Falsas apariencias

A primera vista, el Agila aparece como un vehículo pequeño, predominantemente urbano y, en autopista, poco amigo del carril izquierdo. Sin embargo, una segunda ojeada puede revelar mucho más, ya que este automóvil de la marca alemana sorprende por su habitabilidad interior y por su comportamiento fuera de la ciudad.

Opel Agila 1.2
Opel Agila 1.2

El precio es la mejor baza del Atos frente al Agila, aunque su mecánica y prestaciones son inferiores. Si lo que buscamos es equipamiento, por 9.350 euros podemos acceder a la versión Full de este modelo, que incluye aire acondicionado y airbag de acompañante de serie y ofrece la posibilidad de montar ABS. A pesar de situarse en un escalón superior, la versión básica del Matrix puede estar entre los rivales del Agila al ser un modelo más potente y completo. Aunque hay que pagar 3.640 euros (600.000 pesetas) más por este Hyundai, para muchos merecerá la pena contar con más espacio y mejores prestaciones. El Twingo también se presenta como un poderoso rival del Agila, pues posee un motor de prestaciones similares y un consumo más ajustado. Su precio es ligeramente superior, pero cuenta con la ventaja de una estética que tiene muchos seguidores Si nos fijamos en el precio, el Arosa puede plantar cara al Agila, a pesar de ofrecer prestaciones inferiores. Este modelo, eminentemente urbano, será el objetivo preferente de los más caprichosos, que basarán su elección en una estética deteminada, aunque tendrán que pagar más si quieren contar con mejores cifras de aceleraciones y adelantamientos. El precio es la mejor baza del Atos frente al Agila, aunque su mecánica y prestaciones son inferiores. Si lo que buscamos es equipamiento, por 9.350 euros podemos acceder a la versión Full de este modelo, que incluye aire acondicionado y airbag de acompañante de serie y ofrece la posibilidad de montar ABS. A pesar de situarse en un escalón superior, la versión básica del Matrix puede estar entre los rivales del Agila al ser un modelo más potente y completo. Aunque hay que pagar 3.640 euros (600.000 pesetas) más por este Hyundai, para muchos merecerá la pena contar con más espacio y mejores prestaciones. El Twingo también se presenta como un poderoso rival del Agila, pues posee un motor de prestaciones similares y un consumo más ajustado. Su precio es ligeramente superior, pero cuenta con la ventaja de una estética que tiene muchos seguidores Si nos fijamos en el precio, el Arosa puede plantar cara al Agila, a pesar de ofrecer prestaciones inferiores. Este modelo, eminentemente urbano, será el objetivo preferente de los más caprichosos, que basarán su elección en una estética deteminada, aunque tendrán que pagar más si quieren contar con mejores cifras de aceleraciones y adelantamientos. El precio es la mejor baza del Atos frente al Agila, aunque su mecánica y prestaciones son inferiores. Si lo que buscamos es equipamiento, por 9.350 euros podemos acceder a la versión Full de este modelo, que incluye aire acondicionado y airbag de acompañante de serie y ofrece la posibilidad de montar ABS. A pesar de situarse en un escalón superior, la versión básica del Matrix puede estar entre los rivales del Agila al ser un modelo más potente y completo. Aunque hay que pagar 3.640 euros (600.000 pesetas) más por este Hyundai, para muchos merecerá la pena contar con más espacio y mejores prestaciones. El Twingo también se presenta como un poderoso rival del Agila, pues posee un motor de prestaciones similares y un consumo más ajustado. Su precio es ligeramente superior, pero cuenta con la ventaja de una estética que tiene muchos seguidores Si nos fijamos en el precio, el Arosa puede plantar cara al Agila, a pesar de ofrecer prestaciones inferiores. Este modelo, eminentemente urbano, será el objetivo preferente de los más caprichosos, que basarán su elección en una estética deteminada, aunque tendrán que pagar más si quieren contar con mejores cifras de aceleraciones y adelantamientos. El precio es la mejor baza del Atos frente al Agila, aunque su mecánica y prestaciones son inferiores. Si lo que buscamos es equipamiento, por 9.350 euros podemos acceder a la versión Full de este modelo, que incluye aire acondicionado y airbag de acompañante de serie y ofrece la posibilidad de montar ABS. A pesar de situarse en un escalón superior, la versión básica del Matrix puede estar entre los rivales del Agila al ser un modelo más potente y completo. Aunque hay que pagar 3.640 euros (600.000 pesetas) más por este Hyundai, para muchos merecerá la pena contar con más espacio y mejores prestaciones. El Twingo también se presenta como un poderoso rival del Agila, pues posee un motor de prestaciones similares y un consumo más ajustado. Su precio es ligeramente superior, pero cuenta con la ventaja de una estética que tiene muchos seguidores Si nos fijamos en el precio, el Arosa puede plantar cara al Agila, a pesar de ofrecer prestaciones inferiores. Este modelo, eminentemente urbano, será el objetivo preferente de los más caprichosos, que basarán su elección en una estética deteminada, aunque tendrán que pagar más si quieren contar con mejores cifras de aceleraciones y adelantamientos.