Maillot amarillo

Citroën Xsara HDi/110 VTS Coupé
Citroën Xsara HDi/110 VTS Coupé

En recuperaciones y en aceleraciones, es más rápido y, en tramos de curvas, aventaja a su rival galo gracias a una mayor estabilidad que permite una conducción más dinámica. El Xsara ofrece un habitáculo más espacioso, aunque, con el metro en la mano, la diferencia de cotas es milimétrica. El equipamiento de serie es muy similar en los dos modelos y el precio, si tenemos en cuenta los descuentos que Citroën aplica a sus modelos, muy similar, pero la marca gala ofrece un listado más extenso de opciones. Si el Xsara es el Induráin de la categoría, el Focus representaría a Armstrong (como para no tenerle en cuenta).

El precio es el principal reclamo de este modelo, pero hay que tener en cuenta que no dispone de aire acondicionado o de otros elementos que la mayoría de los vehículos incluyen de serie. Además, precisa más combustible que su rival, por lo que la diferencia de valor no es tan determinante. El motor HDi de 110 CV, que acaba de estrenar al Xsara, gana en todas las mediciones al del Almera, pero, sobre todo, el coupé de Citroën tiene un funcionamiento más suave. Estaríamos ante un "gregario de lujo", barato y eficaz en su trabajo. De dimensiones similares, el Mégane hace valer sus cuatro puertas frente al coupé del Xsara, que sólo tiene dos. Algo más lento, el Renault también consume más, pero su comportamiento resulta algo más noble que el de su rival. Los dos modelos galos ofrecen un nivel de acabado similar, pero Citroën también monta en este modelo el climatizador. Como Jalabert, este modelo también es un ganador nato.El duelo entre estos dos modelos se tendría que resolver con la "foto finish", ya que en aceleraciones y recuperaciones son muy similares. El León ofrece mejores consumos y unas cotas interiores más amplias, pero también resulta menos económico y menos equipado: el climatizador y las llantas de aleación se pagan aparte. Este Seat es un fichaje algo más caro, pero es de lo mejor de la categoría por eficacia y confort. En recuperaciones y en aceleraciones, es más rápido y, en tramos de curvas, aventaja a su rival galo gracias a una mayor estabilidad que permite una conducción más dinámica. El Xsara ofrece un habitáculo más espacioso, aunque, con el metro en la mano, la diferencia de cotas es milimétrica. El equipamiento de serie es muy similar en los dos modelos y el precio, si tenemos en cuenta los descuentos que Citroën aplica a sus modelos, muy similar, pero la marca gala ofrece un listado más extenso de opciones. Si el Xsara es el Induráin de la categoría, el Focus representaría a Armstrong (como para no tenerle en cuenta).

El precio es el principal reclamo de este modelo, pero hay que tener en cuenta que no dispone de aire acondicionado o de otros elementos que la mayoría de los vehículos incluyen de serie. Además, precisa más combustible que su rival, por lo que la diferencia de valor no es tan determinante. El motor HDi de 110 CV, que acaba de estrenar al Xsara, gana en todas las mediciones al del Almera, pero, sobre todo, el coupé de Citroën tiene un funcionamiento más suave. Estaríamos ante un "gregario de lujo", barato y eficaz en su trabajo. De dimensiones similares, el Mégane hace valer sus cuatro puertas frente al coupé del Xsara, que sólo tiene dos. Algo más lento, el Renault también consume más, pero su comportamiento resulta algo más noble que el de su rival. Los dos modelos galos ofrecen un nivel de acabado similar, pero Citroën también monta en este modelo el climatizador. Como Jalabert, este modelo también es un ganador nato.El duelo entre estos dos modelos se tendría que resolver con la "foto finish", ya que en aceleraciones y recuperaciones son muy similares. El León ofrece mejores consumos y unas cotas interiores más amplias, pero también resulta menos económico y menos equipado: el climatizador y las llantas de aleación se pagan aparte. Este Seat es un fichaje algo más caro, pero es de lo mejor de la categoría por eficacia y confort. En recuperaciones y en aceleraciones, es más rápido y, en tramos de curvas, aventaja a su rival galo gracias a una mayor estabilidad que permite una conducción más dinámica. El Xsara ofrece un habitáculo más espacioso, aunque, con el metro en la mano, la diferencia de cotas es milimétrica. El equipamiento de serie es muy similar en los dos modelos y el precio, si tenemos en cuenta los descuentos que Citroën aplica a sus modelos, muy similar, pero la marca gala ofrece un listado más extenso de opciones. Si el Xsara es el Induráin de la categoría, el Focus representaría a Armstrong (como para no tenerle en cuenta).

El precio es el principal reclamo de este modelo, pero hay que tener en cuenta que no dispone de aire acondicionado o de otros elementos que la mayoría de los vehículos incluyen de serie. Además, precisa más combustible que su rival, por lo que la diferencia de valor no es tan determinante. El motor HDi de 110 CV, que acaba de estrenar al Xsara, gana en todas las mediciones al del Almera, pero, sobre todo, el coupé de Citroën tiene un funcionamiento más suave. Estaríamos ante un "gregario de lujo", barato y eficaz en su trabajo. De dimensiones similares, el Mégane hace valer sus cuatro puertas frente al coupé del Xsara, que sólo tiene dos. Algo más lento, el Renault también consume más, pero su comportamiento resulta algo más noble que el de su rival. Los dos modelos galos ofrecen un nivel de acabado similar, pero Citroën también monta en este modelo el climatizador. Como Jalabert, este modelo también es un ganador nato.El duelo entre estos dos modelos se tendría que resolver con la "foto finish", ya que en aceleraciones y recuperaciones son muy similares. El León ofrece mejores consumos y unas cotas interiores más amplias, pero también resulta menos económico y menos equipado: el climatizador y las llantas de aleación se pagan aparte. Este Seat es un fichaje algo más caro, pero es de lo mejor de la categoría por eficacia y confort. En recuperaciones y en aceleraciones, es más rápido y, en tramos de curvas, aventaja a su rival galo gracias a una mayor estabilidad que permite una conducción más dinámica. El Xsara ofrece un habitáculo más espacioso, aunque, con el metro en la mano, la diferencia de cotas es milimétrica. El equipamiento de serie es muy similar en los dos modelos y el precio, si tenemos en cuenta los descuentos que Citroën aplica a sus modelos, muy similar, pero la marca gala ofrece un listado más extenso de opciones. Si el Xsara es el Induráin de la categoría, el Focus representaría a Armstrong (como para no tenerle en cuenta).

El precio es el principal reclamo de este modelo, pero hay que tener en cuenta que no dispone de aire acondicionado o de otros elementos que la mayoría de los vehículos incluyen de serie. Además, precisa más combustible que su rival, por lo que la diferencia de valor no es tan determinante. El motor HDi de 110 CV, que acaba de estrenar al Xsara, gana en todas las mediciones al del Almera, pero, sobre todo, el coupé de Citroën tiene un funcionamiento más suave. Estaríamos ante un "gregario de lujo", barato y eficaz en su trabajo. De dimensiones similares, el Mégane hace valer sus cuatro puertas frente al coupé del Xsara, que sólo tiene dos. Algo más lento, el Renault también consume más, pero su comportamiento resulta algo más noble que el de su rival. Los dos modelos galos ofrecen un nivel de acabado similar, pero Citroën también monta en este modelo el climatizador. Como Jalabert, este modelo también es un ganador nato.El duelo entre estos dos modelos se tendría que resolver con la "foto finish", ya que en aceleraciones y recuperaciones son muy similares. El León ofrece mejores consumos y unas cotas interiores más amplias, pero también resulta menos económico y menos equipado: el climatizador y las llantas de aleación se pagan aparte. Este Seat es un fichaje algo más caro, pero es de lo mejor de la categoría por eficacia y confort.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.