Lancia Lybra 2.0 LX

Agradable, suave y con muchos detalles. Así es el Lancia Lybra con el motor de cinco cilindros y dos litros. No es una opción para cualquiera, sino para aquellos que aprecien una serie de pequeños lujos y trato exquisito, aunque salga algo más caro.

Lancia Lybra 2.0 LX
Lancia Lybra 2.0 LX

El motor de esta versión dos litros no es otro que el que se emplea en otros modelos del Grupo, como son el Fiat Marea o el Bravo HGT. No tiene excesiva fuerza a bajo régimen, pero, cuando se superan las 3.000 rpm, aparece la recompensa de la espera. De ahí hasta el corte sube bien de vueltas con una fuerte respuesta y un sonido agradable, de poderío, pero lo suficientemente amortiguado para que no moleste, dejando escuchar una melodía que parece se ha buscado intencionadamente. A medida que se va ganando velocidad, el sonido queda proporcionalmente más amortiguado, quedando un murmullo nada desagradable de fondo. Rresulta en general bastante silencioso hasta 180 km/h. Tan sólo a partir de 200 km/h el nivel puede llegar a ser algo molesto. En especial por un agudo silbido aerodinámico que podría provenir de los espejos retrovisores. Ese silbido comienza a aparecer a partir de 180 km/h y hacerse constante superados los 200. No existe una norma fija, a veces lo hace antes y otras veces después, e incluso depende de si circulamos en curva o en recta.