Jaguar XKR-S

Los coleccionistas de automóviles de lujo están de enhorabuena. Jaguar acaba de sacar una edición limitada de su XKR denominada S que, entre otras particularidades, recibe el honor de ser el Jaguar de serie más veloz desde que se fabricara el XJR. Se construirán sólo 200.

Jaguar XKR-S
Jaguar XKR-S

Es muy posible que en tu vida no consigas cruzarte con el nuevo XKR-S, pero te aseguro que si lo haces, te darás cuenta enseguida por lo bonito y elegante que es. Sólo se fabricarán 200 unidades, por lo que las probabilidades de ver uno por la calle son muy reducidas. Tras conducirlo por los alrededores de Londres –reconozco que lo de conducir por la izquierda no es lo mío, y si no que se lo digan a los británicos que me daban luces cada vez que invadía su carril después de cada cruce-, Jaguar nos brindó la oportunidad de probarlo en la pista de pruebas que la marca tiene en Gaydon, su sede. Con el húmedo clima típico de la zona y rodeados de prototipos de Aston Martin que nos adelantaban como obuses, el futuro XF-R y algún que otro Land Rover de extraño camuflaje, pudimos exprimir las posibilidades de su bastidor a fondo.En realidad no se trata de una versión que cambie radicalmente con respecto al XKR convencional. De hecho, los dos montan la misma mecánica, caja de cambios o esquema de suspensiones. Las diferencias están, aparte de la estética o acabado, en el tarado de la suspensión, frenos, dirección, llantas y neumáticos y la gestión electrónica del motor. Así mantiene el V8 de 416 caballos sobrealimentado por un compresor Eaton; la novedad radica en que se ha aumentado el límite electrónico de velocidad de los 250 km/h del XKR a 280 km/h, convirtiéndose así en el Jaguar de serie más rápido. Si a esto le sumamos los 5,2 segundos que tarda en acelerar de 0 a 100 km/h según datos oficiales, entendemos el porqué este modelo está dentro de la elite de los super deportivos.En el apartado dinámico incluye muelles y amortiguadores más firmes, que siguen gestionados por el sistema CAT-S de amortiguación variable, una dirección un 10 por ciento más directa y un conjunto llanta-neumático que bajan la altura libre al suelo 10 mm. Emplea unas enormes llantas Vortex de 20 pulgadas y 14 radios con neumáticos Pirelli PZERO 255/35 delante y 295/30 detrás. A esto hay que sumarle el equipo de frenos Alcon que el XKR convencional ofrece en opción, con discos de 400 mm de diámetro en el tren delantero y de 350 mm en el trasero, con pinzas de seis pistones pintadas en rojo. Además, incorpora un específico faldón delantero que añade un 20 por ciento más de carga aerodinámica delante. Detrás se aumenta esta carga en un 60 por ciento a alta velocidad con un alerón ubicado sobre el maletero y un difusor en la parte inferior.El resultado es un coche con un tren delantero más ágil y directo. De hecho reduce el ligero carácter subvirador del XKR y se convierte en un modelo más efectivo en el cambio de trayectoria y a la entrada en curva. Por culpa de la lluvia no pudimos comprobar la veracidad de los cambios que afectan a la velocidad máxima o a la carga aerodinámica pero, a pesar de las condiciones, la anchura y longitud de la pista de pruebas nos permitió quedarnos muy cerca y todo apunta a que se cumplan.Las 200 unidades vienen pintadas en color negro “Ultimate Black", con el interior a juego y un elegante tapizado del techo en ante del mismo color. Incluye un sistema de sonido Bowers and Wilkins con sonido envolvente y 525W, navegador con pantalla a color, conexión telefónica por Bluetooth, puerto USB y adaptador para el iPod. Se pone a la venta el próximo mes de junio con un precio final de 129.500 euros. Hasta que llegue el futuro XF-R, que en teoría ha de estrenar el nuevo motor V8 de 5 litros –en enero durante el Salón de Detroit-, el XKR-S queda como la opción más deportiva de Jaguar, una marca que acaba de recibir una importante inyección económica por parte de Tata, su nuevo dueño, y que se consolida como la alternativa a las tradicionales marcas premium alemanas.Es muy posible que en tu vida no consigas cruzarte con el nuevo XKR-S, pero te aseguro que si lo haces, te darás cuenta enseguida por lo bonito y elegante que es. Sólo se fabricarán 200 unidades, por lo que las probabilidades de ver uno por la calle son muy reducidas. Tras conducirlo por los alrededores de Londres –reconozco que lo de conducir por la izquierda no es lo mío, y si no que se lo digan a los británicos que me daban luces cada vez que invadía su carril después de cada cruce-, Jaguar nos brindó la oportunidad de probarlo en la pista de pruebas que la marca tiene en Gaydon, su sede. Con el húmedo clima típico de la zona y rodeados de prototipos de Aston Martin que nos adelantaban como obuses, el futuro XF-R y algún que otro Land Rover de extraño camuflaje, pudimos exprimir las posibilidades de su bastidor a fondo.En realidad no se trata de una versión que cambie radicalmente con respecto al XKR convencional. De hecho, los dos montan la misma mecánica, caja de cambios o esquema de suspensiones. Las diferencias están, aparte de la estética o acabado, en el tarado de la suspensión, frenos, dirección, llantas y neumáticos y la gestión electrónica del motor. Así mantiene el V8 de 416 caballos sobrealimentado por un compresor Eaton; la novedad radica en que se ha aumentado el límite electrónico de velocidad de los 250 km/h del XKR a 280 km/h, convirtiéndose así en el Jaguar de serie más rápido. Si a esto le sumamos los 5,2 segundos que tarda en acelerar de 0 a 100 km/h según datos oficiales, entendemos el porqué este modelo está dentro de la elite de los super deportivos.En el apartado dinámico incluye muelles y amortiguadores más firmes, que siguen gestionados por el sistema CAT-S de amortiguación variable, una dirección un 10 por ciento más directa y un conjunto llanta-neumático que bajan la altura libre al suelo 10 mm. Emplea unas enormes llantas Vortex de 20 pulgadas y 14 radios con neumáticos Pirelli PZERO 255/35 delante y 295/30 detrás. A esto hay que sumarle el equipo de frenos Alcon que el XKR convencional ofrece en opción, con discos de 400 mm de diámetro en el tren delantero y de 350 mm en el trasero, con pinzas de seis pistones pintadas en rojo. Además, incorpora un específico faldón delantero que añade un 20 por ciento más de carga aerodinámica delante. Detrás se aumenta esta carga en un 60 por ciento a alta velocidad con un alerón ubicado sobre el maletero y un difusor en la parte inferior.El resultado es un coche con un tren delantero más ágil y directo. De hecho reduce el ligero carácter subvirador del XKR y se convierte en un modelo más efectivo en el cambio de trayectoria y a la entrada en curva. Por culpa de la lluvia no pudimos comprobar la veracidad de los cambios que afectan a la velocidad máxima o a la carga aerodinámica pero, a pesar de las condiciones, la anchura y longitud de la pista de pruebas nos permitió quedarnos muy cerca y todo apunta a que se cumplan.Las 200 unidades vienen pintadas en color negro “Ultimate Black", con el interior a juego y un elegante tapizado del techo en ante del mismo color. Incluye un sistema de sonido Bowers and Wilkins con sonido envolvente y 525W, navegador con pantalla a color, conexión telefónica por Bluetooth, puerto USB y adaptador para el iPod. Se pone a la venta el próximo mes de junio con un precio final de 129.500 euros. Hasta que llegue el futuro XF-R, que en teoría ha de estrenar el nuevo motor V8 de 5 litros –en enero durante el Salón de Detroit-, el XKR-S queda como la opción más deportiva de Jaguar, una marca que acaba de recibir una importante inyección económica por parte de Tata, su nuevo dueño, y que se consolida como la alternativa a las tradicionales marcas premium alemanas.