Nissan Primera 2.0 Sport

Si se combina un excelente bastidor con una mecánica relativamente potente y un cambio secuencial de seis velocidades, el disfrute de una conducción deportiva se antoja fácil. Si, además, se trata de una asequible berlina media, el éxito comercial no puede quedar muy lejos.

Nissan Primera 2.0 Sport
Nissan Primera 2.0 Sport

El nuevo sistema de cambio CVT consiste básicamente en la sustitución de los tradicionales engranajes por dos poleas de diámetro variable unidas mediante una cadena metálica. De este modo es posible teóricamente elegir un número infinito de relaciones. En la práctica, las seis posiciones disponibles se seleccionan mediante el modo secuencial o, si se prefiere, colocando la palanca en D y actuando entonces como un cambio automático de los de toda la vida. Los saltos bruscos típicos de estos sistemas de transmisión desaparecen, ya que se mantiene el par máximo mientras se esté pisando el acelerador a fondo a base de hacer patinar el convertidor de par constantemente. Una vez situada la palanca en modo secuencial en la elegante rejilla cromada, basta un leve toque hacia delante o atrás para subir o bajar respectivamente la relación elegida. Toda la operación se realiza con una rapidez y suavidad inusual, destacando las fulminantes reducciones. Por si fuera poco, para engranar una marcha más larga, resulta innecesario levantar el pie del pedal del gas. Saliendo desde parado, la aceleración no es especialmente brillante, si bien, una vez lanzado el coche se puede ir bastante rápido. La 6ª es algo larga, pero ideal para mantener buenos cruceros por autopista sin que se dispare el consumo. La versión con cambio manual de cinco velocidades tiene un escalonamiento más homogéneo y tan sólo cabe resaltar la posición de su palanca, que queda demasiado inclinada cuando se engranan las velocidades más cercanas al conductor (2ª y 4ª). No falta apenas ningún elemento en el equipamiento de serie, pudiéndose encontrar en lo referente a seguridad activa el ABS y un sistema de asistencia mecánica (NBA) que incrementa la efectividad del antibloqueo en frenadas de emergencia. En otros apartados se dispone también de airbags frontales y laterales, climatizador, llantas de aleación y radiocasete con cargador de CD, por citar sólo algunos de los elementos que conforman el nutrido equipo de serie. Nissan deja claro la apuesta realizada con el Primera, siendo el primer fabricante de automóviles en lanzar al mercado europeo una berlina media con cambio de tipo secuencial por variador continuo. Y es que cada vez van a quedar menos excusas para no optar por una transmisión automática CVT, con la que, tal como ha demostrado la marca nipona, se pueden aprovechar simultáneamente las ventajas de un cambio manual y las de uno automático.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.