Fiat Barchetta 1.8 16v

Nos resultará complicado llevar a la familia de vacaciones o acudir a la compra. Sin embargo, este Barchetta es ideal para disfrutar de una conducción deportiva y para… presumir de automóvil.

Fiat Barchetta 1.8 16v
Fiat Barchetta 1.8 16v

Si estamos pensando en ampliar la familia, o en algo menos complicado como ir al “súper" a comprar para toda la semana; entonces, decididamente, tendremos que desechar la idea de adquirir un Barchetta.Este Fiat es un coche perfectamente válido para salir a pasear con un amigo en descapotable; para dejarlo aparcado cerca de una terraza donde nos tomamos un aperitivo o para dar paseos mientras los últimos rayos de sol caen sobre nuestras cabezas. Fuera de estas aplicaciones, el Barchetta se nos va a quedar pequeño. No nos servirá como coche de batalla para llevar a los niños al colegio o para ir a la compra, ni siquiera para ir a trabajar bajo la lluvia –con la capota echada resulta bastante agobiante-. En definitiva, el Barchetta es “el tercer coche de la casa".Exteriormente rebosa deportividad por los cuatro costados. Estamos ante un biplaza de agradables líneas redondeadas en el que destaca la capota de lona de accionamiento manual, y elementos rácing tales como el doble escape con embellecedor cromado o las llantas de aleación de 15 pulgadas.En el interior, encontramos un salpicadero con un diseño sobrio y algo anticuado, pero elegante y que combina materiales en color negro y metalizado mate. El salpicadero está cuajado de instrumentos; esta característica se hace verdaderamente patente en la consola central en la que hallamos las toberas del aire, el pulsador de luces de emergencia, la radio, los mandos del aire acondicionado, el interruptor de reglaje de los espejos retrovisores, el reloj, los botones de las luces antiniebla, los de los elevalunas eléctricos, y, por fin, la palanca de cambios. Los relojes (velocímetro, cuentarrevoluciones e indicador de nivel de combustible) se encuentran encastrados en el salpicadero, detrás del volante (de tres radios y de adecuado diámetro, por reducido).En las puertas tenemos unas bolsas de cuero a modo de guantera, donde apenas caben unos cuantos papeles, el accionador del cierre centralizado y la maneta de apertura. Y hablando de maneta, muy curiosa es la exterior. Hay que apretar un botoncito y se levanta un tirador, accionándolo, abrimos la puerta. Te ofrecemos una imagen del mecanismo junto a este párrafo. La capacidad del maletero es mínima, tan sólo 180 litros.

Los mejores vídeos