Nuevos valores

Volkswagen New Beetle 1.9 TDI 100 CV
Volkswagen New Beetle 1.9 TDI 100 CV

Un diseño muy cuidado, pero esta vez de la mano de Alfa Romeo. Además de una estética característica (como el New Beetle), este modelo también ofrece una brillante mecánica Diesel capaz de ganar a su rival en todas las mediciones. Con un marcado carácter deportivo, el consumo no es uno de los fuertes del 147, donde saca mejor rendimiento el modelo de VW. La diferencia de precio ronda los 1.000 euros, pero, para igualarlos en equipamiento, al Alfa hay que sumarle 722 euros (120.130 pesetas) del control de estabilidad. Dentro de los denominados "generalistas", hemos elegido el Fiat Stilo, ya que es uno de los modelos mejor equipados del segmento. Con su JTD de 115 CV, aventaja en más de 2 segundos al New Beetle en el 0 a 100 km/h y se mueve con mucha más soltura. Pero, una vez más, se trata de dos formas muy distintas de entender el automóvil. La diferencia de cilindrada se nota en la carretera: el New Beetle, a pesar de la suavidad de sus suspensiones, supera al Clase A en más de dos segundos en el 0 a 100 km/h. Según datos oficiales, la velocidad máxima de este Mercedes no supera los 162 km/h, mucho más baja que los 178 de su rival. Eso sí, el Clase A gana en habitabilidad: la diferencia de centímetros no es tan notable - en algunas mediciones como la longitud es incluso mejor en el modelo de VW -, pero la altura del Mercedes es mucho más favorable. Para quienes busquen un uso más familiar, el Clase A también se ofrece en carrocería larga (3.780 / 1.720 / 1.590 mm). Auténtico duelo fraticida. Montan el mismo motor, además el New Beetle ha heredado del Golf el mismo bastidor, la misma estructura de suspensiones y la misma distancia entre ejes; aun así se trata de dos modelos completamente distintos. Volkswagen ha procurado que entre ambos no se quiten clientes. El Golf 4Motion acentúa todas sus características más deportivas, mientras que en el New Beetle se premia el diseño. Además, en esta versión, la 4Motion, cuenta con el plus de la tracción total. Se trata de otra exhibición de diseño del grupo Volkswagen, pero esta vez dentro de la familia Audi. En el A2, la firma de los cuatro aros ha intentado demostrar las tan conocidas virtudes del aluminio: reducción de peso y de consumos, aunque también se incrementa notablemente el precio del coche. En comparación con el New Beetle, el A2 es un modelo algo más pequeño, pero igual de aprovechable. Respecto a las mecánicas, Audi ha optado por un 1.4 TDI de 75 CV (25 menos que su rival), pero que mueve con agilidad su escasa tonelada de peso. Así, consigue igualar al New Beetle en aceleraciones y resulta bastante más ahorrador a la hora de repostar. La diferencia de precio es notable entre ambos; más de 2.000 euros (330.000 pesetas) a favor del A2, pero no incluye ni las llantas de aleación, ni los faros antiniebla (elementos de serie en el New Beetle). Dejando a un lado los diseños más vanguardistas, los rivales naturales del New Beetle están dentro del Grupo Volkswagen - en su propia casa -. Tanto el A3 como el Golf comparten su misma mecánica, pero en estos modelos "luce" más que en el New Beetle. En comparación con el A3, el modelo de VW pesa apenas 100 kilos más, pero pierde más de un segundo en el 0 a 100 km/h, alcanza 10 km/h menos y consume algo menos (la diferencia es mínima). Obviamente, el Audi se trata de un modelo más ágil, pero también más amplio - está homologado para cinco personas -. El nivel de equipamiento entre ambos es similar y el precio algo más favorable para el A3. En definitiva, son todas aquellas pequeñas concesiones que hay que hacer de vez en cuando para conducir un coche que nos ha ganado el corazón, aunque con la cabeza sepamos que existen mejores opciones. Un diseño muy cuidado, pero esta vez de la mano de Alfa Romeo. Además de una estética característica (como el New Beetle), este modelo también ofrece una brillante mecánica Diesel capaz de ganar a su rival en todas las mediciones. Con un marcado carácter deportivo, el consumo no es uno de los fuertes del 147, donde saca mejor rendimiento el modelo de VW. La diferencia de precio ronda los 1.000 euros, pero, para igualarlos en equipamiento, al Alfa hay que sumarle 722 euros (120.130 pesetas) del control de estabilidad. Dentro de los denominados "generalistas", hemos elegido el Fiat Stilo, ya que es uno de los modelos mejor equipados del segmento. Con su JTD de 115 CV, aventaja en más de 2 segundos al New Beetle en el 0 a 100 km/h y se mueve con mucha más soltura. Pero, una vez más, se trata de dos formas muy distintas de entender el automóvil. La diferencia de cilindrada se nota en la carretera: el New Beetle, a pesar de la suavidad de sus suspensiones, supera al Clase A en más de dos segundos en el 0 a 100 km/h. Según datos oficiales, la velocidad máxima de este Mercedes no supera los 162 km/h, mucho más baja que los 178 de su rival. Eso sí, el Clase A gana en habitabilidad: la diferencia de centímetros no es tan notable - en algunas mediciones como la longitud es incluso mejor en el modelo de VW -, pero la altura del Mercedes es mucho más favorable. Para quienes busquen un uso más familiar, el Clase A también se ofrece en carrocería larga (3.780 / 1.720 / 1.590 mm). Auténtico duelo fraticida. Montan el mismo motor, además el New Beetle ha heredado del Golf el mismo bastidor, la misma estructura de suspensiones y la misma distancia entre ejes; aun así se trata de dos modelos completamente distintos. Volkswagen ha procurado que entre ambos no se quiten clientes. El Golf 4Motion acentúa todas sus características más deportivas, mientras que en el New Beetle se premia el diseño. Además, en esta versión, la 4Motion, cuenta con el plus de la tracción total. Se trata de otra exhibición de diseño del grupo Volkswagen, pero esta vez dentro de la familia Audi. En el A2, la firma de los cuatro aros ha intentado demostrar las tan conocidas virtudes del aluminio: reducción de peso y de consumos, aunque también se incrementa notablemente el precio del coche. En comparación con el New Beetle, el A2 es un modelo algo más pequeño, pero igual de aprovechable. Respecto a las mecánicas, Audi ha optado por un 1.4 TDI de 75 CV (25 menos que su rival), pero que mueve con agilidad su escasa tonelada de peso. Así, consigue igualar al New Beetle en aceleraciones y resulta bastante más ahorrador a la hora de repostar. La diferencia de precio es notable entre ambos; más de 2.000 euros (330.000 pesetas) a favor del A2, pero no incluye ni las llantas de aleación, ni los faros antiniebla (elementos de serie en el New Beetle). Dejando a un lado los diseños más vanguardistas, los rivales naturales del New Beetle están dentro del Grupo Volkswagen - en su propia casa -. Tanto el A3 como el Golf comparten su misma mecánica, pero en estos modelos "luce" más que en el New Beetle. En comparación con el A3, el modelo de VW pesa apenas 100 kilos más, pero pierde más de un segundo en el 0 a 100 km/h, alcanza 10 km/h menos y consume algo menos (la diferencia es mínima). Obviamente, el Audi se trata de un modelo más ágil, pero también más amplio - está homologado para cinco personas -. El nivel de equipamiento entre ambos es similar y el precio algo más favorable para el A3. En definitiva, son todas aquellas pequeñas concesiones que hay que hacer de vez en cuando para conducir un coche que nos ha ganado el corazón, aunque con la cabeza sepamos que existen mejores opciones. Un diseño muy cuidado, pero esta vez de la mano de Alfa Romeo. Además de una estética característica (como el New Beetle), este modelo también ofrece una brillante mecánica Diesel capaz de ganar a su rival en todas las mediciones. Con un marcado carácter deportivo, el consumo no es uno de los fuertes del 147, donde saca mejor rendimiento el modelo de VW. La diferencia de precio ronda los 1.000 euros, pero, para igualarlos en equipamiento, al Alfa hay que sumarle 722 euros (120.130 pesetas) del control de estabilidad. Dentro de los denominados "generalistas", hemos elegido el Fiat Stilo, ya que es uno de los modelos mejor equipados del segmento. Con su JTD de 115 CV, aventaja en más de 2 segundos al New Beetle en el 0 a 100 km/h y se mueve con mucha más soltura. Pero, una vez más, se trata de dos formas muy distintas de entender el automóvil. La diferencia de cilindrada se nota en la carretera: el New Beetle, a pesar de la suavidad de sus suspensiones, supera al Clase A en más de dos segundos en el 0 a 100 km/h. Según datos oficiales, la velocidad máxima de este Mercedes no supera los 162 km/h, mucho más baja que los 178 de su rival. Eso sí, el Clase A gana en habitabilidad: la diferencia de centímetros no es tan notable - en algunas mediciones como la longitud es incluso mejor en el modelo de VW -, pero la altura del Mercedes es mucho más favorable. Para quienes busquen un uso más familiar, el Clase A también se ofrece en carrocería larga (3.780 / 1.720 / 1.590 mm). Auténtico duelo fraticida. Montan el mismo motor, además el New Beetle ha heredado del Golf el mismo bastidor, la misma estructura de suspensiones y la misma distancia entre ejes; aun así se trata de dos modelos completamente distintos. Volkswagen ha procurado que entre ambos no se quiten clientes. El Golf 4Motion acentúa todas sus características más deportivas, mientras que en el New Beetle se premia el diseño. Además, en esta versión, la 4Motion, cuenta con el plus de la tracción total. Se trata de otra exhibición de diseño del grupo Volkswagen, pero esta vez dentro de la familia Audi. En el A2, la firma de los cuatro aros ha intentado demostrar las tan conocidas virtudes del aluminio: reducción de peso y de consumos, aunque también se incrementa notablemente el precio del coche. En comparación con el New Beetle, el A2 es un modelo algo más pequeño, pero igual de aprovechable. Respecto a las mecánicas, Audi ha optado por un 1.4 TDI de 75 CV (25 menos que su rival), pero que mueve con agilidad su escasa tonelada de peso. Así, consigue igualar al New Beetle en aceleraciones y resulta bastante más ahorrador a la hora de repostar. La diferencia de precio es notable entre ambos; más de 2.000 euros (330.000 pesetas) a favor del A2, pero no incluye ni las llantas de aleación, ni los faros antiniebla (elementos de serie en el New Beetle). Dejando a un lado los diseños más vanguardistas, los rivales naturales del New Beetle están dentro del Grupo Volkswagen - en su propia casa -. Tanto el A3 como el Golf comparten su misma mecánica, pero en estos modelos "luce" más que en el New Beetle. En comparación con el A3, el modelo de VW pesa apenas 100 kilos más, pero pierde más de un segundo en el 0 a 100 km/h, alcanza 10 km/h menos y consume algo menos (la diferencia es mínima). Obviamente, el Audi se trata de un modelo más ágil, pero también más amplio - está homologado para cinco personas -. El nivel de equipamiento entre ambos es similar y el precio algo más favorable para el A3. En definitiva, son todas aquellas pequeñas concesiones que hay que hacer de vez en cuando para conducir un coche que nos ha ganado el corazón, aunque con la cabeza sepamos que existen mejores opciones. Un diseño muy cuidado, pero esta vez de la mano de Alfa Romeo. Además de una estética característica (como el New Beetle), este modelo también ofrece una brillante mecánica Diesel capaz de ganar a su rival en todas las mediciones. Con un marcado carácter deportivo, el consumo no es uno de los fuertes del 147, donde saca mejor rendimiento el modelo de VW. La diferencia de precio ronda los 1.000 euros, pero, para igualarlos en equipamiento, al Alfa hay que sumarle 722 euros (120.130 pesetas) del control de estabilidad. Dentro de los denominados "generalistas", hemos elegido el Fiat Stilo, ya que es uno de los modelos mejor equipados del segmento. Con su JTD de 115 CV, aventaja en más de 2 segundos al New Beetle en el 0 a 100 km/h y se mueve con mucha más soltura. Pero, una vez más, se trata de dos formas muy distintas de entender el automóvil. La diferencia de cilindrada se nota en la carretera: el New Beetle, a pesar de la suavidad de sus suspensiones, supera al Clase A en más de dos segundos en el 0 a 100 km/h. Según datos oficiales, la velocidad máxima de este Mercedes no supera los 162 km/h, mucho más baja que los 178 de su rival. Eso sí, el Clase A gana en habitabilidad: la diferencia de centímetros no es tan notable - en algunas mediciones como la longitud es incluso mejor en el modelo de VW -, pero la altura del Mercedes es mucho más favorable. Para quienes busquen un uso más familiar, el Clase A también se ofrece en carrocería larga (3.780 / 1.720 / 1.590 mm). Auténtico duelo fraticida. Montan el mismo motor, además el New Beetle ha heredado del Golf el mismo bastidor, la misma estructura de suspensiones y la misma distancia entre ejes; aun así se trata de dos modelos completamente distintos. Volkswagen ha procurado que entre ambos no se quiten clientes. El Golf 4Motion acentúa todas sus características más deportivas, mientras que en el New Beetle se premia el diseño. Además, en esta versión, la 4Motion, cuenta con el plus de la tracción total. Se trata de otra exhibición de diseño del grupo Volkswagen, pero esta vez dentro de la familia Audi. En el A2, la firma de los cuatro aros ha intentado demostrar las tan conocidas virtudes del aluminio: reducción de peso y de consumos, aunque también se incrementa notablemente el precio del coche. En comparación con el New Beetle, el A2 es un modelo algo más pequeño, pero igual de aprovechable. Respecto a las mecánicas, Audi ha optado por un 1.4 TDI de 75 CV (25 menos que su rival), pero que mueve con agilidad su escasa tonelada de peso. Así, consigue igualar al New Beetle en aceleraciones y resulta bastante más ahorrador a la hora de repostar. La diferencia de precio es notable entre ambos; más de 2.000 euros (330.000 pesetas) a favor del A2, pero no incluye ni las llantas de aleación, ni los faros antiniebla (elementos de serie en el New Beetle). Dejando a un lado los diseños más vanguardistas, los rivales naturales del New Beetle están dentro del Grupo Volkswagen - en su propia casa -. Tanto el A3 como el Golf comparten su misma mecánica, pero en estos modelos "luce" más que en el New Beetle. En comparación con el A3, el modelo de VW pesa apenas 100 kilos más, pero pierde más de un segundo en el 0 a 100 km/h, alcanza 10 km/h menos y consume algo menos (la diferencia es mínima). Obviamente, el Audi se trata de un modelo más ágil, pero también más amplio - está homologado para cinco personas -. El nivel de equipamiento entre ambos es similar y el precio algo más favorable para el A3. En definitiva, son todas aquellas pequeñas concesiones que hay que hacer de vez en cuando para conducir un coche que nos ha ganado el corazón, aunque con la cabeza sepamos que existen mejores opciones. Un diseño muy cuidado, pero esta vez de la mano de Alfa Romeo. Además de una estética característica (como el New Beetle), este modelo también ofrece una brillante mecánica Diesel capaz de ganar a su rival en todas las mediciones. Con un marcado carácter deportivo, el consumo no es uno de los fuertes del 147, donde saca mejor rendimiento el modelo de VW. La diferencia de precio ronda los 1.000 euros, pero, para igualarlos en equipamiento, al Alfa hay que sumarle 722 euros (120.130 pesetas) del control de estabilidad. Dentro de los denominados "generalistas", hemos elegido el Fiat Stilo, ya que es uno de los modelos mejor equipados del segmento. Con su JTD de 115 CV, aventaja en más de 2 segundos al New Beetle en el 0 a 100 km/h y se mueve con mucha más soltura. Pero, una vez más, se trata de dos formas muy distintas de entender el automóvil. La diferencia de cilindrada se nota en la carretera: el New Beetle, a pesar de la suavidad de sus suspensiones, supera al Clase A en más de dos segundos en el 0 a 100 km/h. Según datos oficiales, la velocidad máxima de este Mercedes no supera los 162 km/h, mucho más baja que los 178 de su rival. Eso sí, el Clase A gana en habitabilidad: la diferencia de centímetros no es tan notable - en algunas mediciones como la longitud es incluso mejor en el modelo de VW -, pero la altura del Mercedes es mucho más favorable. Para quienes busquen un uso más familiar, el Clase A también se ofrece en carrocería larga (3.780 / 1.720 / 1.590 mm). Auténtico duelo fraticida. Montan el mismo motor, además el New Beetle ha heredado del Golf el mismo bastidor, la misma estructura de suspensiones y la misma distancia entre ejes; aun así se trata de dos modelos completamente distintos. Volkswagen ha procurado que entre ambos no se quiten clientes. El Golf 4Motion acentúa todas sus características más deportivas, mientras que en el New Beetle se premia el diseño. Además, en esta versión, la 4Motion, cuenta con el plus de la tracción total. Se trata de otra exhibición de diseño del grupo Volkswagen, pero esta vez dentro de la familia Audi. En el A2, la firma de los cuatro aros ha intentado demostrar las tan conocidas virtudes del aluminio: reducción de peso y de consumos, aunque también se incrementa notablemente el precio del coche. En comparación con el New Beetle, el A2 es un modelo algo más pequeño, pero igual de aprovechable. Respecto a las mecánicas, Audi ha optado por un 1.4 TDI de 75 CV (25 menos que su rival), pero que mueve con agilidad su escasa tonelada de peso. Así, consigue igualar al New Beetle en aceleraciones y resulta bastante más ahorrador a la hora de repostar. La diferencia de precio es notable entre ambos; más de 2.000 euros (330.000 pesetas) a favor del A2, pero no incluye ni las llantas de aleación, ni los faros antiniebla (elementos de serie en el New Beetle). Dejando a un lado los diseños más vanguardistas, los rivales naturales del New Beetle están dentro del Grupo Volkswagen - en su propia casa -. Tanto el A3 como el Golf comparten su misma mecánica, pero en estos modelos "luce" más que en el New Beetle. En comparación con el A3, el modelo de VW pesa apenas 100 kilos más, pero pierde más de un segundo en el 0 a 100 km/h, alcanza 10 km/h menos y consume algo menos (la diferencia es mínima). Obviamente, el Audi se trata de un modelo más ágil, pero también más amplio - está homologado para cinco personas -. El nivel de equipamiento entre ambos es similar y el precio algo más favorable para el A3. En definitiva, son todas aquellas pequeñas concesiones que hay que hacer de vez en cuando para conducir un coche que nos ha ganado el corazón, aunque con la cabeza sepamos que existen mejores opciones. Un diseño muy cuidado, pero esta vez de la mano de Alfa Romeo. Además de una estética característica (como el New Beetle), este modelo también ofrece una brillante mecánica Diesel capaz de ganar a su rival en todas las mediciones. Con un marcado carácter deportivo, el consumo no es uno de los fuertes del 147, donde saca mejor rendimiento el modelo de VW. La diferencia de precio ronda los 1.000 euros, pero, para igualarlos en equipamiento, al Alfa hay que sumarle 722 euros (120.130 pesetas) del control de estabilidad. Dentro de los denominados "generalistas", hemos elegido el Fiat Stilo, ya que es uno de los modelos mejor equipados del segmento. Con su JTD de 115 CV, aventaja en más de 2 segundos al New Beetle en el 0 a 100 km/h y se mueve con mucha más soltura. Pero, una vez más, se trata de dos formas muy distintas de entender el automóvil. La diferencia de cilindrada se nota en la carretera: el New Beetle, a pesar de la suavidad de sus suspensiones, supera al Clase A en más de dos segundos en el 0 a 100 km/h. Según datos oficiales, la velocidad máxima de este Mercedes no supera los 162 km/h, mucho más baja que los 178 de su rival. Eso sí, el Clase A gana en habitabilidad: la diferencia de centímetros no es tan notable - en algunas mediciones como la longitud es incluso mejor en el modelo de VW -, pero la altura del Mercedes es mucho más favorable. Para quienes busquen un uso más familiar, el Clase A también se ofrece en carrocería larga (3.780 / 1.720 / 1.590 mm). Auténtico duelo fraticida. Montan el mismo motor, además el New Beetle ha heredado del Golf el mismo bastidor, la misma estructura de suspensiones y la misma distancia entre ejes; aun así se trata de dos modelos completamente distintos. Volkswagen ha procurado que entre ambos no se quiten clientes. El Golf 4Motion acentúa todas sus características más deportivas, mientras que en el New Beetle se premia el diseño. Además, en esta versión, la 4Motion, cuenta con el plus de la tracción total. Se trata de otra exhibición de diseño del grupo Volkswagen, pero esta vez dentro de la familia Audi. En el A2, la firma de los cuatro aros ha intentado demostrar las tan conocidas virtudes del aluminio: reducción de peso y de consumos, aunque también se incrementa notablemente el precio del coche. En comparación con el New Beetle, el A2 es un modelo algo más pequeño, pero igual de aprovechable. Respecto a las mecánicas, Audi ha optado por un 1.4 TDI de 75 CV (25 menos que su rival), pero que mueve con agilidad su escasa tonelada de peso. Así, consigue igualar al New Beetle en aceleraciones y resulta bastante más ahorrador a la hora de repostar. La diferencia de precio es notable entre ambos; más de 2.000 euros (330.000 pesetas) a favor del A2, pero no incluye ni las llantas de aleación, ni los faros antiniebla (elementos de serie en el New Beetle). Dejando a un lado los diseños más vanguardistas, los rivales naturales del New Beetle están dentro del Grupo Volkswagen - en su propia casa -. Tanto el A3 como el Golf comparten su misma mecánica, pero en estos modelos "luce" más que en el New Beetle. En comparación con el A3, el modelo de VW pesa apenas 100 kilos más, pero pierde más de un segundo en el 0 a 100 km/h, alcanza 10 km/h menos y consume algo menos (la diferencia es mínima). Obviamente, el Audi se trata de un modelo más ágil, pero también más amplio - está homologado para cinco personas -. El nivel de equipamiento entre ambos es similar y el precio algo más favorable para el A3. En definitiva, son todas aquellas pequeñas concesiones que hay que hacer de vez en cuando para conducir un coche que nos ha ganado el corazón, aunque con la cabeza sepamos que existen mejores opciones.