Hyundai XG 3.0 V6

La firma coreana inicia su andadura en el segmento de los vehículos de representación con su XG, una berlina de gran tamaño que incorpora numerosas novedades como su motor V6 de 192 CV y la presencia del cambio secuencial con cinco velocidades.

Hyundai XG 3.0 V6
Hyundai XG 3.0 V6

El comportamiento dinámico del Hyundai XG no es precisamente lo más destacado. Vaya por delante que el coche ofrece un buen grado de seguridad en cualquier circunstancia, pero la presencia de unas suspensiones blandas y unos neumáticos de perfil alto hacen que el coche subvire demasiado en zonas viradas y en cuanto que el asfalto no esté liso como un espejo se notan oscilaciones verticales de la carrocería que restan mucha confianza al conductor, al margen de que resultan sumamente incómodas para los ocupantes del coche. Los frenos, un apartado importante en un vehículo con casi 1,7 toneladas de peso y cambio automático, realizan bien su trabajo y, aunque las distancias de frenado no son muy cortas, son infatigables con el trabajo duro. El equipamiento de serie del Hyundai XG es completo y no se puede añadir nada, ya que no existe lista de opciones. Su precio resulta muy competitivo con respecto a sus rivales más directos, aunque a algunos les pueda resultar un tanto elevado desembolsar casi 5,3 millones de pesetas por un vehículo de estas características.