado de una amplia zona de deformación en caso de choque frontal. ¿Cómo compensar este volumen? Sencillamente, con una escueta zaga que casi acerca esta berlina a las formas de un coupé. Será interesante ver cómo resuelven el diseño de éste, que derivará directamente del impresionante “concept-car" Silohuette, del que se realizó una versión para la competición. Como veremos, no es el único elemento que se ha tomado de las pistas y se ha trasladado al 407.

Los mejores vídeos