Lexus GS 430 V8 283 CV

La incorporación del motor V8 de 283 CV en el Lexus GS otorga un mayor grado de refinamiento a la berlina japonesa, inyecta mucha potencia y le permite enfrentarse sin complejos a modelos europeos de reconocido prestigio.

Lexus GS 430 V8 283 CV
Lexus GS 430 V8 283 CV

Para distinguir a la versión más potente del modelo japonés no ha hecho falta recurrir a complicadas soluciones estéticas. En el exterior, se ha montado una parrilla delantera más llamativa, con barrotes y contorno cromados, unas llantas de aleación de 17 pulgadas de cinco radios de aspecto deportivo y en la parte posterior unos pilotos con ópticas diferenciadas. El interior mantiene la disposición de elementos del modelo menos potente, pero amplía el equipamiento con un volante multifunción de madera y cuero en el que se incluyen los mandos del equipo de alta fidelidad y del sistema de control de velocidad de crucero, todo de serie, por supuesto; también es novedad el sensor automático de polen con filtro de carbón activado. Se han adornado algunos elementos con biseles cromados en los relojes del tablero de instrumentos y en la palanca de cambios. En el capítulo de seguridad, recibe algunas mejoras con la incorporación de airbags de cortina y cristales laterales con recubrimiento hidrófugo.En su interior, se sigue respirando un ambiente cálido y bastante acogedor, aunque no llega al estilo de algunos modelos británicos, ni a la practicidad de otros alemanes. Sin embargo, la comodidad es extraordinaria; la infinidad de posibilidades que ofrece la combinación de los reglajes eléctricos de asiento y volante permiten encontrar una posición de conducción casi perfecta, en unos asientos amplios y cómodos. Tan sólo el pedal de accionamiento del freno de estacionamiento incomoda en algunas ocasiones: se encuentra muy cerca del reposapiés izquierdo y es fácil golpearse con él o accionarlo involuntariamente. Si los ocupantes de las plazas delanteras gozan de espacio y notable comodidad, lo mismo ocurre con los pasajeros de las traseras, que es donde se disfruta probablemente, en mayor medida. La cota de anchura es amplia —siempre que no viajen más de dos adultos, pues el túnel de transmisión es bastante voluminoso— y el espacio para las piernas también resulta muy satisfactorio. Una de las características más destacables del modelo es el confort de marcha propiciado por la ausencia de ruido y vibraciones. Por carreteras o autopistas con el pavimento en buen estado apenas llega el sonido del motor hasta el habitáculo y sólo se “cuelan" algunos decibelios, provocados por el techo practicable y en menor medida por la propia rodadura, al superar las velocidades legales.